Por qué le temen a Gran Cuñado – GENTE Online
 

Por qué le temen a Gran Cuñado

Actualidad
Actualidad

Hubo presiones de todo tipo. Cuando Gran Cuñado estaba recién en proceso de gestación, Ideas del Sur recibió sorpresivas inspecciones integrales de la AFIP. Algunos las interpretaron como “acciones de amedrentamiento”. Más tarde, Marcelo Tinelli recibió llamados de distintos políticos de primera línea que querían saber si estaban o no entre los representados en la casa. Curiosamente, los más enojados fueron dos candidatos que no tenían lugar en la competencia. Después, cuando el programa ya estaba al aire, el guionista Pablo Semmartín denunció haber recibido una amenaza en su teléfono celular. La voz, anónima, le dijo: “Hermano, no tenés nada a tu nombre, pero sabemos que te mudaste a... Ojo, porque te vamos a dejar en fetitas”. Incontenible, Aníbal Fernández tampoco se privó de opinar acerca del programa. En entrevista con Radio Mitre, el ministro de Justicia dijo que su caricatura le divertía, aunque sugirió dejar fuera de competencia a la Presidenta. Habló de “excesos” y deslizó la posibilidad de “regular”… ¿Regular el humor? Más tarde, por la pantalla de Intrusos, Aníbal –el vocero K por excelencia– volvía a la carga: “Hay cosas de las imitaciones que corregiría”. Mientras, la Presidenta no abrió la boca. Sólo se sabe que, a través de un tercero, pidió respeto. O clemencia. “Que me cuiden”, sugirió.

Las diecinueve caricaturas llevan el nombre de pila de los originales. Cuando Cristina ingresó a la casa de Gran Cuñado, el rating trepó a 33,8 puntos. Aunque nunca alcanzó los 36,6 que midió la primerísima Alicia (clon de la ministra Kirchner). En Gobierno, asesores de prensa e imagen debaten los pasos a seguir. Y se debaten en mil preguntas. ¿Cristina debe permanecer en la Casa e intentar ganar el juego a costo de mantener semejante nivel de exposición? ¿O es preferible que salga de pantalla expulsada por el voto del público? En realidad, nadie sabe bien cómo se juega este juego…

La imitación de Martín Bossi es perfecta. Alcanzó el mismo tono de voz y copió al detalle su movimiento de manos. Habló también de sus extensiones y, sobre el final, improvisó una despedida imperdible: “Hasta la Victoria… Secret”, dijo. ¿Se habrá reconocido en ella la Presidenta? Quedan tres detalles de vestuario por pulir: Cristina Fernández de Kirchner siempre usa stilettos, suele llevar una costosa esclava en su tobillo derecho… ¡y nunca sale de casa sin sus anillos!

PALABRA AUTORIZADA. Alfredo Leuco conoce la intimidad de la Casa Rosada como pocos. Es periodista y analista político, con más de 30 años de trayectoria en la gráfica. Además, de lunes a viernes, de 13 a 17 horas, acompaña a Fernando Bravo en Radio Continental. Y los martes a las 22.30 conduce el programa Le doy mi palabra por Canal 26. Ahora, junto a GENTE, hace un análisis de esta nueva versión de Gran Cuñado.

–¿De qué se ríen los Kirchner, Leuco?
–No lo tengo muy claro. Pero es evidente que el humor político los irrita.

–Poco después de asumir como presidente, Néstor le abrió las puertas de la Casa de Gobierno a ShowMatch. Y participó en un sketch junto a Freddy Villarreal, que estaba caracterizado como Fernando de la Rúa. ¿Acaso Kirchner pensaba que a él nunca podía pasarle algo parecido?
–Siempre es más fácil ver la paja en el ojo ajeno. Kirchner acepta el humor político sólo cuando lo beneficia.

–¿Por qué molesta Gran Cuñado al Gobierno?
–En realidad, a Néstor Kirchner le molesta todo lo que implique una mirada crítica hacia su gestión. Tiene un umbral de tolerancia muy bajo. Yo lo viví en carne propia cuando hacía un programa en América con Marcelo Longobardi. En el último bloque teníamos a un extra que imitaba a Kirchner. Estaba en su despacho, tenía un pingüino con la camiseta de Racing sobre el escritorio y hacía la crítica del programa… Por ese personaje recibimos muchísimas presiones de funcionarios, que llamaban al canal para sacarnos del aire. En ese tiempo hicimos también un informe tremendo acerca de los fondos de la provincia de Santa Cruz… ¡Pero lo que más volvía loco al presidente era la caricatura del final!

–Permítame otra pregunta tonta: ¿cómo puede presionar un gobierno sobre un canal?
–Sacándole pauta oficial, negándole entrevistas, mandándole inspecciones de la DGI… Cuando los dueños de canales tienen otro tipo de negocios, también los presionan impositivamente sobre esos negocios. Es una técnica muy común en la gestión Kirchner.

–¿Qué le falta a la imitación de la Presidenta?
–Algunas citas célebres y muchas palabras esdrújulas… Cristina siempre quiere mostrar su formación intelectual. Necesita que todos sepan que es culta, que ha leído mucho más que su marido. Y es cierto, porque Néstor Kirchner ha leído poco. ¡Se le nota cuando habla! Para mostrar su erudición, ella apela en sus discursos al lenguaje de la sociología. Quizás a la caricatura le falte este toquecito.

–Si fuese asesor de prensa de Cristina Fernández de Kirchner, ¿qué actitud le sugeriría tomar respecto a Gran Cuñado?
–Mi consejo sería: “Tomátelo con humor. Divertite y montate sobre la ola”. No le recomendaría poner gente a trabajar para quedarse más o menos días en la casa. La reacción de Elisa Carrió fue perfecta. En el cierre de la presentación de los candidatos de su partido, la líder del ARI dijo: “Mi personaje en el programa de Tinelli dice que San Pedro es mi puntero en el Cielo. Es cierto: en mi equipo lo tengo a San Pedro. En realidad, tengo al intendente de San Pedro, Mario Barbieri. Y mis punteros en el Cielo son Alfredo Bravo y Raúl Alfonsín”. ¿Ves? Yo le recomendaría a Cristina hacer lo mismo, tomárselo con humor.

–¿Qué político va a sacar mayor rédito de Gran Cuñado? ¿El que abandone la casa primero y salga pronto de la pantalla, o el que se quede hasta el final y gane el juego?
–Imposible saberlo. Todo lo que sucede en Gran Cuñado tiene una carga de subjetividad enorme. La nominación de Cristina Fernández de Kirchner es un buen ejemplo. A la Presidenta la votaron dos sectores opuestos: los kirchneristas –que la quieren salvar de esta exposición– y los antikirchneristas –que sienten que sacándola de la casa de Gran Cuñado la echan de la Casa Rosada (a esto los psicoanalistas lo llaman transferencia)–. Entonces, es imposible determinar quién gana si Cristina se va antes… El ganador siempre es Marcelo Tinelli, que factura a dos manos.

–El ministro de Justicia Aníbal Fernández –habitual vocero K– puso en evidencia la postura del Gobierno cuando propuso dejar a la Presidenta al margen del programa.
–Fernández tuvo una primera reacción buena, que fue reírse de su caricatura. Pero me parece negativo e insólito que el ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la República Argentina diga que en un programa humorístico se cometen “excesos” y deslice la posibilidad de “regularlo”. ¡Lo único que falta es que regulemos el humor en la Argentina! No hay antecedentes de esto, salvo en los gobiernos totalitarios.

–Hay un síndrome post De la Rúa que rige la relación entre los políticos y el humor. Luego de su renuncia, el ex presidente culpó de su desprestigio a la caricatura que le hizo Freddy Villarreal.
–¡Otra tontera del ex presidente! A De la Rúa no lo hicieron tonto en VideoMatch. El ya era tonto desde antes. Sólo exageraron el gesto, como ocurre en cualquier caricaturita. Pero la base era muy cierta. Si él cree que lo volteó Tinelli, está muy equivocado: De la Rúa se volteó a sí mismo.

–¿Una imitación puede modificar la imagen pública del personaje real?
–El humor no inventa personajes positivos o negativos. La buena caricatura necesita tener base en la realidad. Si no la tiene, no prende. Nadie aceptaría una caracterización de Elisa Carrió como cleptómana. ¿Por qué? Porque ni siquiera sus más grandes detractores sospechan que Carrió sea ladrona. El personaje necesita tener una vinculación con la realidad.

–La primera caricatura de Néstor Kirchner en pantalla fue un muñeco llamado Virolita, que tuvo un paso fugaz por el programa La otra verdad, de los hermanos Korol. Cuando el personaje salió del aire, dijeron que también se había levantado por presiones del Gobierno.
–Virolita era una especie de chirolita del muñeco Cabezón, que pretendía ser una caricatura de Duhalde. Los dos salieron pronto del aire. Pero después los Korol tuvieron sus beneficios, porque les dieron trabajo en Canal 7. Seguramente abandonaron el personaje por convicción...

El juego ya comenzó. Otra vez, las secciones Política y Espectáculos se confunden en los diarios. Por obra y gracia de Marcelo Tinelli, claro. ¿Cómo seguirá su relación con el matrimonio Kirchner después de Gran Cuñado? Imposible saberlo. Todo puede pasar, “como en la vida misma”Cristina, la genial creación de Martín Bossi, en el piso de ShowMatch junto a Marcelo Tinelli. Su despedida fue contundente: “Hasta la Victoria… Secret”, dijo.

Cristina, la genial creación de Martín Bossi, en el piso de ShowMatch junto a Marcelo Tinelli. Su despedida fue contundente: “Hasta la Victoria… Secret”, dijo.

Andrés Parrilla es experto en efectos especiales de maquillaje. Y es también el responsable de todas las máscaras que se usan entre las caracterizaciones de Gran Cuñado. También de la de Cristina, claro. “Su máscara no fue sencilla. Si bien a los 18 personajes restantes les pusimos la misma dedicación, en la Presidenta tomamos un especial cuidado, porque sabíamos el grado de exposición que iba a tener.

Andrés Parrilla es experto en efectos especiales de maquillaje. Y es también el responsable de todas las máscaras que se usan entre las caracterizaciones de Gran Cuñado. También de la de Cristina, claro. “Su máscara no fue sencilla. Si bien a los 18 personajes restantes les pusimos la misma dedicación, en la Presidenta tomamos un especial cuidado, porque sabíamos el grado de exposición que iba a tener.

En octubre de 2007, Marcelo Tinelli recibió al entonces presidente Néstor Kirchner y la candidata Cristina Fernández de Kirchner en Bolívar. ¿Cómo seguirá la relación después de Gran Cuñado?

En octubre de 2007, Marcelo Tinelli recibió al entonces presidente Néstor Kirchner y la candidata Cristina Fernández de Kirchner en Bolívar. ¿Cómo seguirá la relación después de Gran Cuñado?

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig