“Que los cumplas feliz, mi amor” – GENTE Online
 

“Que los cumplas feliz, mi amor”

Actualidad
Actualidad

Bien podría decirse que casi no hay otra pareja que haya tenido que rendir tantos exámenes. Desde que comenzaron su relación, hace ya ocho años, Shakira (31) y Antonio de la Rúa (35) superaron todo tipo de rumores: separación, infidelidad, conveniencia, negocios y hasta embarazo y casamiento. A todos respondieron siempre con la misma imagen: los dos juntos, sonrientes, inseparables y enamorados. El último fin de semana no fue la excepción. Mientras las malas lenguas decían que la colombiana estaba deprimida, que hacía mucho que no veía a su novio y que no le llegaba inspiración para componer, Antonio aterrizaba en Punta del Este para compartir con ella –y unos pocos allegados– su cumpleaños número 35.

La cantante había llegado a José Ignacio junto a su hermano Tonino a principios de febrero, después de haber hecho 98 conciertos en la gira de su disco Oral Fixation. Agotadísima, desembarcó con la idea de descansar y empezar a darle forma a su próximo disco. Pero como cada movimiento suyo genera revuelo, las versiones indicaban que, en realidad, había viajado al Uruguay para organizar el casamiento con su novio, Antonio. “No es cierto. El es el hombre de mi vida, y ambos tenemos un compromiso mutuo y sentimos un amor muy grande, pero no necesitamos pasar por la iglesia para reafirmarlo”, le desmintió entonces la diva pop a GENTE. Aclarado el asunto del matrimonio, confesó que su verdadera fantasía pasaba por otro lado: “Quiero tener hijos y vivir una vida feliz con Antonio por muchos años más”.

Y LLEGO EL AMOR. Tras haber pasado por Nueva York para resolver cuestiones de negocios y haberse ocupado del tema que más preocupa a la familia (el procesamiento de su padre, el ex presidente Fernando de la Rúa, por la causa de las coimas en el Senado), Antonio decidió hacer una segunda visita veraniega a su chica (ya había estado un fin de semana de febrero, pero nadie pudo fotografiarlo). Por eso, el jueves 6 de marzo llegó a la estancia La Colorada, el paraíso que la colombiana tiene en Punta.

Aunque en un principio estaba programado que hubiera un gran festejo por los 35 años de Antonio, finalmente la celebración quedó reservada para un puñado de amigos íntimos y los músicos que acompañan a Shakira en el trabajo de preparación de su próximo disco. No pudieron asistir su hermano, Aíto, quien tuvo que viajar a Nueva York por trabajo, ni su cuñada, Gabriela Vaca Guzmán, que voló rumbo a Madrid. Tampoco estuvieron ni papá Fernando ni mamá Inés. Pero la noche del jueves, en las vísperas del cumple, hubo comida y música para que Antonio soplara las velitas junto a su novia.

Entretanto, el ex joven shushi sólo salió de la chacra dos veces en todo el fin de semana, y fue para hacer compras con amigos; pero enseguida volvía para estar el mayor tiempo posible con la cantante. Shakira suele contar, orgullosa, que los dos tienen una vida independiente, pero bien es sabido que, con tanto viaje en el medio, aprovechan al máximo los días que comparten. “¡Obvio que lo extraño cuando no lo veo! Antonio es mi mejor compañero”, afirma sin titubear una palabra la colombiana.

El domingo, él salió por la mañana y su novia amaneció cerca del mediodía. Como el clima invitaba, almorzaron en el deck de la casa, descansaron, se abrazaron y se mimaron en un sillón. Entraron de tardecita, para aprovechar juntos el poco tiempo que les quedaba. Es que Antonio, por obligaciones laborales que cumplir, no podía quedarse más días en José Ignacio. Para ella todo indica que este año no habrá seguidilla de recitales, si bien confirmó que será una de las cabezas de los cuatro megaconciertos que realizará la Fundación Alas –que impulsa programas de nutrición y salud para los niños de Latinoamérica y la tiene como principal figura– en Buenos Aires, México DF, Madrid y una ciudad de los Estados Unidos (quizá Miami), posiblemente durante el mes de mayo. Hasta el momento, los otros artistas confirmados son Roger Waters y Juanes. ¿Irá Antonio? Seguro. Desde hace ocho años, si está Shakira, ­­no falla Antonio.

El domingo, la colombiana se levantó al mediodía y, como cualquier ama de casa, salió en bata al jardín. Se quedó con su novio hasta la tarde disfrutando del sol.

El domingo, la colombiana se levantó al mediodía y, como cualquier ama de casa, salió en bata al jardín. Se quedó con su novio hasta la tarde disfrutando del sol.

Estaba programado que hubiera un gran festejo por los 35 años de Antonio, pero la celebración quedó reservada para un puñado de amigos íntimos  y los músicos que acompañan a Shakira.

Estaba programado que hubiera un gran festejo por los 35 años de Antonio, pero la celebración quedó reservada para un puñado de amigos íntimos y los músicos que acompañan a Shakira.

Shakira ya se encargó de aclarar que no hay boda en puerta, pero que con Antonio es como si estuvieran casados. El sábado, él probó cada uno de los platos que prepararon las cocineras para su cumple, recibió el saludo de sus padres en el celular y el mejor regalo: los mimos de su chica.

Shakira ya se encargó de aclarar que no hay boda en puerta, pero que con Antonio es como si estuvieran casados. El sábado, él probó cada uno de los platos que prepararon las cocineras para su cumple, recibió el saludo de sus padres en el celular y el mejor regalo: los mimos de su chica.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig