RIAL Y KAMPFER: “Estoy conociendo a alguien” – GENTE Online
 

RIAL Y KAMPFER: “Estoy conociendo a alguien”

Actualidad
Actualidad

Cuarenta y cinco días después de terminar una relación, uno puede empezar a conocer a alguien”, pregonaba hace unas semanas Jorge Rial (53) en su programa, Intrusos del espectáculo. Y, sabiendo que el hombre no deja nada librado al azar, entendemos que –más o menos– estaría en fecha para volver a pensar en el amor. Repasemos: el conductor fetiche de América oficializó su ruptura con Mariana Antoniale (27) y recuperó su condición de soltero codiciado a inicios de mayo pasado.

“Estamos separados hace un mes”, contaba Loly en GENTE los primeros días de junio. Ya habían pasado tres crisis y ésa, la tercera, fue la vencida. Hace un año, Jorge y Loly habían tenido su primera separación: aquella vez fue con munición gruesa y declaraciones de las que pocas veces se vuelve.

Pero, unos días después, volvieron. “Quiero recuperar su amor”, declaraba él, arrepentido. “Ahora la va a tener que remar”, desafiaba ella, que unos meses más tarde contaba: “Me ofreció casamiento y lo acepté”. Pero en marzo de 2015 volvieron a distanciarse y finalmente en junio, a un año exacto de su primera gran crisis, oficializaron su alejamiento.

¿El motivo? Diferencias entre Rocío, una de las hijas de JR, y Loly. “Si irrito a su hija no puedo estar con Jorge”, dijo ella. “Siempre voy a elegir a Rocío y Morena”, argumentó el dueño de Agustino. Pero, superado el período de cuarenta y cinco días, Jorge encontró una nueva candidata.

Ella, veintiún años menor, colorada y, bien a su estilo, súper combativa: Agustina Kämpfer (33), la ex del vicepresidente Amado Boudou. ¿Cómo define JR su nueva relación? “Estoy conociendo a alguien”, dijo en su sitio Big Bang News.

OTRA OPORTUNIDAD. En toda relación siempre existe un primer encuentro, un cruce de miradas, cierto histeriqueo. Y todo eso ocurrió el 19 de junio , en la inauguración del local en la avenida Santa Fe de Agustino, la marca de ropa de Jorge Rial.

Ese día hubo una gran ausente, la Niña Loly; el hombre argumentó que había faltado por cuestiones de trabajo. Ya estaban separados. Pero la presencia más llamativa fue la de Agustina Kämpfer, que llegó junto a la empresaria teatral Nara Ferragut, la celestina en esta historia entonces en ciernes.

Algunos apuestan que fue la manera de JR (un maestro en el arte de la comunicación) de comenzar a instalar a su nueva musa.

“No sé por qué Agustina fue a la inauguración del local de Agustino. Yo no armé la lista de invitados: hubo amigos que me putearon porque no fueron”, se excusó Rial.

Y, según su versión, la que dio el primer paso para el encuentro no fue otra que Kämpfer, haciendo honor a su apellido que en alemán significa “guerrera”, “luchadora”: “Ella me dijo de tomar un café para explicarme algunas cosas. Todavía no lo tomamos, pero no hay problema. El café lo pago yo, obvio”.

A partir de allí, el coqueteo mediático no paró más y los noteros del corazón no cesaron de perseguir a la periodista de Intratables, que ya había abandonado las huestas de Bailando por sun sueño.¿Ella? Los esquivó con la cintura de Mohammad Alí. Es que después de su relación con Amado Boudou (donde tuvo que dar explicaciones ante la Justicia, sea por el origen de los fondos que mantenían su revista, Minga, o por cómo compró algunas propiedades), las preguntas fueron para la pelirroja como el cuento de la buena pipa.

“Le pido disculpas a Agustina, que la meto en este lío, como si no tuviera otros... Debo reconocer que soy tóxico en este sentido, porque en torno a mis asuntos se arma despelote”, dijo Jorge Rial en uno de sus programas. Y, ese mismo día, tuvo tiempo para una frase más, quizá, una irónica comparación de la mujer que está conociendo con su ex: “Agustina es joven, linda e inteligente; no creo que se fije en un tipo como yo”. ¿Alguna concesión de la colorada?

Finalmente, el café llegó la semana pasada, y el contenido del encuentro fue muy bien guardado. “Ya me equivoqué una vez exponiendo mi vida”, explicó Rial. “¿Qué pasó en la reunión con Jorge? No me acuerdo, porque tomamos pisco sour y a mí me pone... se me sube. ¡Me olvidé de todo lo que hablamos!”, tiró Agustina. ¿Si volvería a repetirlo? “¿Por qué no?”, cerró ella, dejando la puerta más que abierta al amor.

EL VISTO BUENO DE ROCIO. Si Rocío, una de las hijas de Rial, es quien le bajó el pulgar a la Niña Loly, ahora fue la encargada de ponerle un “Like” a la relación entre su papá y la ex de Amado. Y, si para conquistar el corazón de Jorge primero hay que ganarse a sus hijas, digamos que Kämpfer viene haciendo los deberes a la perfección. Tanto, que el último sábado, Agustina compartió una tarde de campo junto a Rocío, Nara Ferragut y Julieta Camaño.

La niña (Rocío, claro) se encargó de fotografiarse junto a la joven que ahora ocupa el lugar que hasta hace poco menos de dos meses tenía la cordobesa Loly Antoniale. Todo un mensaje. ¿Uno más? El domingo, mientras su padre hacía reposo en su piso del Bajo Belgrano, Morena se acercó a los periodistas que hacían guardia en la calle y les ofreció unas empanadas. “Las hizo Agustina”, expresó entre irónica y provocadora.

Mientras las chicas se divertían disfrutando de la naturaleza y los periodistas le hacían guardia en la vereda de su casa, Jorge Rial hacía reposo después de sufrir un pico de estrés: “Se me hinchó el labio, la cara... Parecía el hombre elefante. Me hacía falta descansar: me dormí una siesta de tres horas”, explicó el lunes el conductor, que ya cumplió los 45 días que le indica su “protocolo de separación” y tiene la aprobación de sus chicas para empezar una nueva relación. ¿Cómo se siente? “Estoy feliz. Soy muy enamoradizo: no me gusta estar solo. ¿Rubia, morocha, colorada...? No distingo entre colores”.

Juntos pero separados. El fin de semana, el conductor guardó reposo en su piso del Bajo Belgrano, tras haber sufrido un pico de estrés. Después de cuatro días sin trabajar, el lunes regresó a Intrusos. Por su parte, Agustina compartió parte del fin de semana con Rocío, una de las hijas de Rial.

Juntos pero separados. El fin de semana, el conductor guardó reposo en su piso del Bajo Belgrano, tras haber sufrido un pico de estrés. Después de cuatro días sin trabajar, el lunes regresó a Intrusos. Por su parte, Agustina compartió parte del fin de semana con Rocío, una de las hijas de Rial.

¿Encuentro casual? El primer encuentro público entre Jorge y Agustina se dio el 19 de junio, en la inauguración del local de Agustino, la marca de ropa que el conductor creó junto a Gustavo Arce y Miguel Pires.

¿Encuentro casual? El primer encuentro público entre Jorge y Agustina se dio el 19 de junio, en la inauguración del local de Agustino, la marca de ropa que el conductor creó junto a Gustavo Arce y Miguel Pires.

Agustina asistió al lugar de la mano de Nara Ferragut, amiga de Rial y quien habría sido la celestina de la pareja.

Agustina asistió al lugar de la mano de Nara Ferragut, amiga de Rial y quien habría sido la celestina de la pareja.

¿Sólo café? “Me tomaría un café con Rial”, aceptó Kämpfer en una entrevista. “Okey, pero pago yo, obvio”, retrucó él. Después de varios días de amagues mediáticos, el veterano conductor y la joven periodista se reunieron en un café de Palermo, con la presencia de una amiga. Todo indica que la relación siguió adelante.

¿Sólo café? “Me tomaría un café con Rial”, aceptó Kämpfer en una entrevista. “Okey, pero pago yo, obvio”, retrucó él. Después de varios días de amagues mediáticos, el veterano conductor y la joven periodista se reunieron en un café de Palermo, con la presencia de una amiga. Todo indica que la relación siguió adelante.

A fines de julio de 2013, Jorge Rial y Loly Antoniale viajaron a Positano para lo que fue una luna de miel en familia. “Le juré amor eterno delante de Rocío y Morena”, contó en su momento el conductor, en lo que era el mejor momento de la pareja.

A fines de julio de 2013, Jorge Rial y Loly Antoniale viajaron a Positano para lo que fue una luna de miel en familia. “Le juré amor eterno delante de Rocío y Morena”, contó en su momento el conductor, en lo que era el mejor momento de la pareja.

Por su parte, Agustina Kämpfer conoció a Amado Boudou cuando él era ministro de Economía. Blanquearon su romance en agosto de 2009 y estuvieron juntos un lustro. En abril de este año, Agustina fue imputada junto al vicepresidente en una causa por enriquecimiento ilícito. Ya se habían separado en noviembre de 2014.

Por su parte, Agustina Kämpfer conoció a Amado Boudou cuando él era ministro de Economía. Blanquearon su romance en agosto de 2009 y estuvieron juntos un lustro. En abril de este año, Agustina fue imputada junto al vicepresidente en una causa por enriquecimiento ilícito. Ya se habían separado en noviembre de 2014.

Tercer ojo El sábado 25 de julio por la tarde Rocío, la hija de Jorge Rial, disfrutó de una tarde de campo junto a Agustina Kämpfer y sus amigas Julieta Camaño y Nara Ferragut. La periodista ya tiene la aprobación de las hijas de Rial, una green card para cualquier relación del conductor. Hace unos días, la otra hija de Jorge, Morena, se tomó una selfie con un tercer ojo hindú, todo un símbolo referente a la vida espiritual que persigue Kämpfer. Además, el domingo por la tarde la adolescente de 16 años convidó a los periodistas que esperaban a Rial con una bandeja de empanadas y les dijo: “Las hizo Agustina”. ¿Bromeó?

Tercer ojo El sábado 25 de julio por la tarde Rocío, la hija de Jorge Rial, disfrutó de una tarde de campo junto a Agustina Kämpfer y sus amigas Julieta Camaño y Nara Ferragut. La periodista ya tiene la aprobación de las hijas de Rial, una green card para cualquier relación del conductor. Hace unos días, la otra hija de Jorge, Morena, se tomó una selfie con un tercer ojo hindú, todo un símbolo referente a la vida espiritual que persigue Kämpfer. Además, el domingo por la tarde la adolescente de 16 años convidó a los periodistas que esperaban a Rial con una bandeja de empanadas y les dijo: “Las hizo Agustina”. ¿Bromeó?

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig