Renovada y lejos del protocolo – GENTE Online
 

Renovada y lejos del protocolo

Actualidad
Actualidad

Que hizo una dieta feroz, que se sometió a una lipo… Las versiones son muchas, pero poco se sabe acerca de las reales estrategias de Florencia Kirchner (17) para conquistar las nuevas medidas que luce en Pinamar. Lo concreto: la adolescente sorprendió con sus nuevos contornos. Pocos la reconocen –como todos los Kirchner, cultiva el bajo perfil en lo referente a su vida privada–, pero aquellos que lo logran especulan sobre la fórmula que le permitió mostrarse tan renovada, y con varios kilos menos. “Parece otra chica”, repiten sus vecinos del parador El Más Allá, que Roby, su dueño, convierte en un paraíso durante los 365 días del año.

¿La rutina de la hija presidencial? Cada día, dos flamantes 4x4 Toyota Hilux blancas se detienen en este oasis de la zona norte –más allá del balneario La Frontera, inaccesible para los de a pie–. Flor es la primera en bajar, seguida por sus amigas Catalina, Martina y Agustina. Y, lógico, sus custodios. Florkey –como se identifica en su fotolog– alterna sol, gaseosas light, las fotos junto a sus amigas y las caminatas por la orilla. Eso sí: nunca se sacó el short de jean. ¿Friolenta o vergonzosa? Pero la parte superior de su bikini negro fue suficiente para demostrar que la adolescencia le está sentando bien…

En su vida hubo otros cambios además de su figura. Por ejemplo, dejó de ser la nena de un papá presidente para convertirse en una señorita, hija de Cristina Fernández, la primera presidenta electa de la Argentina. Y por si fuera poco, su mamá fue la madrina de confirmación en el Instituto La Salle, de Florida, y le dijo adiós al flequillo rollinga.

Lo que no cambió es su destino preferido de vacaciones. Desde hace tres temporadas, Florencia y sus amigas se alojan en una suite de dos plantas del hotel cinco estrellas Terrazas al Mar –que perteneciera a Alfredo Yabrán–. La planta baja tiene un amplio living comedor, cocina americana, baño y un cuarto con dos camas. Y arriba está el dormitorio en suite de Flor. ¿El costo? Algo más de mil pesos por día.

Pero volvamos a la rutina veraniega de la menor de los K. De regreso de la playa, descansa un rato, y cuando cae el sol programa la salida nocturna. ¿Su opción preferida? Las pistas del complejo Ku-El Alma, como cualquier teen de estas arenas. Allí, Gustavo Palmer, el anfitrión, presenta a los mejores DJ’s. Y si bien a Florencia le encanta la música electrónica, también se entrega a full a la onda latina. ¿Su fuente de inspiración? La voz de Julieta Venegas.

Renovada”. Así la definen los testigos de sus ya clásicas vacaciones en Pinamar. Y, desde que perdió unos kilitos de más, casi tan coqueta como su mamá.

Como en los últimos tres años, Florencia viajó a la Costa con sus mejores amigas. Desde la orilla, feliz, les hace señales con su pareo amarillo.

Como en los últimos tres años, Florencia viajó a la Costa con sus mejores amigas. Desde la orilla, feliz, les hace señales con su pareo amarillo.

Desde el verano pasado, Flor se sometió a una dieta rigurosa y –dicen– una lipoaspiración. El resultado está a la vista: algo más de diez kilos ya son historia.

Desde el verano pasado, Flor se sometió a una dieta rigurosa y –dicen– una lipoaspiración. El resultado está a la vista: algo más de diez kilos ya son historia.

Flor y sus amigas se alojan en una suite de dos plantas del hotel cinco estrellas Terrazas al Mar. Precio: mil pesos (y pico) por día.

Flor y sus amigas se alojan en una suite de dos plantas del hotel cinco estrellas Terrazas al Mar. Precio: mil pesos (y pico) por día.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig