“Pettinato dice que tengo gambas bien italianas” – GENTE Online
 

“Pettinato dice que tengo gambas bien italianas”

Actualidad
Actualidad

Podríamos decir que esta chica vive de los contrastes: su metro sesenta y ocho la acompaña muy bien en el mundo del fashion y las pasarelas, aunque las cualidades que resalta de su personalidad están lejos de la distinción de la alta costura: “Me considero una persona muy guarra, una de esas chicas que adoran estar en jeans y zapatillas”.

¿Qué más? Una modelo que se animó a incursionar en otros rubros, bastante lejanos al glamour: “Tengo un supermercado con mi novio”. Así es Josefina Pouso, escorpiana, chica de curvas peligrosas –95-65-95–, la tercera de cuatro hermanas mujeres, esa femme tremenda que sube el rating de Un mundo perfecto, el programa de Roberto Petinatto.

¿Antecedentes? Fue participante de Expedición Robinson, donde sólo estuvo 10 días. “Hoy no me sacarían en la primera semana”, dice. Fue la columnista de Racing en Fanáticas. ¿Botinera? Para nada. “No me gustan los futbolistas; me parecen nenes que juegan a la pelota”, agrega. También trabajó en el cable con Campeones News; estuvo en la medianoche de América con Santiago del Moro con Clase X y fue panelista de Duro de almorzar. Todo eso para que Pettinato la apodara Piernas. “Gracias a Petti hoy nadie se acuerda de mi nombre”.

–¿Por qué te puso Piernas?
–Porque dice que mis gambas no son dos escarbadientes, sino bien italianas. Al principio pensé que me lo decía porque eran gordas, pero descubrí que no era así, y ahora me divierte el personaje que armamos juntos. Al único que no le gusta es a mi viejo: ¡ahora es el papá de Piernas! Pero le encanta que trabaje con Pettinato.

–Dicen que tus piernas suben el rating. ¿Es lo que más resultados te dio con los hombres?

–No lo sé. No estoy preocupada por el rating. Petti tiene razón: mis piernas y mi cola siempre tuvieron muy buena respuesta a la hora de los elogios y la conquista.

–¿Si tengo que conocer a Josefina Pouso, qué tendría que saber?
–Soy un tractorcito, un ave fénix (mi próximo tatuaje) y un culito inquieto como mi mamá, Cristina. Ella siempre luchó por ser la mejor vendedora de tuppers. Y yo heredé eso de ella: no me caigo nunca, soy luchadora, una piba de barrio... Estudié Derecho, pero no terminé. Soy modelo y hago producciones de modas. Como toda escorpiana, no me quedo quieta. Además soy hija de padres separados, pero después que papá se separó me dio otro hermanito. Estoy viviendo en pareja en Núñez y tengo dos tatuajes...

–¿Cómo es el último?
–Me hice una mariposa, porque a los treinta años me liberé.

–¿De qué te liberaste?
–No sé. En realidad sufría una gran carga social, y me sentía mal en todas partes: por el lado de la pareja, el trabajo y la maternidad. Cuando terminé de vivir la crisis de los 30 empecé a sentirme mejor que a los veinte, tuve la sensación de estar liberándome...

–¿Y cuántos años tenés...?
–No te lo voy a decir, porque soy coqueta. Siempre digo que mido 95-65-95, aunque no sé si es tan exacto.

–¿Amante de los cuidados?
–Sí. El amor por la estética lo heredé de mi papá, Hugo, que es arquitecto.

–¿Y de dónde viene tanto histrionismo?
–Estudié teatro cuatro años con Raúl Serrano. Me encantaba hacer las comedias de Molière, pero también algunos dramas. Me encantaría dedicarme a actuar o conducir. No creo que me quede el estigma de ser Piernas toda la vida. No soy una vedettonga, ni me gusta andar desnuda por todas partes. En el programa hago un papel, pero nunca voy a sacar un Kamasutra, ni un libro con las mejores posiciones para seducir con las piernas.

–Dicen que las escorpianas son muy fogosas. ¿En el sexo también te liberaste?
–Sí, eso dicen, pero es un mito. A mí me encanta que la pareja tenga muy buen sexo: siempre hago las cosas porque me gustan, y no por deber. Soy una mujer muy pasional, pero cuando me dicen cosas en la calle me da mucho pudor, aunque siempre fui la hija rebelde de la familia.

–¿Y cómo se tomaba tu familia tu rebeldía?
–Se volvían locos, porque era muy personal a la hora de vestirme: mis hermanas me re criticaban. Mi destino cambió cuando una amiga de mi mamá me propuso anotarme en un concurso de belleza: me eligieron Reina de la Cerveza y gané un curso en una escuela de modelos de Adrogué. Al principio empecé a modelar a escondidas de mi papá, pero después estuvo todo bien.

–¿Si hiciésemos un reality de un día en tu vida, cómo sería?
–Se morirían de risa, pero también tendrían que madrugar: yo me levanto casi todos los días a las 6 de la mañana, porque ahora estoy haciendo la producción de fotos de Martina di Trento. Además, con mi novio tenemos la concesión de un supermercado Día en Barrio Norte. También me dedico a realizar algunas producciones de campañas de modas, voy a la esteticista para cuidar las piernas y después me voy al programa. Tipo once y media de la noche vuelvo al departamento de Núñez que comparto con Javier, mi novio.

–¿Y hoy cuánto durarías en un reality?

–Cuando entré a Expedición Robinson era muy inocente. Hoy, que ya sé de qué se trata este oficio, no me sacan tan rápido de la isla... ni de ningún lado. “Soy muy guarra”, dice Jose, amante de los deportes extremos. ¿Estado civil? Vive con su novio desde hace tres meses.

“Soy muy guarra”, dice Jose, amante de los deportes extremos. ¿Estado civil? Vive con su novio desde hace tres meses.

“No soy una vedettonga, ni me gusta andar desnuda por todas partes.  En el programa hago un papel, pero nunca voy a sacar un Kamasutra, ni un libro con las mejores posiciones para seducir con las piernas”

“No soy una vedettonga, ni me gusta andar desnuda por todas partes. En el programa hago un papel, pero nunca voy a sacar un Kamasutra, ni un libro con las mejores posiciones para seducir con las piernas”

“Siempre fui la hija rebelde de mi familia. Soy una mujer muy pasional, pero cuando me dicen cosas en la calle me da mucho pudor”

“Siempre fui la hija rebelde de mi familia. Soy una mujer muy pasional, pero cuando me dicen cosas en la calle me da mucho pudor”

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig