Por su hijo y por ella misma, sigue peleando para recuperarse – GENTE Online
 

Por su hijo y por ella misma, sigue peleando para recuperarse

Actualidad
Actualidad

El domingo, almuerzo en familia y en casa. La tradición de los Cid volvió a repetirse luego de mucho tiempo. La costumbre nació en la casa del barrio de Barracas, y ahora se mudó a Colegiales. Así, con una jornada soleada que acompañó y animó el reencuentro, Celeste (27) tuvo su primer día de salidas transitorias que le otorgaron los médicos de la clínica de zona norte en donde se está recuperando. Y en su casa, la que compró hace poco tiempo y que ella misma se estaba encargando de remodelar, volvió a encontrarse con su hijo, André (7), con Aníbal, su papá, y con Sebastián, su hermano un año menor, que estuvo a su lado desde el primer momento, cuando decidió internarse en la clínica Avril el pasado septiembre.

Sebas, quien la acompaña a todos lados y comparte con su hermana el amor por la fotografía, es quien se anima a romper el hermetismo que rodea a la actriz y confiesa: “Mi hermana, de a poco y sin mucha prisa, se está recuperando. No es algo sencillo, no se cura tomando una aspirina; por eso no podemos decir cuánto tiempo demandará. Lo bueno es que está saliendo. Por ahora no está para dar una entrevista, pero sí te puedo decir que se encuentra mucho mejor. Con la ayuda de todos va a salir adelante”.

UN LARGO CAMINO A CASA. El 19 de septiembre, Celeste se internó por sus propios medios en la clínica psiquiátrica porteña Avril. Según el parte médico oficial, el cuadro que presentaba en el momento de su ingreso era “excitación psicomotriz con depresión respiratoria”, causada por un exceso de actividad física y un brusco descenso de peso. Entonces se comentó que la actriz se había descompensado porque quería verse impecable en el nuevo proyecto que iba a encarar en diciembre, el papel junto a Gonzalo Heredia en la tira El lobo, la nueva ficción a la que Pol-ka apuesta para el 2012. Con un elenco de lujo, al que se habían sumado Luisana Lopilato, Isabel Macedo, Osvaldo Laport, Adrián Navarro y Vanesa González, ella iba a ser la estrella principal. Hasta que su cuerpo le dijo basta. Seguía una dieta “talibana” de 600 calorías por día y una rutina de entrenamiento de casi ocho horas a la semana. Con tanto esfuerzo consiguió bajar muchos kilos en poco tiempo, pero terminó con un desequilibrio emocional severo, al que no serían ajenas adicciones anteriores. Y aunque en un principio todos especulaban que en pocos días iba a estar nuevamente en su casa, la recuperación se extendió más de lo que habían pensado familiares y amigos.

Para todos, fue una señal de alerta. A las pocas semanas, cuando su mejoría era notable, los médicos que la asisten le dieron el alta pero recomendaron, si ella quería continuar con el tratamiento, su traslado a una clínica en zona norte, con más espacio y contacto con la naturaleza. Ahí Celeste comenzó su recuperación y a su terapia le sumó mucha lectura, y manualidades que incluyeron dibujo y pintura. De André se ocupa el papá, su ex pareja Emmanuel Horvilleur, quien se llevó a su hijo a vivir a su casa y continuó ayudándolo en la puesta a punto de una obra de teatro que sorprendió a todos. Porque André se puso el traje de actor y realizó el papel principal de una obra de Disney realizada en el colegio y que tuvo la característica de ser toda en inglés. Por suerte, como viven a pocas cuadras de distancia, el recorrido al colegio y al club donde juega al fútbol dos veces por semana, no cambió demasiado. Desde Pol-ka habrían decidido buscarle un reemplazo para su papel protagónico en la tira que en el mes de febrero ocupará el espacio prime-time. Los que la rodean piensan que es lo mejor. “Hoy lo único que tiene que importarle a Celeste es ponerse bien y conseguir esa paz interior que tanto busca”, aseguran sus íntimos. “Quiero vivir la vida y disfrutar de las cosas simples y cotidianas”, confesó la actriz en su última entrevista. Quizá lo consiga muy pronto. Feliz, Celeste tuvo su primera salida. El sol pareció acompañar ese, su gran día. Hoy su prioridad pasa por ponerse bien para volver a trabajar.

Feliz, Celeste tuvo su primera salida. El sol pareció acompañar ese, su gran día. Hoy su prioridad pasa por ponerse bien para volver a trabajar.

Acompañada por papá, Aníbal, y Sebastián, su hermano menor, el domingo volvió a su casa y almorzó en familia.

Acompañada por papá, Aníbal, y Sebastián, su hermano menor, el domingo volvió a su casa y almorzó en familia.

“Mi hermana está mejor. De a poco y sin mucha prisa se está recuperando. No es algo sencillo, no se cura tomando una aspirina; por eso no podemos decir cuánto tiempo demandará” (Sebastián, hermano de Celeste)

“Mi hermana está mejor. De a poco y sin mucha prisa se está recuperando. No es algo sencillo, no se cura tomando una aspirina; por eso no podemos decir cuánto tiempo demandará” (Sebastián, hermano de Celeste)

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig