“Recién los voy a perdonar cuando me digan dónde está mi hija” – GENTE Online
 

“Recién los voy a perdonar cuando me digan dónde está mi hija”

Actualidad
Actualidad

Desde que la Corte Suprema de Justicia de Tucumán revocó la absolución de once de los trece imputados acusados del secuestro y desaparición de su hija, Susana Trimarco (59) es otra. Su rostro todavía refleja el sufrimiento y el llanto contenido durante los doce años que lleva su búsqueda, pero su mirada revela la satisfacción de haber comenzado a torcerle el brazo a la impunidad. Y por primera vez deja traslucir una sonrisa para las fotos: “Es un paso importante que el máximo tribunal me haya dado la razón, porque dejó demostrado que los jueces que fallaron en contra el año pasado (Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano) estaban comprados. Aunque mi lucha no termina aquí, porque no voy a parar hasta saber qué hicieron con Marita”, sostiene, mientras las radios y los principales portales de noticias anuncian en un mediodía caluroso la detención de María Jesús Rivero por lavado de dinero (absuelta en ambas sentencias y acusada de ser la autora intelectual del secuestro de su hija).

–¿Qué vieron los jueces de la Corte para condenar a los que antes habían sido absueltos por la Cámara Penal?
–La Corte de Tucumán no podía obviar los testimonios de las chicas que habían asegurado haber visto a Marita en los prostíbulos de La Rioja. Los únicos que hicieron caso omiso a esas afirmaciones fueron los tres jueces corruptos que los absolvieron, porque ellos fueron pagados para que dictaran esa sentencia.

–Ahora falta que la Cámara Penal resuelva la pena que les aplicarán. ¿Si fuera usted la jueza, cuántos años les daría?
–Cadena perpetúa. Ellos no merecen otra cosa, no sólo por lo que hicieron con Marita, sino con las otras víctimas de trata. Ellos tienen que pagar por todo el daño que le hicieron a la sociedad.

–¿Está satisfecha con el fallo?
–Contenta no puedo estar, porque dejaron en libertad a los autores intelectuales y materiales del secuestro de mi hija (María Jesús y Víctor Rivero), aunque quedó la puerta abierta para que yo pueda apelar la absolución ante la Suprema Corte de la Nación.

–Hoy, María Jesús Rivero está detenida por una denuncia que usted hizo por lavado de dinero.
–Sirve para demostrar que ella no podía vivir con lo que declaraba legalmente, y que sus fondos provenían de actividades ilícitas. Hace rato me llamó la subadministradora de la AFIP, para felicitarme por la valentía que tuve al hacer la denuncia, y agradecerme mi aporte para ayudarla a descubrir los ilícitos que se están descubriendo.

–Antes de que se conociera el fallo condenatorio de la Corte, usted había amenazado con quemar los tribunales. ¿Por qué?
–Porque la Justicia debe ser más rápida, porque el dolor de una madre ante estos casos es desgarrador. Dígame si es justo tener que haber esperado doce años para que recién se comience a hacer justicia. Pero quiero aclarar que soy incapaz de ir a poner una bomba en Tribunales... Fue sólo una expresión de impotencia frente a lo que estaba viviendo.

–Este año se especuló mucho con la posibilidad de que usted fuera candidata a diputada nacional. ¿No la tienta la política?
–No voy a negar que he tenido varias propuestas, pero jamás voy a aceptar ninguna candidatura, porque sería manchar la lucha que vengo sosteniendo en contra de la trata y defraudar a la gente que durante todos estos años me apoyó.

–A veces, la política brinda herramientas que, bien usadas, podrían ser provechosas para su causa.
–El mejor lugar para llevar adelante mi lucha contra la trata es desde mi rol de madre, porque desde aquí tengo voz y voto para denunciar las injusticias, sin tener que ser obsecuente ni complaciente por un cargo.

–Sin embargo, el abogado de los proxenetas riojanos ahora condenados dijo que usted había conseguido este fallo porque es una mujer poderosa...
–Si hubiera como ellos dicen, ya la tendría a Marita conmigo y no habría entregado doce años de mi vida para buscarla. Lo que no voy a negar es que me gané el respeto de la sociedad, que supo valorar mi lucha y perseverancia.

–¿Se sigue buscando a Marita?
–La Justicia, lamentablemente, no ha hecho nada al respecto, pero yo sigo buscándola. En estos días vamos a continuar la búsqueda a nivel internacional, gracias a un importante acuerdo al que hemos llegado con Televisa.

–¿En qué consiste?
–La semana entrante va a venir Laura Bozzo a Tucumán. Ella es conductora del programa Laura, de la televisión mexicana. Hará un programa especial sobre Marita, que tiene como finalidad ayudarnos en la búsqueda internacional de mi hija. Desde Televisa se han comprometido a poner a disposición un grupo de investigadores para que lleven adelante la búsqueda. La verdad, soy optimista, porque sé que en otros casos similares han tenido éxito.

–Ya consiguió condena para once de los acusados de secuestrar a su hija, ¿como sigue su lucha?
–El fallo nos abre las puertas para que pidamos el juicio oral a los otros 12 imputados que quedaron afuera, entre ellos Rubén “La Chancha” Ale y los policías corruptos que fueron cómplices del secuestro. Ellos también deben pagar por lo que hicieron con mi hija.

–¿Qué le pidió al Niño Jesús en esta Navidad?
–Justicia, no sólo para mí, sino también para todos los padres que sufren como yo. ¿Y sabe qué? También recé para que Dios perdone a los que la secuestraron, por todas las atrocidades que cometieron con Marita.

–¿Y usted, Susana?
–Yo sólo los voy a perdonar el día que me digan dónde está Marita.

Susana en la Fundación María de los Angeles, que creó para ayudar a las víctimas de trata, frente al retrato de Marita y su nieta, Micaela. En los próximos días, Televisa va a lanzar una campaña internacional para dar con su paradero.

Susana en la Fundación María de los Angeles, que creó para ayudar a las víctimas de trata, frente al retrato de Marita y su nieta, Micaela. En los próximos días, Televisa va a lanzar una campaña internacional para dar con su paradero.

La Fundación que creó en homenaje a su hija ocupa un amplio predio cedido por el Ministerio de Defensa, donde psicólogos, abogados y asistentes sociales atienden a más de cien víctimas de la trata.

La Fundación que creó en homenaje a su hija ocupa un amplio predio cedido por el Ministerio de Defensa, donde psicólogos, abogados y asistentes sociales atienden a más de cien víctimas de la trata.

Susana y su nieta Micaela, en la Fundación.

Susana y su nieta Micaela, en la Fundación.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig