Rubia, argentina, porteña… ¡y reina de Holanda! – GENTE Online
 

Rubia, argentina, porteña... ¡y reina de Holanda!

Actualidad
Actualidad

La Princesa de los Países Bajos, Princesa de Orange-Nassau, Señora de Amsberg y ahora, lunes 28 de enero de 2013 –aunque no asumió–, Reina de Holanda, Su Majestad Máxima Zorreguieta Cerruti Carricart, primera hija (luego llegaron Martín, Juan e Inés) de Jorge y Carmen, nació en Buenos Aires el 17 de mayo de 1971. De clase media alta, cursó el secundario en el prestigioso Northlands School, y se graduó en Ciencias Económicas en la UCA en 1995. Su especialidad: software para mercados financieros. Su entrenamiento, del ’92 al ’95, fue en el Departamento de Ventas de la empresa Boston Securities. Decidida a seguir creciendo en su profesión, recaló en el corazón del mundo del dinero: Nueva York, en 1996. En apenas dos años llegó a ser vicepresidenta de HSBC James Capel Inc. Y aun fue poco: ocupó el mismo cargo en Dresdner Kleinwort Benson, y en el Deutsche Bank en Nueva York y Bruselas. Hasta aquí, estas líneas –casi un currículum– hablan de una joven destinada a triunfar en la Gran Manzana. Pero el Destino tenía reservado para ella otro papel.

UNA NOCHE EN SEVILLA. Marzo, 1999. La ciudad andaluza, de claveles y toros, desplegó su gran Expo. Allí, medio mundo: desde tenores y sopranos hasta millonarios y sencillos hombres y mujeres de pueblo, iluminados todos por fuegos artificiales que casi borraron el cielo. Entre la multitud, el príncipe Guillermo de Holanda, hijo de la reina Beatriz, con su severa comitiva. Y entre esa misma muchedumbre, Máxima con unas amigas. De pronto, música, y Guillermo la vio, y fue hasta su mesa, y le tomó la mano, y bailaron... Al otro día, él volvió a los asuntos de Estado, y ella, a los asuntos bancarios neoyorquinos. Pero ya eran otros. Guillermo (Willem Alexander, en realidad) la cercó cada día por teléfono. Y ella, según sus amigas y compañeras de trabajo, “por primera vez perdió su concentración en los números”.

SE VA LA SEGUNDA. Dos semanas más tarde, Guillermo aterrizó en Nueva York con su avión privado. Fue tan amor a primera vista que en julio, tres meses después de la danza sevillana, Máxima cruzó los enormes portales del castillo y afrontó la prueba de fuego: el cara a cara con la Reina, que ya había rechazado a otras novias de Guillermo: mujer –dicen– durísima... Navegaron dos días a bordo del Dragón Verde, el yate de la familia real, por las costas de Toscana. Según la comitiva, “Beatriz quedó encantada con Máxima, aunque le marcó claramente que su amor por Guillermo debía reflejarse en el rígido protocolo de la Corona”. Y al otro día, el Imprimatur: el vocero de la Casa Real admitió –fríamente, eso sí– la existencia de “un vínculo entre el Príncipe y Máxima Zorreguieta”.

Leé la nota completa en la últiam edición de Gente. Máxima vivía en el porteño Barrio Norte. Estudió en el colegio Northlands, se graduó en Economía en la UCA y se fue a trabajar a Nueva York. En 1999, en Sevilla, conoció a Guillermo de Orange a través de una amiga (Cynthia Kaufman). Dos años más tarde se comprometieron, con el consentimiento del Parlamento holandés. El 2 de febrero de 2002, vestida con un Valentino ingresó en la Nieuwe Kerk (Iglesia Nueva), situada en la Plaza Dam, junto al Palacio Real de Amsterdam, del brazo de su pareja, para sellar su amor. Ya eran marido y mujer.

Máxima vivía en el porteño Barrio Norte. Estudió en el colegio Northlands, se graduó en Economía en la UCA y se fue a trabajar a Nueva York. En 1999, en Sevilla, conoció a Guillermo de Orange a través de una amiga (Cynthia Kaufman). Dos años más tarde se comprometieron, con el consentimiento del Parlamento holandés. El 2 de febrero de 2002, vestida con un Valentino ingresó en la Nieuwe Kerk (Iglesia Nueva), situada en la Plaza Dam, junto al Palacio Real de Amsterdam, del brazo de su pareja, para sellar su amor. Ya eran marido y mujer.

Todos los Zorreguieta (los padres, Jorge y María del Carmen, y Martín, el hermano) junto a la familia real (Beatriz, y sus hijos Guillermo, Juan Friso y Constantino, con sus esposas).

Todos los Zorreguieta (los padres, Jorge y María del Carmen, y Martín, el hermano) junto a la familia real (Beatriz, y sus hijos Guillermo, Juan Friso y Constantino, con sus esposas).

A las 15:03 del lunes 28, Máxima se convirtió en Reina de los Países Bajos, luego del discurso que dio su suegra en cadena nacional y con alcance mundial. El 30 de abril será la ceremonia de traspaso de cargos en el Salón de los Corregidores del Palacio Real.

A las 15:03 del lunes 28, Máxima se convirtió en Reina de los Países Bajos, luego del discurso que dio su suegra en cadena nacional y con alcance mundial. El 30 de abril será la ceremonia de traspaso de cargos en el Salón de los Corregidores del Palacio Real.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig