¡Rompió el silencio! El chico de 15 años que mató a su familia a escopetazos confesó por qué cometió el brutal asesinato – GENTE Online
 

¡Rompió el silencio! El chico de 15 años que mató a su familia a escopetazos confesó por qué cometió el brutal asesinato

El joven parricida fue detenido el viernes y brindó su declaración, la cual sorprendió a los investigadores del caso quienes señalaron una "frialdad mostrada por el menor y de falta de remordimiento".
Actualidad
Actualidad

Santiago (por cuestiones legales su apellido se mantiene en reserva), el chico de 15 años que mató a su madre, a su hermano de 10 años y a su padre el pasado martes, ya está entre rejas. En un centro de menores. 

“Santi”, como se lo conocía, dejó en shock a la ciudad española de ElcheAlicante, tras el triple crimen. Sin embargo, el viernes fue detenido y confesó: “He matado al papá, a la mamá y a mi hermano con la escopeta”. Declaración que los investigadores calificaron de "Fría".

Sobre esa línea, los encargados del caso de este triple crimen señalaron estar asombrados por la frialdad mostrada por el menor. De su falta de remordimientos. Apenas han trascendido datos de la investigación, pero lo que se conoce por ahora describe a un chico tímido, retraído en el colegio y, sin embargo, activo en redes y, sobre todo, apasionado -casi adicto- por un juego de la PlayStatiom: el Fortnite.

Respecto a qué fue lo que desató la ira del menor, este relató: “He discutido por las notas”. Asimismo, según se supo por allegados a la familia y al parricida, el rendimiento escolar de Santiago, por lo general un buen estudiante, había bajado en los últimos meses.

Es que, sus últimas calificaciones no habían sido buenas, que hasta sus amigos se habían preocupado y le habían preguntado si le pasaba algo. En ese sentido, en casa surgieron las discusiones por las malas notas. La última, la tarde del martes 8 de febrero.

Detalles del hecho en primera persona

En tanto, Santiago relató a la Policía que su madre, Encarnación, de 52 años, le dijo que era “un vago, que ya estaba bien”. Su confesión, dada a conocer a medios locales, argumentaba: Me iba a quitar la consola [en referencia a la PlayStation]. Subí a mi habitación, me puse a pensar y agarré la escopeta”.

En ese marco, Santiago fue a buscar el arma a un cobertizo que hay junto a la vivienda, volvió a la casa y se acercó a la madre. El relato ante la Policía es tan frío como preciso: “Disparé dos veces a mi madre cuando estaba en la cocina. Un tiro por la espalda y luego la rematé”.

Los disparos alertaron a su hermano, Gonzalo de 10 años, que hizo el intento de huir. “Mi hermano intentó escapar, pero salí detrás de él y lo cacé antes”. Lo mató de un disparo.

Por otra parte, Santiago decidió esperar “cuatro o cinco horas” a su padre, Jaime, de 50 años, que estaba trabajando en el campo. ”Esperé a mi padre cuatro o cinco horas y le disparé al llegar”. En ese sentido, fuentes próximas a la investigación han precisado que el hombre alcanzó a decirle a su hijo: “Pero qué haces”. Finalmente, Santi lo remató de un tiro en la cabeza.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig