Populares & divinas – GENTE Online
 

Populares & divinas

Actualidad
Actualidad

Laura Esquivel
Ya no puedo ir a la placita de la vuelta ni con el pelo suelto

Disfruta sabiendo que el próximo sábado su ortodoncista le quitará los braquets que usa desde “hace diecisiete meses –puntualiza la paciente, a la que le entregarán uno parecido para la ficción–. Braquets, bah, aparatos fijos”, propone Laura Natalia Esquivel (13; taurina del 18/5/94; porteña), que en persona, cara a cara, poco tiene de Patito Feo. O, perdón, mucho, en realidad, puesto que es la protagonista del actual suceso infantil. “Mi vida cambió un montón en los últimos 120 días. Hasta ahí iba a la placita de la vuelta, al súper de los chinos. Ya no puedo. Ni con el pelo suelto”, cuenta la pequeña (1,57 m) mientras admite que es enamoradiza, “igual que cualquier adolescente”, que le genera nervios acercarse a algún pibe que le gusta y que le pide al cielo “¡por favor, quiero crecer un poquito!”, amparándose en la esperanza de que un interesante número de calzado (lleva el 37,5), anticipe una interesante altura. Entretanto, quien comenzara cantando a los 7 con Analía (su profesora del barrio), participara en un casting de la Academia de Valeria Lynch, llegara al programa Guinzburg & Kids, a Peter Pan –en el Opera–, a los concursos 30 minutos de fama (que ganó) y Cantamérica (en ShowMatch), a Código fama internacional, en México, y a Sábado gigante, en Miami, informa que cada día recibe 150 mails en su site www.lauranatalia.com.ar, e intenta contestarlos sin excepción. Hija única de los médicos Jorge y Silvana (“Si digo la edad de ellos, me matan”), alumna de primer año en el Colegio Esteban Echeverría de su San Telmo natal y agradecida a “mi padrino Marcelo Tinelli, que me dio la posibilidad de probar y quedar” en la tira de las 18, Lauri o Laurita le escapa a la cocina (“aún no me permiten usar el fuego”), ama tocar el piano y actuar, recuerda emocionada a su fallecida abuela Noni (Clelia) y goza los ravioles con estofado de la nona Emilia. Además, adora salir de camping en familia, jugar al paddle y al tenis y nadar, admira a Natalia Oreiro, escucha los Carpenters, ve Lost, colgó cuadros de Mickey y Minnie en su habitación, atesora un autógrafo de Fabián Vena, prefiere la ropa sport y los colores apagados y acaba de aprender a bajar el volumen de su micrófono casero después de que un vecino saliera al pasillo del edificio que habita gritando “¡basta!”.

Brenda Asnicar
“Te juro, no me considero una inútil en cuestiones hogareñas”

Seis horas. Mi récord conversando por celu es de seis horas. Y el monto de la factura del mes, mejor indagá a mis padres y mi hermano, que se calentaron bastante frente a mi cuelgue, prefiere Brenda Daniela Asnicar Mendoza (libriana del 17 de octubre de 1991; capitalina). Sin embargo, no creemos que Adriana (39, diseñadora) y Gustavo (45, comerciante) nos revelen el secreto. Lo mismo, Iván (18, estudiante de cine). Mejor sigamos indagando a la muchachita de 1,58 m, líder de Las Divinas. “Lo reconozco: soy ambiciosa. Me gusta salir de shopping y comprarme ropa de marca. Tengo cositas de Divina, sí, aunque también bastante de Popular. Jamás le haría daño a nadie. Yo sólo me concentro en mí a la hora de intentar cumplir objetivos. No me encontrarás pisando cabezas”, sostiene la alumna de primer año polimodal del Colegio Nuevo de Las Lomas, que encuentra una de las claves del fenómeno Patito Feo en que “el público joven se refleja en nuestros personajes o descubre alguno de ellos en sus amigos y su entorno”. Ex integrante de Cantaniño y conductora de Chicos argentinos, ambos por tevé, Bren, futura estudiante de Psicología, recuerda que una de las pruebas para ingresar al ciclo de Ideas del Sur la realizó durante la jornada en la que iba a festejar sus 15 años, dentro del barco Galileo, de Puerto Madero. “Finalmente quedé y festejé. ¡Guah! ¡Qué fantástica locura se armó!”, respira acomodándose el cabello, la zona preferida de su figura, junto a la boca y los ojos color caramelo, y antes de revelar detallecitos personales. ¿Artista preferido? “Britney Spears”. ¿Deporte? “Atletismo”. ¿Dibujos animados? “Los Rugrats y Ginger”. ¿Club de fútbol? “River”. ¿Señorita de San Nicolás o lo opuesto a la señorita de San Nicolás? “Poné que, de verdad, no me considero una inútil en cuestiones hogareñas”. ¿Clase de alumna? “Media”. ¿Novio? “Yo soñaba salir con un muchacho que me quisiera, fuera bueno y viviera cerca de mi casa, y apareció Andrés (Gil, Bruno en la tira), que me quiere, es bueno y vive a cuadra y media de casa. ¿Y adiviná qué sucedió?”.

Thelma Fardin
“¿El primer beso? Lo di hace siete meses, pero nunca estuve de novia”

Se llaman Florencia, Giuliana y Matías, son tres primos míos y deseo acusarlos, porque me exigen clases gratuitas de coreografía y negocian autógrafos míos entre sus amigos”. Los denuncia Thelma Inés Fardin (14; escorpiana del 24/10/92; rionegrina), hija de Dora (53, martillera) y José Luis (57, dueño de una inmobiliaria), hermana de Carla (24), Mónica (35) y José Luis (37) y niña de carácter. “A los 4 me planté: ‘Quiero estudiar teatro’; y no me bajé”, relata desde su 1,64, sus ojos marrones y sus rulos al tono, que acostumbra convertir en rodete para pasar inadvertida en las multitudes. “Recién a los 6 comprendieron que lo mío no venía en chiste”, rezonga entre risas. Y tras entrar a una escuela de modelos y quedar en el staff de La edad del sol (el filme que protagonizó Soledad Pastorutti), terminó en Buenos Aires, sumándose a la Escuela de Ana Pechman. “Los tiempos del inicio costaron. Mis padres se separaron y mamá debió ponerse al hombro la mini-familia que formaba conmigo”, memora la alumna de noveno año del Olegario Andrade, de San Isidro, y quien rápidamente mostraría lo que sabe en la obra Pequeños fantasmas (del Multiteatro) y en Cabecita, La niñera, Chicos argentinos, Dibujando la tarde y Sos mi vida, por televisión. Hasta que durante un break en Pol-ka, Thelmi caminó dos cuadras y se presentó para Patito Feo. Del resto (aparte de rescatar su frase “crecí de golpe. Calculá que transitás una época plena de planteos y en la calle te endiosan”), vale recalcar que le huye a la computadora, se derrite frente a la creatividad de Mafalda, el carisma de Madonna y el talento de Avril Lavigne, escucha Queen, Rod Stewart y música ochentosa, hincha por Boca, practica esquí y patín sobre hielo, agradece los consejos de su coach, Mónica Bruni; huele a esencia de melón, se sabe posesiva, poco tiempo atrás dio su primer beso (“Hace siete meses, pero nunca estuve de novia, si bien me encanta Fernando Dente, de High School Musical, la selección”) y que no se considera inalcanzable. “A cualquiera de nosotras nos encontrás en Mc Donald’s”, cierra.

 “Somos rebeldes y enamoradizas como cualquier chica”

“Somos rebeldes y enamoradizas como cualquier chica”

 Espontaneidad y estridencia. Morisquetas y glamour. Thelma y Laura, y Brenda y Camila. “Lean la nota y los sorprenderá nuestra personalidad detrás de cámara”, coinciden.

Espontaneidad y estridencia. Morisquetas y glamour. Thelma y Laura, y Brenda y Camila. “Lean la nota y los sorprenderá nuestra personalidad detrás de cámara”, coinciden.

 Sugerente, Brenda (la competitiva líder Antonella), posa y bromea con una Barbie dibujada. También se enfrenta con Patito (izquierda). Abajo: En plena acción, parte del elenco femenino y masculino y tres exponentes de Las Divinas.

Sugerente, Brenda (la competitiva líder Antonella), posa y bromea con una Barbie dibujada. También se enfrenta con Patito (izquierda). Abajo: En plena acción, parte del elenco femenino y masculino y tres exponentes de Las Divinas.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig