“Que Federer no se haga ilusiones: antes de ser piloto voy a ganarle un par de veces más” – GENTE Online
 

“Que Federer no se haga ilusiones: antes de ser piloto voy a ganarle un par de veces más”

Actualidad
Actualidad

Marcos tenía 14 años y David 12. David jugaba al tenis desde los 5 en Unquillo y Marcos arrasaba en las pistas de Río Ceballos. Pero cada vez que se encontraban para recibir un premio (y fueron muchos…) renovaban un sueño: “Algún día vamos a armar un equipo de rally para correr juntos… y ganar un campeonato”. Pero no fue sólo un vago sueño de chicos, sino una firme pasión que los unía cada vez más, y una promesa con fuerza de juramento. Los años pasaron, pasaron… y el martes 14, después de mucho prepararse, madurar y no dejar nada librado a la improvisación, se dio la voz de ¡arriba el telón! Fue en el hotel Howard Johnson de Río Ceballos y no se anduvieron con chiquitas: “Queremos pelear en los cuatro frentes: el campeonato mundial, el argentino, el sudamericano y el zonal de rally, todos con Mitsubishi del grupo de producción N4, y para eso ya convocamos a los mejores pilotos nacionales. Entre ellos, a Gabriel Pozzo y a Sebastián Beltrán…”, comentaron los dos deportistas de elite que tiene Argentina. Nalbandian, que a los 24 años es el mejor tenista argentino rankeado en el mundo, ocupando el cuarto lugar. Y Marcos Ligato que a los 28, ostenta el título de Campeón Argentino en el Grupo N4, y quien será el primer piloto del equipo que acaba de nacer: el Tango Rally Team.

Pero antes de la presentación en sociedad, primicia: GENTE habló con ellos de sus sueños y de esta pasión compartida.

–¿Realmente pensaban concretar un equipo o era una fantasía casi infantil?
Ligato:
Es cierto, eramos muy chicos. Pero el fanatismo de David por los autos era tan grande que siempre estuve seguro de algo: si le iba bien en el tenis metería toda la presión del mundo para armar un auto y salir a correrlo… aunque fuera por el barrio. Y hace dos años, cuando volví de correr en Japón, nos reencontramos, y mientras comíamos un asado le propuse armar un equipo entre los dos.
Nalbandian: Me acuerdo de que tenía apenas 12 años, y aunque me encantaba jugar al tenis me moría de ganas de subirme a un auto y correr un rally. No es una casualidad: en Córdoba la gente se apasiona por ese tipo de carreras. Todos, desde chicos, se paran en la ruta para ver pasar los autos. Cada vez que lo veía a Marcos recibir un premio me acercaba para felicitarlo. Así nos hicimos muy amigos y un día, cuando me subí a su auto para dar una vuelta, pensé: “El día que me retire voy a ser piloto”. Y bueno, ya tenemos el equipo. Después veremos…

–¿Dejarías el tenis por el automovilismo?
–No… Tengo muy en claro que lo mío es el tenis. No juego porque tenga que hacerlo sí o sí. Juego porque es mi gran pasión. Todavía me entreno y salgo a la cancha con las mismas ganas que el primer día. Si alguna vez siento que es una carga, que nadie lo dude: ¡abandono! Pero formar un equipo de rally es una apuesta al futuro, porque no se puede organizar algo competitivo de un día para el otro. Por ahora lo miro desde abajo y sólo pego un par de vueltas cuando tengo ganas…

–Marcos, ¿que clase de piloto es David?
–Como piloto… ¡es un gran tenista! (carcajadas de los dos). No, la verdad es que tiene muchas ganas de manejar bien, y por eso va progresando día a día. Al principio le costaba un poco, pero hoy está en un gran nivel. No para correr de manera profesional, pero tampoco tan lejos. Hace poco nos desafiamos, y le gané por muy poquito…

–¿Cómo te juzgás, David?
–Todavía estoy aprendiendo. De ahí a correr me falta un trecho grande. Más que nada es un hobby, porque tampoco me imagino entrenándome a full, como en el tenis. Pero sé que desperté mucha expectativa, y por eso prometo que después de darle mis mejores años al tenis voy a correr por lo menos una carrera. Hoy ya están designados los pilotos del equipo, y yo no estoy en la lista...

–¿Te ves corriendo una carrera del grupo mundial con David como navegante, Marcos?
–Sí… Lo veo a mi lado, y pu… por alguna macana que me mandé en una curva. Sería muy lindo compartir con él esa emoción que se siente arriba de un auto de carrera. Pero estoy seguro de que David no se va a conformar con ser la cara del equipo: va a sumar horas de vuelo para aprender todos los secretos, correr, ser competitivo… ¡y ganar!

–¿Por qué bautizaron Tango al equipo?
Ligato:
¡Porque los vamos a bailar a todos! Bueno: es una palabra que nos asocia directamente a la Argentina y a una de sus esencias. Además, significa fuerza y pasión, y no sólo acá: en todo el mundo.

–David, ¿es cierto que Federer es uno de los que financian al equipo para que te retires cuanto antes?
–(Se ríe) No… Pero que no se haga ilusiones, porque antes de retirarme y ser piloto… ¡le voy a ganar un par de veces más!

David y Marcos en la casa que este último tiene en Río Ceballos y con la camiseta del Tango Rally Team que usarán en las carreras. Ya están calentando motores…

David y Marcos en la casa que este último tiene en Río Ceballos y con la camiseta del Tango Rally Team que usarán en las carreras. Ya están calentando motores…

Presentación oficial del equipo Nalbandian-Ligato y del poderoso auto Mitsubishi con el que correrán este año.

Presentación oficial del equipo Nalbandian-Ligato y del poderoso auto Mitsubishi con el que correrán este año.

Alda, la madre de David, no sólo dijo “presente”: fue una de las últimas en irse. Marcos y David junto a los hermanos Agnello, con quienes Ligato vivió en Italia cuando comenzó a competir en rallies internacionales y que ahora son los responsables de preparar los motores para el Tango Rally Team.

Alda, la madre de David, no sólo dijo “presente”: fue una de las últimas en irse. Marcos y David junto a los hermanos Agnello, con quienes Ligato vivió en Italia cuando comenzó a competir en rallies internacionales y que ahora son los responsables de preparar los motores para el Tango Rally Team.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig