«Queremos seguir haciendo historia» – GENTE Online
 

"Queremos seguir haciendo historia"

Actualidad
Actualidad

A los argentinos nos gusta pelear en la adversidad” (Agustín Pichot a GENTE, una semana antes del debut de Los Pumas en la Coupe du Monde de Francia 2007)

.....................................................

El clima previo no era muy alentador para los argentinos. “Teníamos todo en contra… ¡Acá la gente decía que nos íbamos a comer 40 puntos!”, resume Ignacio Corleto. Los franceses juraban que habían formado el mejor equipo de la historia. “Difícilmente tengamos otra oportunidad como ésta para ganar la Copa del Mundo”, decían. A ellos, formar parte del temido Grupo de la Muerte parecía no afectarles. ¿Acaso alguien se atrevería a derrotarlos en su propia casa? Los Pumas llegaban al debut golpeados. Abordaron el avión en Ezeiza con un optimismo moderado pero, apenas osaron confesar que llegaban al Mundial “en excelente forma”, los invadieron las lesiones. Perdieron un amistoso con Gales que encendió la luz de alerta. A priori, no habría equivalencias en el duelo inaugural. En Londres, las casas de apuestas favorecían a los galos por 4 a 1. Horas antes del debut, en la concentración argentina de Enghien-les-Bains, Juan Martín Hernández resumía el espíritu de Los Pumas: “Sabemos que estamos frente a una oportunidad de hacer historia”. También basaba su optimismo en la profunda convicción de que a los argentinos nos gusta pelear en la adversidad…
El príncipe Alberto de Mónaco llevó a su novia, la nadadora sudafricana Charlene Wittstock, al palco del Stade de France. No fue una gran idea. Cerca de ahí estaban Hugo Porta, el inefable Roberto Giordano, la familia Pichot y toda la prole Contepomi. El Himno Nacional Argentino sonó fuerte, pero La Marsellesa fue ensordecedora. A continuación, las primeras líneas de la crónica posterior al partido que propuso el prestigioso diario deportivo L’Equipe: “Decían que estaban listos, que no tenían más que una obsesión: encontrarse por fin frente a la Argentina para comenzar la conquista del trofeo Webb Ellis. Nos hicieron creer que todas las luces estaban en verde, que no teníamos por qué temer. Una preparación perfecta y algunos amistosos convincentes nos daban ganas de creerles. La desilusión no puede ser más grande… Los tricolores no existieron en este match inaugural, la cita más importante de su historia, para la que se preparaban desde hace cuatro años. Incomprensible”. Sobre el final, en una metáfora, el autor deja un cumplido para los argentinos: “El gallo cayó en las garras del puma”.

Los comentarios de los lectores son irreproducibles, claro. El resultado definitivo fue de 17 a 12 para la Argentina, que mantuvo su ingoal invicto, apoyó un try a través de Corleto y sumó doce puntos con el pie de Felipe Contepomi. ¿El triunfo más importante en la historia de Los Pumas? Seguramente. “Sólo comparable a la victoria sobre Irlanda en el Mundial del 99”, dice Felipe. En televisión, el actor Gabriel Puma Goity –ex rugbier criado en el club San Martín– intentó dimensionar la hazaña: “Es maravilloso. Cambio todos los premios de mi carrera, Martín Fierro y cualquier otro que se te ocurra, por compartir este momento con los muchachos”, dijo.

Los franceses están dolidos. Todavía no consiguen digerir la derrota. Algunos cronistas deportivos galos escriben que Los Pumas practican “un rugby aburrido”. En rueda de prensa, el capitán Pichot recogió el guante: “¿Aburrido? Yo me divertí mucho en la cancha”, devolvió. Después Nany Corleto revivió su try, el más importante de su carrera: “Fue correr, apuntar, y que no me alcance nadie”. Y el festejo, con la pelota al aire y una dedicatoria inequívoca: “Miré hacia donde estaba mi hermano Juan Pablo con mi novia Jazmín y se los grité a ellos. También les hice una seña a mis amigos. Después me abracé con todos”, recordó.

El sitio web de la IRB aún no fue actualizado: ¿cómo es posible que la camiseta de Francia aún cueste cinco euros más que la argentina? Exageran… Envalentonado, Juan Fernández Lobbe, quien debutó en un Mundial contra los galos, reclama: “Este triunfo es lo que siempre soñé. En materia de rugby, Argentina no está en el culo del mundo… ¡Que nos respeten!”.

La concentración argentina se mudó al hotel Métropole de Lyon. El clima es bueno. Por primera vez, Los Pumas alcanzaron el cuarto puesto en el ranking de países de la IRB, detrás de Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica, superando a todas las selecciones europeas. Otro inédito eslabón en la cadena de hazañas criollas. Mientras, los jugadores gastan su tiempo libre entre juegos de cartas y Playstation. Agustín Pichot vive online. Recibe aplausos y siempre responde con una sonrisa. Aunque se apura a aclarar: “Dimos un paso importante, pero esto es un torneo y no nos tenemos que apurar en festejar. Tenemos que ir partido tras partido. De nada sirve esta victoria si no pasamos a cuartos de final. Queremos seguir haciendo historia”. En el lobby, los hinchas afinan el lápiz y finalmente concluyen que todavía “puede pasar cualquier cosa”.

El árbitro inglés da el pitazo final: 17 a 12 para Los Pumas. Mario Ledesma, de rodillas, recibe el abrazo de sus compañeros. El capitán Pichot pide mesura: “<i>Esto recién empieza</i>”, dirá luego.

El árbitro inglés da el pitazo final: 17 a 12 para Los Pumas. Mario Ledesma, de rodillas, recibe el abrazo de sus compañeros. El capitán Pichot pide mesura: “Esto recién empieza”, dirá luego.

A los 26 minutos del primer tiempo, el fullback Ignacio Corleto apoyó el único try del partido. “<i>Horacito (Agulla) interceptó la pelota y yo venía siguiendo la corrida. Lo vi a Manu (Contepomi) que encaró por el otro lado y le empecé a gritar ‘Dámela, dámela’. Vi a dos franchutes que lo empezaron a cerrar y cuando me escuchó me la pasó. De ahí en más fue correr, apuntar y que no me alcance nadie</i>”, relató. Le dedicó la conquista a su novia, la modelo Jazmín Alcorta.

A los 26 minutos del primer tiempo, el fullback Ignacio Corleto apoyó el único try del partido. “Horacito (Agulla) interceptó la pelota y yo venía siguiendo la corrida. Lo vi a Manu (Contepomi) que encaró por el otro lado y le empecé a gritar ‘Dámela, dámela’. Vi a dos franchutes que lo empezaron a cerrar y cuando me escuchó me la pasó. De ahí en más fue correr, apuntar y que no me alcance nadie”, relató. Le dedicó la conquista a su novia, la modelo Jazmín Alcorta.

Aun en evidente minoría entre 80 mil espectadores, los hinchas argentinos se hicieron oír en el Saint Dennis. Después del partido, el capitán Pichot recibió la mejor recompensa: el beso de sus hijas, Valentina y Joaquina. Mario Ledesma paseó por la cancha de la mano de su hija Juanita. Y Nany Corleto levantó la bandera argentina. En las tribunas, el contraste era evidente: el llanto tricolor frente a la alegría celeste y blanca.

Aun en evidente minoría entre 80 mil espectadores, los hinchas argentinos se hicieron oír en el Saint Dennis. Después del partido, el capitán Pichot recibió la mejor recompensa: el beso de sus hijas, Valentina y Joaquina. Mario Ledesma paseó por la cancha de la mano de su hija Juanita. Y Nany Corleto levantó la bandera argentina. En las tribunas, el contraste era evidente: el llanto tricolor frente a la alegría celeste y blanca.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig