“Quiero ser como Kate Moss y trabajar en Nueva York” – GENTE Online
 

“Quiero ser como Kate Moss y trabajar en Nueva York”

Actualidad
Actualidad

Cuando Bernardita tenía un año, Dolores Barreiro cumplió dieciséis e hizo sus primeras fotos para GENTE. Quince años después, muy personal y muy decidida, la menor de las Barreiro Sisters, que cursaba cuarto año en el colegio Sworn de Belgrano, pasó un día por su casa, metió en un bolso sus remeras rotas, su ropa rockera, sus insólitos zapatos raros y apuntó para el mismo rumbo: la pasarela. Pero a su modo, “porque odio las puntillas, el encaje, el look romántico. La única ropa que tiene que ver conmigo es la rockera; me hace sentir más cómoda”, dice desde su metro setenta y siete (el gen Barreiro), cuando ya es un nombre en las pasarelas nativas y pegó el golpe en los desfiles primavera-verano de Benito Fernández y Ricky Sarkany. Sin embargo, el ascenso había empezado bastante antes…

–¿Cuándo? ¿Cómo?
–Todos creen que debuté a los dieciséis, pero en realidad… ¡fue a los doce!

–Una beba…
–No tanto, pero… Desfilé, y además posé para la marca de ropa Como Quieres que te Quiera.

–¿Ahora fue distinto?
–Totalmente. Esta vez fue en Buenos Aires Alta Moda, nada menos. Antes, todo lo tomaba como un juego, pero ahora quiero ser profesional y trabajar en el exterior…

–¿Escollos?
–Sí… Silvia, mi madre: quiere que primero termine el secundario.

–¿Fue muy shockeante desfilar en el BAM y al otro día volver al colegio?
–La verdad… después de desfilar, no tenía ganas de volver a la escuela. ¿Por qué? Porque ese día fue muy fuerte. Nunca me había puesto tacos ni tanto maquillaje. Soy una mina natural, pero de pronto tuve que ponerme zapatos de Sarkany ¡de diez centímetros de alto! Tenía miedo de resbalarme...

–¿Cómo lo superaste?
–Dolores (33) me daba consejos en el backstage de Benito Fernández, y mientras me maquillaban, también daban vueltas por ahí mis otras hermanas: Milagros (30, psicóloga), Guadalupe (29, chef) y Trinidad (28, productora de cine). Menos mi madre (productora de modas), que se quedó mirando desde la platea… ¡toda la familia!

–¿Siempre son así de unidas?
–Totalmente: unidas, todo el tiempo.

–¿Si no fueras modelo, qué harías?
–Tocar la guitarra y hacer rock todo el día. Voy a pedirle prestada una guitarra a Matías, mi cuñado, el marido de Dolores. Quiero aprender. Me encantan Chemical Romance, Los Ramones y AC/DC. Pero como no puedo vivir de eso, voy a estudiar Diseño Industrial.

–¿Te gusta estudiar?
–¡No! ¡En absoluto! (Pausa. Pide una enorme porción de papas fritas).

–¿Y la dieta?
–Dieta cero, no existe. Me encanta McDonald’s. Soy adicta a los combos y al sushi…

–¿Y la balanza?
–Nada. Las Barreiro somos así… Tenemos la suerte de comer de todo y no engordar. Cuando nací pesaba tres kilos y medio…

–¿Y ahora?
–Ni idea, porque no me peso… ni me preocupa.

–Sos la menor. ¿Fuiste la más malcriada?
–Sí. Mis hermanos me malcriaron mucho. Me hicieron sentir la más mimada, porque nací quince días antes de lo previsto, y me acompañaron todo el tiempo.

–¿Te vigilaron mucho?
–No. Eso fue lo mejor: siempre me dejaron ser yo, y eso me dio mucha seguridad. Ser la última me vino bien, porque además de mis cuatro hermanas está Horacito, de veintitrés años, que cumple el mismo día que yo, pero siete años antes. Mis padres pudieron disfrutarme más, porque ya tenían la experiencia de criar a cuatro mujeres y un varón.

–¿Te gusta o te molesta que te comparen con Dolores?
–Es obvio que al principio me van a tratar como la hermanita de Dolores. A ella todo el mundo la trata como la reina de las pasarelas…

–¿Se parecen mucho?
–Nos parecemos, pero somos diferentes.

–¿Cómo se entiende?
–Para mí, Dolores es como mi otra madre: un gran ejemplo. Pero por favor, no le pongas ese título a la nota, ¡porque se muere! Además, la admiro, porque marca tendencia y tiene las piernas más lindas del mundo de la moda.

–¿Es cierto que querés hacer carrera en el exterior?
–Sí. Este verano me voy a Nueva York. Es un lugar clave, imponente para la moda. Además, allá está mi primo Juan Martín Pietrabalo, que juega al fútbol y vive con Susi Diap, su pareja, que es modelo. Sueño con conocer Nueva York… Me encantaría ser como Kate Moss.

–¿Por qué?
–Porque es rockera, divina, genial, y estuvo de novia con Johnny Depp, que es mi actor preferido. Lo único que no me gusta de ella es que ande en el mundo de las drogas.

–¿Qué pasaría si te sale un contrato en Nueva York y tenés que quedarte?
–No, nada… Voy por unos meses y después me vuelvo, porque quiero terminar el secundario con mis compañeros, ir de viaje de egresados, y después se verá. Soy chica, y tengo mucho tiempo para vivir.

–¿Novio?
–No, cero. Por ahora quiero disfrutar la vida. Prefiero salir con mis amigos rockeros.

–¿Temés la competencia del mundo de la moda?
–No la viví. No sentí mala onda, y las chicas que conocí me parecieron divinas. Desde afuera parece un mundo terrible, pero no es así.

Detesta el <i>look</i> romántico, le encanta tocar la guitarra, y su ídolo es el actor Johnny Depp. <i>“Al principio, modelar era como un juego, pero ahora quiero ser profesional”</i>.

Detesta el look romántico, le encanta tocar la guitarra, y su ídolo es el actor Johnny Depp. “Al principio, modelar era como un juego, pero ahora quiero ser profesional”.

<i>“Después de desfilar perdí las ganas de ir a la escuela. Ese día fue muy fuerte: nunca en mi vida me había puesto zapatos, y maquillaje, menos… Soy puramente natural”</i>.

“Después de desfilar perdí las ganas de ir a la escuela. Ese día fue muy fuerte: nunca en mi vida me había puesto zapatos, y maquillaje, menos… Soy puramente natural”.

<i>“Me encanta ir a comer hamburguesas a McDonald’s. Soy adicta a todos los combos, y también al sushi. Nací con la suerte de las Barreiro: comemos de todo pero no engordamos”</i>.

“Me encanta ir a comer hamburguesas a McDonald’s. Soy adicta a todos los combos, y también al sushi. Nací con la suerte de las Barreiro: comemos de todo pero no engordamos”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig