Por primera vez, Katie Holmes revela cómo es su vida de madre soltera, tras separarse de Tom Cruise y Jamie Foxx – GENTE Online
 

Por primera vez, Katie Holmes revela cómo es su vida de madre soltera, tras separarse de Tom Cruise y Jamie Foxx

Actualidad
Actualidad

Es poco frecuente que la actriz de Hollywood conceda entrevistas, y menos aún que en ellas hable acerca de su vida personal. Pero ahora la intérprete decidió explayarse acerca de su vida privada, de su situación amorosa y de su hija, Suri Cruise, que ya tiene 14 años.

El tiempo pasa y las chicas crecen. Katie Holmes (41) lleva más de 20 siendo una actriz de Hollywood muy conocida, desde que arrancó su carrera en la exitosa serie de televisión Dawson Creek. Pero el gran salto le llegó en 2005, cuando empezó una relación con el también actor Tom Cruise. Ambos se casaron en noviembre de 2006 en una multitudinaria boda en un castillo a las afueras de Italia. El matrimonio duró algo más de cinco años, y el divorcio tuvo lugar en verano de 2012.

Katie Holmes en sus comienzos. Foto en el set del capítulo piloto de Dawson Creek.

Como persona pública, siempre he recibido mucha atención, en distintos períodos de mi vida", reflexiona, sin citar ni a su exmarido, Tom Cruise, ni tampoco a su última pareja, el actor Jamie Foxx, con quien salió durante seis años, hasta el pasado mes de agosto. "Y cuando tienes tanta atención, a veces no querés ni salir de casa porque es demasiado. Podes sentirte consumida por lo que la gente diga, pero de repente decís hacer las cosas a tu manera. Me siento como si hubiera conseguido resolverlo todo. Estoy logrando hacer los proyectos que quería hacer, relajándome un poco.Estuve por acá y por allá, y ahora sigo acá. ¡No lo puedo creer”, se ríe.

Tras terminar la serie que le dio la fama,Dawson’s Creek, en 2005, Katie empezó a salir con Tom Cruise y se convirtió en madre solo con 20 años de edad en 2006

Esa separación de Cruise fue la que la hizo mudarse a Nueva York. “Fue una época intensa. Tenía muchísima atención y una niña pequeña de la que ocuparme", dice en referencia a su hija Suri. "Tuvimos ciertos momentos singulares, también en público. Mucha gente a la que no conocía se convirtió en amiga, nos ayudó, eso es lo que amo de esta ciudad. Hubo un momento increíble, creo que lloré. Suri tenía como seis o siete años y se quedó a dormir en casa de un amigo mientras yo estaba viendo el ballet en el Lincoln Center. A las diez de la noche me llamó: ‘¿Mami, puedes venir por mí?’. Tomé un taxi y fui a por ella, que estaba agotada. Se durmió de camino a casa. Cuando llegamos al edificio, el taxista abrió la puerta y me ayudó a bajarla para que no se despertara. Me ayudó a llevarla a casa. Fue tan amable...”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig