PIA SLAPKA: “A mi marido lo enamoro con la cocina. ¡Todo vale para mantener la pasión!” – GENTE Online
 

PIA SLAPKA: “A mi marido lo enamoro con la cocina. ¡Todo vale para mantener la pasión!”

Actualidad
Actualidad

En paralelo la maquillan, la peinan y hacemos la nota. Todo sea por llegar a tiempo a buscar a sus hijos Benjamín (6) y Gerónimo (3) al cole. “No me gusta delegar su educación y crianza. Estar presente como mamá me hace sentir plena como mujer”, asegura Pía Slapka (32), que se define como un ama de casa aggiornada.

¿Cuál es la diferencia con las tradicionales? “En que trabajo, porque antes las mamás sólo se ocupaban de la casa. A mí me encanta, y creo que tenemos que revalorizar esa tarea”, dice la top de Multitalent Agency, casada desde hace doce años con una de las cabezas de la empresa, Paul García Navarro (46).

Además de hacer conducciones de eventos y de su trabajo como modelo, “del que de a poco me voy despidiendo”, la rubia se prepara para ser jurado –por segundo año consecutivo– de El emprendedor del millón, que saldrá al aire en agosto por Telefe.

–Hace diez años arrancaste en la tele con El show creativo. ¿Hoy ocupás el lugar en el que querés estar?
–Sí, estoy contenta. Mi carrera dentro de la televisión fue igual que con el modejaje: escalón por escalón.

–¿A qué aspirás como conductora?
–A seguir siendo fiel a mis valores de siempre, y formarme para transmitir con contenido. Estoy haciendo un curso de locución y tomando clases particulares de periodismo.

–¿Sos de las que resisten un archivo?
–¡No sé si me atrevo a decir eso! Já. Pero creo que mantengo una línea.

–¿Hasta dónde incide tu marido en tus decisiones profesionales?
–Paul también es mi representante, pero la última palabra es mía. Aportó mucho a mi carrera y me dio luz cuando no veía, tal vez por inseguridades o por egos, que por suerte con los años fui dejando de lado para ver más allá. Es crítico, y se lo agradezco. No me gusta la obsecuencia.

–Siempre te mantuviste fuera de los escándalos. ¿Es posible mantenerlos al margen y estar en el medio?
–Soy consciente de mi responsabilidad como persona pública. Hay gente que te puede copiar porque cree que, como estás ahí, es lo bueno. Uno puede hacer una carrera sin escándalos. No creo que sean constructivos.

–Muchos los usan para hacerse famosos.
–Cada uno despliega las herramientas que tiene. Hace unos años era más crítica y renegaba de los mediáticos, pero después de varios años de terapia aprendí que en la diversidad está la riqueza, y que uno puede elegir.

–¿Qué programas se ven en tu casa y cuáles no les dejarías ver a tus hijos?
–Ellos no ven tele de aire, porque son muy chiquitos y me gusta conservarles la inocencia. Con mi marido hacemos un popurrí. Antes miraba más, pero ahora prefiero agarrar un libro y estudiar. No desde el lugar de desmerecer la tele, porque soy del medio y consumo.

MULTI-PIA. Comparte sus recetas en las redes sociales, sus looks en Instagram, es modelo, conductora, mamá, y desde hace un tiempo, cría a su hermano Iván (19). “Mi papá murió hace diez años y mamá tuvo un ACV, así que el Polaco vino a vivir con nosotros. Estamos felices de tenerlo en casa”, cuenta Pía, la cuarta de cinco hermanos. Con humildad, dice: “No me gusta eso de la modelo, actriz, conductora... ¡No podés ser todo!”.

–¿No te considerás una mujer multifacética?
–En lo personal, sí. Como te decía, soy un ama de casa aggiornada. ¡Cocino porque tengo que mantener feliz a mi marido! Cuando me casé no me salía ni una torta de paquete. A Paul le he dado lasañas crudas. Pero, con la práctica, y tantos programas de cocina que vi, aprendí. Me gusta que en casa se coma casero.

–¿Lo enamorás con la cocina?
–¡Claro! ¡Después de catorce años juntos, todo vale para mantener viva la pasión!

–¿Renunciás a ser sexy por tener marido e hijos?
–¡Nah! A mis 32 años, ¡no puedo entregarme! Para que te des una idea, eliminé de mi placard la joggineta y la remera enorme dominguera.

–¿Paul ayuda con la casa y los chicos?
–Es un genio. El se encarga más del jardín y los autos, y yo de la casa. Pero si no puedo va al súper, baña a los chicos... Es un padre súper presente.

–¿Qué cambió después de los sustos que se pegaron con los infartos de él?
–Creo que el impacto lo vivimos ahora, años después. Hoy soy más consciente y disfruto del día a día. Soy una agradecida de la vida. Hay gente que se queja por todo. Yo aprendí a romper con eso. Me siento una privilegiada. No pongo el acento en lo que me falta, sino en todo lo que tengo. Y eso es lo que me hace feliz a diario.

Terminado su ciclo en Fox Life, donde conducía Jardineras y participaba de Tu vida más simple –“ahora pasan algunas repeticiones, pero el nuevo formato viene del exterior”, explica–, está en pleno countdown para comenzar con el programa de Telefe.

Terminado su ciclo en Fox Life, donde conducía Jardineras y participaba de Tu vida más simple –“ahora pasan algunas repeticiones, pero el nuevo formato viene del exterior”, explica–, está en pleno countdown para comenzar con el programa de Telefe.

“Mi marido aportó mucho a mi carrera. Me dio luz cuando –por inseguridades o por egos– no veía el futuro”

“Mi marido aportó mucho a mi carrera. Me dio luz cuando –por inseguridades o por egos– no veía el futuro”

“¡Cocino porque tengo que mantener feliz a Paul! Cuando me casé no me salía ni una torta de paquete y la lasagna me quedaba cruda... Pero fui aprendíendo”

“¡Cocino porque tengo que mantener feliz a Paul! Cuando me casé no me salía ni una torta de paquete y la lasagna me quedaba cruda... Pero fui aprendíendo”

“Adoro las casas con el horno caliente y aroma a torta”, asegura la modelo, y cuenta que la merienda más pedida por su familia es el bizcochuelo o budín con una taza de leche.

“Adoro las casas con el horno caliente y aroma a torta”, asegura la modelo, y cuenta que la merienda más pedida por su familia es el bizcochuelo o budín con una taza de leche.

Pía comparte una de sus preparaciones preferidas, que además es súper fácil: el budín de limón. Ingredientes: 120 g de manteca, 3 huevos, 200 g de azúcar, 200 g de harina leudante, jugo y ralladura de un limón. Para la cobertura: Azúcar impalpable y jugo de limón. Preparación: Mezclar la manteca blanda con el azúcar hasta que quede cremosa. Agregar de a uno los huevos, el jugo y la ralladura de limón. Incorporar la harina tamizada en forma envolvente. Hornear a temperatura media entre 30 y 40 minutos. Para la cobertura: En un bol con azúcar impalpable, sumar unas gotitas de agua hirviendo y del limón hasta lograr la consistencia deseada.

Pía comparte una de sus preparaciones preferidas, que además es súper fácil: el budín de limón. Ingredientes: 120 g de manteca, 3 huevos, 200 g de azúcar, 200 g de harina leudante, jugo y ralladura de un limón. Para la cobertura: Azúcar impalpable y jugo de limón. Preparación: Mezclar la manteca blanda con el azúcar hasta que quede cremosa. Agregar de a uno los huevos, el jugo y la ralladura de limón. Incorporar la harina tamizada en forma envolvente. Hornear a temperatura media entre 30 y 40 minutos. Para la cobertura: En un bol con azúcar impalpable, sumar unas gotitas de agua hirviendo y del limón hasta lograr la consistencia deseada.

“No voy a dejar mi lado sexy por ser mamá. ¡A mis 32 no me pienso entregar! Para que veas, eliminé de mi placard la joggineta y la larga remera dominguera”

“No voy a dejar mi lado sexy por ser mamá. ¡A mis 32 no me pienso entregar! Para que veas, eliminé de mi placard la joggineta y la larga remera dominguera”

Junto a Paul García Navarro, su marido desde hace 14 años, y uno de los dueños de Multitalent Agency, tiene a Benjamín (6) y a Gerónimo (3).

Junto a Paul García Navarro, su marido desde hace 14 años, y uno de los dueños de Multitalent Agency, tiene a Benjamín (6) y a Gerónimo (3).

“No me gusta delegar la educación y la crianza de mis hijos. Estar presente como mamá me hace sentir plena como mujer”

“No me gusta delegar la educación y la crianza de mis hijos. Estar presente como mamá me hace sentir plena como mujer”

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig