«Se puede ser sensual sin poner cara de mala» – GENTE Online
 

"Se puede ser sensual sin poner cara de mala"

Actualidad
Actualidad

Los leños arden en la chimenea, afuera llueve y hace un frío poco común para la época del año. Carola del Bianco (del 28 de diciembre de 1976, 87-69-91 de perfección, modelo top desde hace más de diez años), una de las mujeres más lindas de la Argentina, completa el cuadro envuelta en un suéter grueso. Hace unos días estaba en Punta del Este, firmando autógrafos en la Dotto Beach -donde ya casi es una veterana, rodeada de modelos teens en ascenso-, disfrutando del sol junto a su novio, Paquito Mayorga. Ahora, instalada en su refugio de Villa La Angostura, su lugar en el mundo, Carola se acurruca en un sillón y habla con GENTE. Se cuida de temas clave como el casamiento, las cirugías y su labor solidaria que lleva adelante desde hace muchos años, cuando empezó a colaborar con la escuela de uno de sus hermanos, Andrés, con síndrome de Down. Anualmente hace donaciones y desfiles para colaborar con la Fundación Facsy, el Proyecto A upa y el Instituto María Santísima de la Luz, una escuela-hogar para 300 chicos. Pero vamos a ella.

-Debutaste como modelo a los 15 -hace más de una década- y seguís vigente. ¿Cuál es tu fórmula?
-Trabajar sin parar. El reconocimiento de la gente vino sin buscarlo. La gente sigue siendo muy cálida conmigo, aunque no me considero alguien digno de admirar.

-¿Por qué? ¿A quién admirás?
-A mi abuela Consuelo, que tiene 92 años y es un ángel. También a mi abuela Matilde, que me enseñó a tejer aunque nunca lo haré como ella. O por ejemplo, hoy leí en GENTE una nota a una médica de 92 años y me conmovió (N. de la R.: Eugenia Sacerdote de Lustig, distinguida en 1998 como Médico del año, y que a pesar de su ceguera sigue investigando y luchando contra el cáncer). Admiro a la gente con fortaleza de espíritu, que lucha más allá de los obstáculos.

-¿Cuáles son las causas que te preocupan?
-Ayudar a los demás es importante en mi vida, aunque no me gusta decirlo. Colaboro con la fundación Un Mundo Mejor, que presiden Carlos Bianchi, Jorge Guinzburg y Daniel Comba. El proyecto es crear hogares y escuelas para chicos de todo el país. El primero, casi concluido, es en San Marcos Sierra y estará a cargo de la hermana Teresa Varela. Es un complejo de 10 hectáreas con huerta, escuela, panadería, capilla, cancha de fútbol y brindará ayuda a 2.500 chicos. En la página de Internet www.porunmundomejor.org.ar se explica cómo se puede colaborar.

-¿Por qué tanta reserva con este tema?
-Prefiero hacer más que decir. Ayudo porque lo siento en mi corazón, no para que sea público. Aunque sé que puedo usar mi nombre para que más gente se sume al proyecto.

-Tenés un perfil muy bajo. ¿Por qué?
-Es una elección. Prefiero no salir tanto en revistas y que la gente me reconozca por mis trabajos. Cuando empecé en este ambiente, hablé mucho de mi vida y no me hizo bien. A los medios les agradezco todo lo que me ayudaron a crecer, pero trato de salvar mi intimidad.

-¿Tenés proyectos fuera del mundo fashion?
-Hay algo, tiene que ver con la televisión y la conducción.

-Creciste en una familia de cinco hermanos. ¿Te gustaría tener muchos hijos?
-Me encantaría. Con mi novio (Paquito Mayorga) soñamos con formar una familia numerosa. Pero no es el momento. Me conformo con mi ahijada, Agustina, de un año, que la adoro. Cuando tenga hijos quiero dedicarles todo el tiempo que se merecen, y hoy por hoy no puedo.

-¿Cómo te imaginás dentro de 20 años?
-Trato de vivir cada instante de la vida. No me puedo proyectar de acá a 20 años porque uno se va formando de acuerdo con las experiencias. Quisiera mirar para atrás y ver que aproveché todas las oportunidades que se me dieron.

-¿Le tenés miedo al paso del tiempo?
-No, para nada. El cuerpo se deteriora, y es normal. Mi sueño es llegar a viejita enriquecida en mi interior, como mis abuelas. No toda estirada y vacía.

-¿Te cuidás?
-Hago mucha gym. No hago dieta, pero sigo los consejos de un nutricionista. Camino mucho, juego al tenis y trato de pasar mucho tiempo en contacto con la naturaleza.

-¿No pensaste en hacer carrera internacional?
-No. Hace nueve años que estoy de novia y aposté al amor. Este año me lancé impulsada por la situación del país. Me costó, probé suerte en Miami, me fue bien, y ya estoy de vuelta. A veces nos tocan cambios inesperados, hay que aceptarlos. Animarse.

-¿Te definís como la chica dulce con la que todos quieren casarse más que como una bomba sexual?
-Puede ser. Los fotógrafos me dicen: "Con el cuerpo que tenés, deberías posar más fuerte". Pero creo que se puede ser sensual sin poner cara de mala (risas). ¿Sabés qué me escriben los fans? Que quieren llevarme al altar...

-¿Y tu novio?
-(Se pone nerviosa). No quiero ni hablar de casamiento. Estoy re enamorada de Paquito y por eso sigo al lado de él. Pero no quiero seguir hablando de mi vida privada.

por María Noel Alvarez
fotos: Santiago Turienzo
producción: Sofía Delger
(Agradecemos a Caro Cuore, Natalia Antolín, Lucrecia Gamundi)

Más de una década de carrera constante. Las nuevas generaciones de modelos no pudieron quitarle un lugar que ella mantiene a fuerza de estilo, personalidad e inocencia.

Más de una década de carrera constante. Las nuevas generaciones de modelos no pudieron quitarle un lugar que ella mantiene a fuerza de estilo, personalidad e inocencia.

El cuerpo se deteriora, y es normal. Mi sueño es llegar a viejita enriquecida en mi interior, como mis abuelas. No toda estirada y vacía"">

"El cuerpo se deteriora, y es normal. Mi sueño es llegar a viejita enriquecida en mi interior, como mis abuelas. No toda estirada y vacía"

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig