Ahora leyendo
“Por ahora no me voy a casar”

“Por ahora no me voy a casar”

Redacción Gente

Todo amor que se precie, requiere su nidito. Y Leticia Bredice (26) encontró el suyo en la zona de La Horqueta, donde comparte sus días con Alan Faena (36). El romance nacido gracias a Julieta Ortega -amiga de ambos- a fines del 2001 continúa viento en popa, en una lujosa casa de uno de los barrios más exclusivos de la Argentina. Y a meses de romance, ya hay quienes tararean la marcha nupcial. Algo que Leticia decidió silenciar de forma tajante… por ahora.

Con cancha de tenis y un parque envidiable, la actriz de 22 El Loco y el ex empresario textil se dedican desde hace cinco meses a sacarle el jugo a un alquiler que desafía la devaluación. Diseñada para ser tirada por la ventana, la casa sobre la calle Riobamba es un party palace con todas las letras. 

Sin embargo, la pareja más cool de la farándula local mantiene el volumen bajo. Cristina, una de sus vecinas, alaba su tranquilidad, en una zona donde la tranquilidad es todo:
Cero ruido. Divinos. Tienen muy buena onda“. Cada tanto, la pareja zarpa para la chacra de Faena en José Ignacio, y la casa de La Horqueta queda a manos de amigos.

Leticia suele sacudir sus mañanas con sesiones de jogging. Vestuario simple: remera ajada, calzas viejas y zapatillas. Así se la ve paseando por la estación de servicio
Sol, en la esquina de Sucre y Tomkinson. 

Las campanas de boda no suenan y ella afirmó rotunda: “Por ahora no me voy a casar“. Si se menciona el porvenir, ella responde irónica: “Ni tengo laburo“. Y ríe. Si hay boda, sólo ella sabe.

Descansando en uno de los barrios más exclusivos de la Argentina, Leticia sale a correr todas las mañanas. Despreocupada y calma, se toma unos días. Los planes para el futuro pueden esperar.

Puede interesarte

Descansando en uno de los barrios más exclusivos de la Argentina, Leticia sale a correr todas las mañanas. Despreocupada y calma, se toma unos días. Los planes para el futuro pueden esperar.

El romance nacido gracias a Julieta Ortega -amiga de ambos- a fines del 2001 continúa viento en popa.

El romance nacido gracias a Julieta Ortega -amiga de ambos- a fines del 2001 continúa viento en popa.

Ir Arriba