«Para tener éxito, laburo más que nunca y me rompo el alma» – GENTE Online
 

"Para tener éxito, laburo más que nunca y me rompo el alma"

Actualidad
Actualidad

Cuando el jueves 28 se apagó la luz de la última cámara en el estudio mayor de Telefé, no sólo terminó la temporada número 13 de El Show de VideoMatch. El clásico "chau, chau, chau, chauuuuuuuu"< /i> de Marcelo Tinelli cono nunca estuvo cargado por la emoción de la despedida -en un programa impecable, con Bandana, Mambrú, Juanes, Alejandro Lerner, Luciano Pereyra, Víctor Heredia, Mercedes Sosa y Miguel Angel Rodríguez-; por la alegría de saberse ganador -conduce el programa más cotizado del canal (un segundo de publicidad cuesta 900 pesos), y ese día fue el más visto de la noche, con 28.7 puntos de rating, siendo la décimo cuarta vez en el año que le ganó a

Son Amores-; y por las lágrimas del adiós -fue la última participación de Pablo Granados, Pachu Peña y Freddy Villarreal, quienes en 2003 trabajarán con Gerardo Sofovich a
Canal 9. "Quiero aprovechar la oportunidad para despedir a tres compañeros. Los queremos mucho, son excelentes actores y muy buenas personas. Les va a ir muy bien, aunque siempre tendrán las puertas abiertas para trabajar otra vez con nosotros", dijo Marcelo con toda sinceridad.


-Tinelli, todavía le brillan los ojos. ¿Lo puso así el cierre del año, la despedida de tres integrantes del elenco o está sensible por el nacimiento de Juanita?

-Creo que todo suma… Pero siempre en el último programa se me da por la melancolía. Aunque tengo que reconocer que la ida de Pachu, Pablo y Freddy, y la llegada de mi hija, me pusieron más sentimental. Todo esto me pegó muy fuerte. 


-¿Va a ser difícil reemplazar a los chicos que se van?

-Seguro, porque son tres tipos con mucho talento. Pero ellos son inteligentes y entendieron que les había llegado la hora de apostar por un crecimiento personal, y contra eso no se puede hacer nada. 

-Y hablando de esa otra personita que lo tiene sensible, ¿cómo está Juanita?

-Divina, muy bien. Toda la familia está muy feliz. Hasta Francisco la aceptó sin problemas, dejando los celos de lado. El tema es que duermen en el mismo cuarto: ¡Me imagino que cuando empiecen las peleas vamos a tener que agrandar la casa! 

-Marcelo, ¿cuál es el balance que hace de este 2002?

-Fue uno de mis mejores años. Me acuerdo que en enero pensaba que tenía que cerrar la productora porque sentía que la Argentina no daba para más. Pero no me dejé vencer por la durísima realidad. Ahora tengo 300 personas trabajando y muchas expectativas para el 2003. 

-¿Cómo hizo para cambiar en pocos meses un año que parecía jugarle en contra? Porque a la crisis económica se le sumó el retraso del programa y la lucha con
Son Amores. Sin embargo, termina el año descorchando champagne: Tumberos es un éxito, tiene muchos proyectos en marcha, y al final
VideoMatch ganó el duelo.

-El secreto de mi éxito es laburar más que nunca. Cuando a mí las cosas no me salen me fortalezco y me rompo el alma para salir adelante…


-Pero hay muchos que trabajaron y se esforzaron el doble que años anteriores, y las cosas no les salieron. ¿No tiene algún otro secreto?

-Tal vez es que supe buscarle la vuelta a esta crisis. Nos convertimos en un país exportador de contenidos, y yo pude concretar algunas producciones para el exterior. Hoy estamos trabajando para Chile, Colombia y Paraguay. A esto se le suma que tuvimos un muy buen año de rating comercial con
VideoMatch, y esto nos permitió apostar a otros productos. 


-¿Qué espera para el año que viene?

-Sí tengo que ser medido, te digo que hoy lo veo maravilloso (risas). Ahora, en serio, el trabajo pinta bien, después hay que ver si las cosas salen. Porque uno puede tener diez o quince proyectos y finalmente hacer sapo. Pero a mí me gusta tomar riesgos. Yo no soy un maricón que camino por la vida sin arriesgar. Y acá está lleno de maricones que se la pasan criticando y no hacen un ca…. Yo, en cambio, prefiero morir en el intento a no hacer nada. Esa es la mirada que tengo sobre la vida. 

-¿Quiénes son los que no apuestan y después lo critican?

-Son muchos. Pero, para no entrar en polémicas, prefiero no nombrarlos. En la Argentina está lleno de gente que mira lo que hace el otro y después critica y se anima a decir si es bueno o es malo. Como te dije antes, a mí me gusta hacer. Yo quiero pintar el cuadro. Bien o mal. Y después que los demás digan si es un desastre o no.

-¿Le molestó que Mariano Martínez no haya ido al último programa de VideoMatch? 

-No, para nada. Fue su decisión y la respeto (risita entre dientes). 


-¿Esto hace que peligre su participación en Son Amores?

-Para nada. Yo voy a hacer Son Amores porque es algo que arreglé con Adrián (Suar) hace dos años, cuando él vino a mi programa. Es más, te adelanto que el lunes 9 de diciembre voy a estar grabando con
El Chueco. Yo me voy a llamar Francisco y Adrián, Tomás -como nuestros hijos-, y vamos a pedirle trabajo a Sánchez. Para mí es un sueño trabajar con Adrián y pienso cumplirlo pronto.


-¿Y cuáles son los otros sueños de Marcelo Tinelli?

-Son tantos que esta nota no alcanza para contarlos… Por ahí me gustaría estar más ligado a San Lorenzo. Todavía sueño con que un día me llame el técnico Insúa y me diga: "Vení que lo vas a reemplazar al Pipi Romagnoli" (risas). 

-Lo más probable es que si lo llama sea para reemplazar a Galíndez, el masajista… 

-Y creo que ni eso (carcajadas). No sé si ahora, pero en algún momento me gustaría ser presidente de San Lorenzo o colaborar de manera activa con el club. Esa es una de las deudas que tengo pendiente. Por eso, en casa, todos tenemos la cuota social al día: ¡hasta Juanita ya tiene su carnet cuervo! 


-Hablando de presidencias… ¿la política también es otra de sus deudas pendientes?

-Me gusta y me tienta porque tengo ganas de ayudar a un montón de gente. Pero no me veo como candidato. Hoy miro a los chicos de Tucumán que se mueren de hambre y no me cierran las transas de los partidos políticos. No me cierra tanta corrupción. En pocas palabras, no me cierra tanta mier...

Los pulgares levantados señalan el final de VideoMatch en este 2002. Antes hubo dos horas y media donde no faltó nada: Bandana, Mambrú, Juanes, Alejandro Lerner, Luciano Pereyra, Víctor Heredia y Mercedes Sosa, fueron los cantantes de lujo. ¿La perlita? Miguel Angel Rodríguez, su sano rival de <i>Son Amores</i>, también dijo presente.

Los pulgares levantados señalan el final de VideoMatch en este 2002. Antes hubo dos horas y media donde no faltó nada: Bandana, Mambrú, Juanes, Alejandro Lerner, Luciano Pereyra, Víctor Heredia y Mercedes Sosa, fueron los cantantes de lujo. ¿La perlita? Miguel Angel Rodríguez, su sano rival de Son Amores, también dijo presente.

Un aplauso cerrado y muchas lágrimas despidieron a Pachu Peña, Pablo Granados y Freddy Villarreal, quienes realizarán, el próximo año y en Canal 9, un programa junto a Gerardo Sofovich.

Un aplauso cerrado y muchas lágrimas despidieron a Pachu Peña, Pablo Granados y Freddy Villarreal, quienes realizarán, el próximo año y en Canal 9, un programa junto a Gerardo Sofovich.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig