“Puedo demostrar que soy una actriz de verdad” – GENTE Online
 

“Puedo demostrar que soy una actriz de verdad”

Actualidad
Actualidad

Hoy me siento más cómoda desnudando mi alma que mi cuerpo, aunque no tendría problemas en hacer lo segundo, claro, si el papel me lo pidiese”, confiesa Mónica Ayos (34), una mujer que, según ella revela, “todo el tiempo intento renovarme para no aburrir a mi marido, ni al público, ni a mí misma. Sí, decidí cambiar y lo logré, como cada cosa que me propuse hasta ahora. Bajé cinco kilos, poco a poco estoy modificando el color de mi pelo y conseguí ser algo más que esa rubia pulposa que me lanzó a la fama”.

Mónica admite que está en el mejor momento de su carrera. Terminó el 2006 con un éxito televisivo que le valió una nominación a los premios Martín Fierro: Sos mi vida. También hizo un desnudo en la revista Playboy, y después, en el verano, siguió deslumbrando con sus curvas en el escenario con Doña Flor y sus dos maridos, en Mar del Plata. Al regresar a Buenos Aires, disfrutó del estreno cinematográfico de Tres de corazones, donde la dirigió Sergio Renán, grabó un capítulo de Mujeres asesinas, y ahí sí decidió parar.

Ella cuenta que es para dedicarse a disfrutar de la familia, ya que el año pasado su marido, Diego Olivera (38), trabajó en México haciendo la versión azteca de Montecristo, “y necesitábamos un muy buen reencuentro”. Primero embarcaron rumbo a Disney –con Federico y Victoria, el resto de la familia–, y luego la pareja partió a Nueva York. “Fue como una segunda luna de miel. Me sentía una provinciana con trenzas paseando por el Central Park. Mi esposo fue el mejor guía que pude tener; compré un montón de cosas, me enamoré de cada rincón de la ciudad y vimos tantas comedias musicales que me nacieron ganas de tener algún día la mía propia”, admite Ayos. Ahora protagoniza un gran desafío: desde el sábado 8 de septiembre se mete en la piel de Eva Perón, en la obra Eva y Victoria, junto a Leonor Benedetto, y dirigida nada menos que por China Zorrilla.

–¿Cómo te llegó la propuesta para hacer esta obra?
–Cuando vine de Nueva York, me llamó el productor y me dijo que Julieta Cardinali no podía seguir la gira por problemas personales. Y que China y Leonor habían pensado en mí para interpretar el papel. La propuesta era un desafío más en mi carrera, y me tentaba mucho que la Zorrilla me dirigiera. Además, compartir el escenario con Leonor Benedetto…

–¿Alguna vez soñaste con interpretar un personaje así?
–Creo que todas las actrices queremos interpretar a personajes históricos y fuertes. Para mí es un orgullo interpretar a Evita, que marcó el universo de las mujeres de este país. Yo soy una mina arriesgada, que no le tiene miedo a ninguna propuesta. Cuando confío en la gente me tiro a la pileta.

–¿En qué te sentís parecida a Evita?
–Estoy muy lejos de sentirme un ícono nacional como Evita; me suena fuerte… Siento que la gente la quiere, y a mí también, salvando las distancias. Me encanta este papel. Voy sumando experiencias: puedo ser la rubia platinada de un teatro de revistas, la castaña que se sube para hacer una comedia musical, o la que se pone en la piel de Evita. Hoy puedo demostrar que soy una actriz de verdad.

–¿Alguna vez te sentiste discriminada por haber empezado en el teatro de revistas?
–No, el teatro de revistas es un género al que le debo mucho: me dio popularidad y el acercamiento al público. Además, siempre trabajé con gente inteligente, que confió en mí. Creo que el secreto de que pueda ser versátil es que nunca me quedé dormida ni dejé mi destino librado al azar. Me propuse objetivos.

–Si pudieras, ¿qué elegirías interpretar?
–Moulin Rouge. Muchos productores me proponen volver a la revista pero yo tengo ganas de llevar al teatro el papel que hizo Nicole Kidman en el cine. Ojala algún día nos podamos poner de acuerdo y aparezca alguien con ganas de hacer ese espectáculo.

–¿Te arrepentís de algo en tu carrera y en tu vida?
–No podría, porque gracias a cada cosa que hice y viví conseguí ser quien soy. Me gusta cambiar todo el tiempo. En la vida soy más estable. Siempre digo que de papá heredé el humor, de mamá la curiosidad, y de mi abuela Juana, esa cosa de echar raíces. Hoy estoy aprendiendo junto a mi marido a ser feliz. En mi carrera de actriz tampoco me arrepiento de nada. Me enorgullezco de la rubia platinada que fui y de cada cosa que hice para crecer. Para construir a la Eva que ahora se sube al escenario recurrí a Miguelito Romano. Le pedí que poco a poco me aclare el pelo para parecerme más a ella, vi películas, leí libros y miré muchas fotos de esa época. Lo fácil me aburre: soy pura adrenalina. Por suerte mi carrera fue evolutiva: no quiero ser otra cosa que artista.

–¿Y tu familia qué te dice?
–Mi marido me enseñó a tener paz y armonía. Aunque soy una mujer muy ambiciosa, no me gusta molestar a nadie para cumplir mis objetivos. No me interesa la fama alcanzada por escándalos. Siempre prioricé mi bienestar y felicidad. En la actualidad puedo decir que cumplí el sueño de mi vida: soy la artista que quiero ser e, increíblemente, formé mi familia Ingalls en versión criolla. Las dos cosas que siempre quise.

Después de unas merecidas vacaciones junto a su marido, Diego Olivera, y sus hijos en Disney y en Nueva York, Mónica volvió con todo: ahora es Evita, su primer protagónico dramático.

Después de unas merecidas vacaciones junto a su marido, Diego Olivera, y sus hijos en Disney y en Nueva York, Mónica volvió con todo: ahora es Evita, su primer protagónico dramático.

Desde que aceptó el papel de Evita, Mónica Ayos experimentó algunos cambios: se aclaró el pelo en lo de Miguel Romano, se maquilla la piel con tonos más claros y se pinta la boca con un rojo fuerte.

Desde que aceptó el papel de Evita, Mónica Ayos experimentó algunos cambios: se aclaró el pelo en lo de Miguel Romano, se maquilla la piel con tonos más claros y se pinta la boca con un rojo fuerte.

La actriz confiesa que le gusta reinventarse y crecer como actriz. Ahora se sube al escenario junto a Leonor Benedetto para interpretar Eva y Victoria por la Capital Federal y todo el país.

La actriz confiesa que le gusta reinventarse y crecer como actriz. Ahora se sube al escenario junto a Leonor Benedetto para interpretar Eva y Victoria por la Capital Federal y todo el país.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig