Por qué es fundamental tener un registro de femicidios: «Cada víctima representa el punto más extremo de la violencia machista» – GENTE Online
 

Por qué es fundamental tener un registro de femicidios: "Cada víctima representa el punto más extremo de la violencia machista"

El observatorio "Ahora Que Sí Nos Ven" lleva un registro de los femicidios ocurridos en el país. La información permite visualizar el creciente número de casos, aparte de alertar sobre la violencia de género de la que son víctimas miles de mujeres.

23 de febrero. Sólo pasaron 54 días de 2021 y el padrón de femicidios del observatorio "Ahora Que Sí Nos Ven" ya tiene 49 nombres. Lara Andrés, de la organización explica: "Desde 2015 realizamos un registro mensual de femicidios a partir del análisis de medios gráficos y digitales. Comenzamos a sistematizar estos casos después de la primera marcha Ni Una Menos. Es importante informar las cifras de femicidios para visibilizar la magnitud de la violencia machista". 

Adelanta que los números están en continuo cambio. Por un lado, porque la violencia no se detiene y de acuerdo a la información que manejan -en sintonía con otras organizaciones sociales- en Argentina ocurre un femicidio cada 26 horas. Por otra parte, porque a fin de tener la información actualizada relevan los casos que aparecen en medios de comunicación y son conscientes de que algunos pueden cambiar de carátula a lo largo de la investigación.

"Los casos que damos a conocer en nuestros relevamientos e informes no son sólo números fríos: cada víctima representa el punto más extremo de la violencia machista, como consecuencia de las desigualdades de poder entre los géneros", detallan desde el Observatorio.

Les importa dar cuenta de lo que hay detrás de cada caso: "Analizamos variables para que todos, incluso el Estado, conozcan los contextos en que ocurren los asesinatos. Los femicidios ocurren en más del 60% de los casos en la vivienda de la víctima; que los femicidas son principalmente sus parejas o ex pareja; la zona geográfica donde tienen lugar; entre otros, permite pensar acciones y políticas públicas para prevenir, erradicar e incidir en el abordaje integral de estas situaciones".

En este sentido, puntualizan lo ocurrido durante los primeros meses de la pandemia, luego de que se decretara en el país el aislamiento social, preventivo y obligatorio. "Durante la cuarentena llevada adelante producto de la pandemia por COVID-19 las mujeres se encontraban en un riesgo mayor, ya que estaban conviviendo 24/7 con sus agresores. Desde el Estado se diseñaron e implementaron distintas medidas acordes a la exposición que estaban viviendo estas personas, como lo fue el permiso de circulación para denunciar durante el ASPO, o los distintos canales de atención de la línea 144", explican.

Siguen cada caso. Saben que 8 de las 49 víctimas de femicidio de 2021 (43 directos y 6 vinculados) habían realizado denuncias ante la Justicia y que en 4 casos la Justicia ya había tomado medidas.

"Desde la sociedad civil es fundamental realizar este tipo de trabajos, no sólo de registro sino también de análisis, monitoreo de derechos y denuncia. Somos las organizaciones feministas y de las diversidades sexogénericas quienes tenemos contacto cotidiano y acompañamos de distintas maneras a aquellas personas que ven día a día vulnerados sus derechos en los barrios, las escuelas, las oficinas y nuestros hogares. Las redes feministas, que realizan un trabajo vital de lucha por la conquista de derechos y el respeto por los ya conquistados, son las que transforman de a poco y desde abajo a la sociedad e impulsan el cambio cultural necesario para erradicar las violencias", expresan las responsables del observatorio "Ahora Que Sí Nos Ven", que cada día actualiza su registro de femicidios.

A 6 años de haber comenzado a realizar esta tarea, se animan a señalar cambios en la sociedad. "Comenzamos a reclamar masivamente por el cese de los femicidios y la violencia física, hechos que eran naturalizados e incluso tolerados. Al mismo tiempo, se empezaron a visibilizar las violencias más imperceptibles: los acosos, los micromachismos, la homo-transfobia, el lenguaje sexista, la cosificación, la desigualdad económica y la violencia sexual", expresan.

Aplauden la sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, la Ley de Educación Sexual Integral y la Ley Micaela -por la que todos los funcionarios públicos de los tres poderes deben recibir capacitación con perspectiva de género- como frutos de la lucha feminista que se intensificó luego de la primera marcha Ni Una Menos en junio de 2015. "Sin embargo, todas estas conquistas deben ser defendidas a diario por el conjunto de la sociedad, ya que siguen vigentes las resistencias de algunos sectores minoritarios pero de mucho poder en nuestro país", sentencian. Y concluyen: "Por eso, sin organizaciones y movimientos sociales feministas sería imposible lograr más derechos e impedir que avasallen los ya obtenidos".


Para denunciar violencia de género podés comunicarte de manera gratuita las 24 horas del día, los 365 días del año, a través de un llamado al 144, por WhatsApp al +5491127716463, por mail a linea144@mingeneros.gob.ar o descargando la app.


Foto: Fabián Uset

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig