Ahora leyendo
“Pedro, el mulo” 4, en esta clase para padres, Alfonso habla de las inseguridades: “Llegué a googlear hasta las frutas que me mandan a comprar”

“Pedro, el mulo” 4, en esta clase para padres, Alfonso habla de las inseguridades: “Llegué a googlear hasta las frutas que me mandan a comprar”

Redacción Gente

El productor más gracioso dedicó una clase completa de su Escuela para “Papis mulos” –aquellos que se pasan el día asistiendo a sus esposas– a las inseguridades a los que son sometidos.

“Hoy simplemente quería mandar un abrazo a todos los colegas que me escriben por privado”, dijo Pedro Alfonso (40) para brindar una nueva lección en el marco de su “Escuela para padres desplazados“. Anunció que se trataba de un tema muy simple.

“Quédense tranquilos, no somos tan inútiles. Simplemente nuestros errores tienen una dimensión mucho más grande que cuando ellas se equivocan. Nosotros se los dejamos pasar porque no nos parece tan grave”, reflexionó.

Y enseguida confesó por qué los papi-mulos dejan la ropa tirada en el baño, afuera del canasto. “Es porque no tenemos el poder de decisión para definir si está sucio o se puede seguir usando. Ellas nos sacaron el poder de decisión”, dijo. Y comparó la situación con las veces en las que ellas dejan “la bombacha en la canilla, no nos parece tan grave”.

“Estamos llenos de inseguridades. Yo en el supermercado googleo los productos, he llegado a googlear frutas que estaban en la listita porque no se bien cuál es”, confesó. Reconoció que es normal cometer errores y que estos no son tan graves.

Sentenció que es fundamental “aprender a convivir con las inseguridades y los miedos”. No sólo por esos episodios que ocurren dentro del hogar sino por otras situaciones que se presentan al salir.

En el cierre de la “clase” hizo referencia a otro tema polémico: ¿porqué los papi-mulos no piden ayuda cuando están perdidos en la calle? “Estamos perdidos, pero no lo queremos decir porque no queremos reconocer que nos equivocamos de nuevo“, afirmó el “profesor” Alfonso.

Se despidió rápido de sus pares-alumnos porque, aseguró, “me vuelvo, porque ya tuve un ratito para hablar con ustedes”, insinuando que lo esperaban para… ¡pedirle nuevas tareas!

Puede interesarte

Ir Arriba