Risas & caballos: la reina Isabel II en la intimidad – GENTE Online
 

Risas & caballos: la reina Isabel II en la intimidad

A los 94 años, la monarca sorprende por su vitalidad. Más aun a quienes tienen el privilegio de conocerla en la intimidad.

"¿Cómo es realmente la reina?", se preguntan millones en todo el mundo y es el tema central en la nueva portada de People. La primera respuesta, que confirman desde su círculo íntimo y se evidencia en las imágenes extraoficiales de la reina Isabel II (94) es que "tiene una gran risa".

La escritora Sally Bedell Smith –autora de Elizabeth the Queen: The Woman Behind the Throne– sostiene que "es mucho más animada en privado que en público". Tuvo que sentarse en el trono antes de lo que hubiera deseado y siempre se mantuvo estoica ante la adversidad.

Se destaca por su sobriedad y corrección política cada vez que aparece en público. Sin embargo, no es igual cuando está sola o con su círculo íntimo. En medio de la cuarentena sorprendió a muchos ver cómo la reina Isabel II disfrutaba sus paseos a caballo en Norfolk, Sandrigham.

Muchas de las fuentes consultadas por Bedell Smith coinciden en el buen humor de la monarca. "Puedes oírla reír en toda esa casa grande", le dijeron. Otra de las cualidades de la reina, aparte de su buen talante, es la capacidad de reírse de sí misma. Según la escritora hay una conocida anécdota que avala esta definición.

En los 80', poco tiempo después de la boda del Príncipe Carlos con Diana Spencer, la Reina Isabel II estaba mirando la grabación de la ceremonia y al ver su imagen comentó: "La Reina dijo: '¡Ah! Ahí está mi cara de Miss Piggy'".

Aunque cumple estrictamente la etiqueta y los retratos oficiales la muestran seria, una vez el fotógrafo Barry Jeffrey, convocado para realizar las tomas con motivo del Jubileo de Diamante de la monarca en 2012, contó que ella en realidad se da ciertas licencias.

Angela Kelly, la modista de la monarca, relató que Isabel II pidió al fotógrafo que siguiera tomando imágenes mientras ella realizaba movimientos para formar diversas poses, simulando ser una modelo internacional. "Nos quedamos incrédulos. La Reina era natural", comentó Kelly, fascinada y añadió: "Barry y yo sentimos que estábamos experimentando algo realmente especial: un momento que nunca se repetirá".

Otra de las pasiones de la reina en la intimidad son sus animales. Cuando quiere relajarse pasea con su perro Candy. Visita a los ponis en su establo o aprovecha para realizar largas cabalgatas. "Ella entra en un modo pacífico cuando está con caballos", confesó Monty Roberts, especialista en equinos y consejero del palacio en este tema.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig