Máxima de Holanda eligió a Ana Roibon como niñera de sus hijas – GENTE Online
 

Quién es la niñera argentina que la reina Máxima eligió para sus hijas

La reina, esposa del rey Guillermo, siempre buscó que sus hijas hablen un español perfecto y lo consiguió buscando a un niñera de su nacionalidad.
Actualidad
Actualidad

Uno de los trabajos más complejos en la vida de la reina Máxima desde que se convirtió en madre, hace 17 años, fue buscar a la niñera acorde. Por un lado, la necesidad de que sus hijas hablen español fluido era preponderante para ella. En ese contexto, un dato no menor, buscaba a alguien que la asistiera en la educación era vital. Pasó por varias pruebas hasta que llegó a una niñera argentina.

En Máxima: la constricción de una reina, la biografía no autorizada de Paula Galloni y Rodolfo Vera Calderón, la primera elegida para ese rol fue Hansje Görtz, una joven que había estudiado en el Norland College, la escuela de niñeras más importante del Reino Unido que funciona desde 1892 para formar a las mujeres que cuidan de los hijos de las aristocracias europeas. Görtz renunció tres años después para formar su propia academia de niñeras.

Inmediatamente Máxima y Guillermo comenzaron una rauda búsqueda para encontrar a la reemplazante. Por recomendación, llegaron a Eveline Van den Bent, una reconocida abogada que la reina contrató como su asistente personal. Junto a ella emprendieron una búsqueda en Argentina, hasta que llegaron a Florencia Di Cocco.

Di Cocco viene de una familia que se dedica a la educación desde los 80, cuando fundaron el colegio Nightingale. Luego de varias charlas telefónicas, Florencia le recomendó a Máxima de Holanda que contratara a Ana Roibon, su sobrina. Creía que iba a ser la persona adecuada y no se equivocó.

Ana Roibon, la niñera de las hijas de Máxima de Holanda, celebrando su cumpleaños (Foto: Instagram)

La joven, que en ese entonces tenía 32 años, habla a la perfección cinco idiomas: inglés, francés, italiano, español y holandés, y estudió organización de eventos, fue pasando entrevistas hasta que se quedó con el puesto. Luego viajó a Holanda para convertirse  en la niñera oficial de las princesas Amalia, Alexia y Ariane hasta la adolescencia de las tres. Una vez que ya no la necesitaron más, que lograron hablar español perfecto y ya empezaron a cuidarse solas, su trabajo finalizó.  

Con su labor finalizada, lejos de volver a sus raíces, Roibon decidió quedarse en Inglaterra y radicarse en Londres, dónde inició una nueva vida. Entre otras cosas, volvió a trabajar como organizadora de eventos, su gran pasión.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig