Primer verano de amor a pleno Sol – GENTE Online
 

Primer verano de amor a pleno Sol

Actualidad
Actualidad

Aún se resisten a mencionar el término “blanqueo”, pero enfrentan las lentes con total naturalidad: hoy sólo resta disfrutar. Marcelo Tinelli (51) y Sol Calabró (34) despidieron 2011 y recibieron 2012 juntos en Guanahani, la chacra marítima del conductor nacional por excelencia en La Boyita. Luego de celebrar la Navidad junto a mamá Paula Robles, Juana y Francisco Tinelli se sumaron a sus hermanas, Micaela –recién separada de Joaquín Rozas–, y Candelaria, acompañada por su novio, Ignacio Nacho Lecouna, para un Año Nuevo diferente.

Previo al brindis íntimo, el pasado miércoles 28 Marcelo organizó el clásico partido de fútbol que cierra el campeonato anual porteño con sus amigos de “el templo de la amistad”. Al picadito asistieron Hernán de Laurente, Pablo y Federico Lo Ré, Fede Ribero y Alejandro Gravier, entre otros. Sol estuvo como fiel espectadora, tal como lo hacía Paula en años anteriores. Desde allí alentó a Marcelo en su rol de árbitro.

El día siguiente fue estrictamente familiar. Tinelli y Calabró bajaron a la playa alrededor de las 11 y conversaron animados, con mates de por medio. El almuerzo los reunió con los chicos en la casa y completaron el día con los clásicos circuitos en cuatriciclo. Una primera postal familiar de un año en que el amor se consolida.

Jueves 29 de diciembre de 2011. La elegida fue convidada con agua fresca para apagar el fuego del mediodía esteño en la residencia de Marcelo en el Este.

Jueves 29 de diciembre de 2011. La elegida fue convidada con agua fresca para apagar el fuego del mediodía esteño en la residencia de Marcelo en el Este.

Mate asegurado, teléfono sólo para urgencias, cuatriciclo siempre dispuesto, gafas oscuras, revista GENTE y afecto de sobra: el kit perfecto para comenzar un año en que Sol estrenó Guanahani como una auténtica compañera, sin necesidad de título que corone la relación. Con el mar como fondo, la pareja mantuvo charlas confidentes y carcajadas cómplices que no disimularon con la llegada de Juanita Tinelli. Al arribar, la pequeña abrazó a Calabró y pidió ayuda a papá con el protector solar.

Mate asegurado, teléfono sólo para urgencias, cuatriciclo siempre dispuesto, gafas oscuras, revista GENTE y afecto de sobra: el kit perfecto para comenzar un año en que Sol estrenó Guanahani como una auténtica compañera, sin necesidad de título que corone la relación. Con el mar como fondo, la pareja mantuvo charlas confidentes y carcajadas cómplices que no disimularon con la llegada de Juanita Tinelli. Al arribar, la pequeña abrazó a Calabró y pidió ayuda a papá con el protector solar.

Candelaria y su novio, Ignacio Lecouna, decidieron caminar por José Ignacio en un paseo de algo más de dos horas, bajo el sol del mediodía. Se reunieron con amigos para almorzar en lo de Lucy y no regresaron sin un helado de Popeye. En tanto, Francisco le hizo frente al viento esteño a bordo de su cuatriciclo. El día anterior había estrenado la cancha de papá con un partido entre amigos, antes del de adultos que cerró un año de campeonatos porteños. En Guanahani, Marcelo y Sol devastaban la heladerita que supieron camuflar en su deck.

Candelaria y su novio, Ignacio Lecouna, decidieron caminar por José Ignacio en un paseo de algo más de dos horas, bajo el sol del mediodía. Se reunieron con amigos para almorzar en lo de Lucy y no regresaron sin un helado de Popeye. En tanto, Francisco le hizo frente al viento esteño a bordo de su cuatriciclo. El día anterior había estrenado la cancha de papá con un partido entre amigos, antes del de adultos que cerró un año de campeonatos porteños. En Guanahani, Marcelo y Sol devastaban la heladerita que supieron camuflar en su deck.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig