Qué es la hipoxia silenciosa, la grave condición asociada al coronavirus – GENTE Online
 

Qué es la hipoxia silenciosa, la grave condición asociada al coronavirus

Ocurre cuando los niveles de oxígeno en sangre son bajos. En los casos en que no se identifica, puede afectar drásticamente algunos órganos vitales.
Actualidad
Actualidad

Mientras el país atraviesa la segunda ola, con un promedio de más de 20.000 casos por día, un síntoma asociado al coronavirus preocupa a los especialistas . Se trata de la hipoxia silenciosa, una condición que muchas veces es detectada demasiado tarde.

La hipoxia es la disminución de la cantidad de oxígeno en la sangre generalmente acompañada de disnea, es decir, dificultad para respirar.

En tanto, la hipoxia silenciosa es aquella en la que hay una disminución de la saturación de oxígeno en la sangre sin que el paciente tenga una dificultad respiratoria.

El gran problema de su identificación tardía es que puede afectar drásticamente algunos órganos vitales.

En ese marco, un grupo de investigadores estadounidenses de las universidades de Boston y Vermont estudió cuáles son los factores que reducen la saturación de oxígeno de los pacientes, entre los que señalan el alto flujo sanguíneo en los tejidos pulmonares y la formación de pequeños coágulos.

Diferentes personas responden a este virus de una manera muy diferente”, explicó Béla Suki, profesora de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Boston y una de las autoras del estudio, para Science Daily.

Durante su investigación los especialistas advirtieron que la infección con el virus COVID-19 primero dañó los pulmones de los pacientes y les impidió funcionar correctamente. En un segundo momento, estos tejidos perdieron oxígeno y dejaron de funcionar, impidiendo la entrada de oxígeno en sangre y provocando hipoxia.

Según los resultados del estudio, la hipoxia silenciosa probablemente sea causada por una combinación de defensas y procesos biológicos que pueden ocurrir simultáneamente en los pulmones de pacientes diagnosticados con coronavirus.

Cuál es la saturación normal del oxígeno

La saturación normal de oxígeno en la sangre oscila entre 95% y 100% y cualquier nivel por debajo del 90% se considera anormal. 

Al respirar el aire de la atmósfera ingresa a los pulmones. Allí se produce el intercambio gaseoso: entra el oxígeno a la sangre y sale el dióxido de carbono. El nivel de saturación de oxígeno, que es vital para el ser humano, es controlado por el cerebro y nunca llega al 100 por ciento sino que oscila entre el 95 y el 96 por cierto.

Sin embargo, tanto por la falta de oxígeno en el ambiente como por la presencia de alguna enfermedad, en este caso el coronavirus, puede ocurrir que el oxígeno no llegue correctamente a la sangre y la saturación comience a caer. En ese caso el cerebro detecta bajo nivel de oxígeno en los glóbulos rojos no tienen oxígeno y activa una alarma que hace que las personas perciban que se ahogan y se inquienten.

Los especialistas explican que son pocos los pacientes con coronavirus que tienen saturación de 85 por ciento o de 84 por ciento y no se dan cuenta de que su cuerpo está en hipoxia. Una hipótesis es que tienen un daño cerebral, como si el sensor se hubiera estropeado y no detectara el nivel de hipoxia.

La importancia de la detección temprana

En algunos casos de pacientes con coronavirus, los tratamientos tempranos con oxígeno pueden evitar el ingreso a una unidad de cuidados intensivos (UCI). 

Por lo tanto, cuanto antes se detecte la hipoxia y se inicie el tratamiento, mejores serán las perspectivas de la recuperación. 

El oxímetro de pulso, indican algunos especialistas, es un dispositivo simple que se puede tener en casa y que podría ayudar a personas que desarrollan otros síntomas a supervisar la hipoxia silenciosa.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig