“Queremos formar una familia como los Ingalls” – GENTE Online
 

“Queremos formar una familia como los Ingalls”

Actualidad
Actualidad

Dicen que tras siete años de relación, las parejas sufren un cimbonazo. Un pequeño (o gran) terremoto en el alma. Sin embargo, algunos apuestan fuerte: porque precisamente luego de siete años de estar juntos –tiempo en que se consolidaron en sus carreras–, Florencia Bertotti (23) y Guido Kaczka (28) se casaron. El lugar elegido para concretar la boda, la quinta Los Ciervos, en Hurlingham, ya tenía una huella importante: es el mismo espacio donde Araceli González y Adrián Suar intercambiaron anillos allá por el 97.

El sitio estaba reservado desde mediados de año, pero sólo se sabían las iniciales de los contrayentes: GKFB. Así, con ese nivel de hermetismo, se pergeñó la organización de la fiesta.

Sin embargo, a las ocho de la noche del sábado, los vecinos comenzaron a agolparse en la entrada. Todos estaban ansiosos por ver a la ex protagonista de Floricienta y al conductor de El último pasajero. El deseo se cumplió a las 22:30, cuando la pareja salió a saludar por algunos segundos.

El novio, elegante en su jacquet. Y ella, bellísima y súper escotada. Mientras tanto, ajenos a los flashes, unos 240 invitados celebraban en el salón principal. Entre ellos, un puñado de famosos: Luciano Pereyra, Miguel Angel Rodríguez, Fernan Mirás y Claudia Fontán. El perfil de la boda –casi a ras del suelo– sólo lo rompió el hermano mayor de Guido, Emiliano, quien fue testigo en el Civil, y a pura sonrisa, dijo: “Estoy muy feliz, porque se aman”.

La love story de Flor y Guido (dos actores precoces: ella arrancó a los 12 en un comercial de mermeladas, él a los 8 en la tira Soñar sin límites) comenzó entre los decorados de Verano del 98, aquel éxito de Cris Morena. Y desde esos primeros besos, que muy pronto fueron “de verdad”, nada los separó. Ahora es tiempo de cumplir –tal como ella dijo alguna vez–, con todos los deseos de la pareja: “Fue mi primer novio, y el último. Espero tener muchos hijos. Mi objetivo es formar una familia como los Ingalls”.

Bertotti y Kaczka saludan en el parque de la quinta Los Ciervos, de Hurlingham, el sábado a las 22.30.  Se conocieron mientras grababan <i>Verano del 98</i>; en la ficción eran novios. El amor traspasó la pantalla y, siete años después, terminó en matrimonio.

Bertotti y Kaczka saludan en el parque de la quinta Los Ciervos, de Hurlingham, el sábado a las 22.30. Se conocieron mientras grababan Verano del 98; en la ficción eran novios. El amor traspasó la pantalla y, siete años después, terminó en matrimonio.

Súper felices, los novios saludaron a los vecinos que se agolparon en la vereda de la quinta Los Ciervos y, orgullosos, mostraron sus flamantes anillos. Para cerrar una noche perfecta, se despidieron de la gente con un beso. Y hubo ovación para la joven pareja.

Súper felices, los novios saludaron a los vecinos que se agolparon en la vereda de la quinta Los Ciervos y, orgullosos, mostraron sus flamantes anillos. Para cerrar una noche perfecta, se despidieron de la gente con un beso. Y hubo ovación para la joven pareja.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig