Se fue pero nos dejó su música – GENTE Online
 

Se fue pero nos dejó su música

Actualidad
Actualidad

John, Paul, George y Ringo. Para varias generaciones de fans, los cuatro nombres de los Beatles parecían inseparables, indivisibles y eternos, destinados a acompañarnos durante toda la vida. Ahora, sin embargo, al profundo golpe que hace poco más de dos décad
as produjo el asesinato de John Lennon, se suma la muerte de George Harrison, que perdió su intensa batalla contra el cáncer.

Aunque no hay documentación que lo pruebe, George Harrison seguramente nació con una sonrisa socarrona en la cara. Y tal vez se haya ido con el mismo gesto. Porque si bien siempre se lo conoció como El Beatle serio, El más tímido y hasta El Beatle triste, en realidad su característica más sobresaliente fue un profundo y cínico humor inglés. El mes pasado, sin ir más lejos, se editó su última grabación en vida: el tema Horse to the water, para el disco de su amigo Jools Holland. Los fans, que ya estaban preocupados por la salud de su ídolo, no podían creer el nombre de la editorial musical de esa canción: RIP Ltd. 2001 (o sea QEPD 2001). Increíble, el mismo humor que exhibió en la primera grabación de los Beatles, cuando el productor George Martin les preguntó si todo había salido bien o si algo no les había gustado. "Ante todo, no me gusta tu corbata," contestó Harrison.

Creció y vivió a la sombra de dos compositores de la altura de John Lennon y Paul McCartney. Tal vez no fue tan famoso ni su leyenda tan rutilante, pero su influencia en la música de los Beatles no debe ser desestimada en absoluto. George era tres años menor que Lennon y aún así le enseñó nuevos acordes y a tocar la guitarra. Tenía un sonido de rock and roll moldeado por sus ídolos Chuck Berry y Carl Perkins, tal como suena en la guitarra líder de las primeras canciones, como Sally la lunga y Anochecer de un día agitado. Después aportó el misticismo hindú y se animó a incorporarle el exótico timbre del sitar a canciones pop como Madera noruega, además de forjar el sonido psicodélico del final de la década de los sesenta.

A pesar de esos aciertos, sus canciones con los Beatles fueron pocas, por ejemplo verdaderos clásicos como Guitarra vas a llorar, Aquí llega el sol y Algo, la única composición suya que lanzaron como simple (y fue un éxito de ventas). También está la cáustica ironía de temas como Recaudador de impuestos y Cerditos.

Ringo, George, Paul y John. Juntos, como los recuerdan todos. Aquí con la clásica estampa de su primer viaje a los Estados Unidos.

Ringo, George, Paul y John. Juntos, como los recuerdan todos. Aquí con la clásica estampa de su primer viaje a los Estados Unidos.

Una de sus últimas apariciones públicas fue en el mes de agosto, durante un alto de sus sesiones 
de quimioterapia en Suiza.

Una de sus últimas apariciones públicas fue en el mes de agosto, durante un alto de sus sesiones
de quimioterapia en Suiza.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig