«Para ser un hombre fiel tuve que transar con mi instinto animal» – GENTE Online
 

"Para ser un hombre fiel tuve que transar con mi instinto animal"

Actualidad
Actualidad

La Cuarta es un irreverente diario de la capital chilena. El 5 de agosto publicó en su portada una foto de Ana Carolina Pampita Ardohain (27). La noticia se refería al romance entre la modelo argentina y Benjamín Vicuña, un encumbrado galán trasandino. Junto a la imagen, los editores imprimieron un copete contundente: "¿Cómo se vería con este filetito para capear los fríos del invierno? El Benja la hizo corta y tras la separación de Pampita ya le andaría tirando las manos a mi tía. ¡¡¡Idolo!!!".

Vicuña también tiene 27 años. Y un apellido con cierto abolengo tras la cordillera. Es hijo de Isabel Luco y Hernán Vicuña, un célebre matrimonio chileno que se disolvió poco después de superar las bodas de lata, es decir a los diez años. "Benja creció bajo la custodia de la señora Isabel, ya que la relación con su padre siempre fue conflictiva", aseguran en Santiago. Aún no había alcanzado la adolescencia cuando su madre volvió a casarse, esta vez con el empresario palestino Oussama Abu-Ghazaleh, un reconocido inversor frutícola también dueño del renombrado haras Sumaya. Benjamín se mudó entonces a una mansión en Pirqué, junto a sus tres hermanastros. En el colegio Sagrados Corazones de Manquehue descubrió su pasión por la actuación. Y pronto se inscribió en la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile. Hoy es el máximo referente de una generación de actores entre los que también brillan Gonzalo Valenzuela y Diego Muñoz, con quienes alguna vez convivió.

Benjamín Vicuña es un melómano aficionado a las baladas románticas, lo que en Chile llaman música cebolla. Cree ciegamente en las vidas anteriores: "Si hoy tengo todo esto, debe ser porque en otra vida la pasé muy mal", repite una y otra vez. Se pretende un actor serio, formado sobre el escenario. No es afecto a ventilar su intimidad y le cuesta lidiar con su fama de galán. Sin embargo, las revistas del espectáculo le adjudican una amplia lista de conquistas. Allí brillan la exquisita actriz Fernanda Urrejola y Paz Bascuñán, nieta ésta del ex presidente Patricio Aylwin. Alguna vez reconoció sus dificultades para mantenerse fiel a una mujer: "No soy ningún monje zen y me cuesta, al igual que al resto de los mortales. Si bien estando en televisión se tienen más ofertas, uno trata de llevar la vida con la mayor calma posible. Hay que aprender a lidiar y transar con el instinto animal que todos los hombres llevamos dentro", confesó.

Hoy Vicuña se define como soltero y sin novia. De acuerdo a las explicaciones volcadas por el manager Jorge Hernández, sus encuentros con Pampita fueron estrictamente profesionales: "Viajó a Buenos Aires para realizar una entrevista con la señorita Ardohain. ¿Y su encuentro posterior en Chile? Fue para continuar la nota…", dijo el representante.

Mientras tanto, el nuevo programa de Pampita es un verdadero misterio. La producción es independiente y ningún canal porteño confirmó su interés por el envío. Cuentan los allegados a la modelo que se trata de un magazine con entrevistas que llegaría al aire en el próximo verano. Y tienen una excusa perfecta para justificar la presencia de Vicuña en el piloto: "Es que los productores pretenden colocar el programa en el Canal 13 de Santiago", dicen. Quienes conocen la intimidad de Benjamín aseguran que el actor dudó mucho antes de aceptar la invitación de Pampita para la entrevista. Aunque fue un llamado de Gonzalo el Manguera Valenzuela (cuyas fotos con Pampita en un bar de Chile el año pasado causaron la primera crisis en su matrimonio con Martín Barrantes) lo que lo convenció de participar del programa.

Benjamín Vicuña jamás trabajó en la Argentina. Marcelo Tinelli lo descubrió durante la última entrega de los premios MTV Latinos, cuando el chileno presentó a la cantante mexicana Julieta Venegas. Y le propuso participar de Criminal, la próxima producción de Ideas del Sur. Sin embargo, algunos compromisos laborales asumidos con anterioridad y todo el escándalo en el que derivaron sus fotos junto a Pampita lo hicieron declinar la oferta. "Será en otro momento", asegura agradecido su manager, Hernández.

Hasta el momento, Pampita jamás se refirió a su nueva conquista chilena. Benjamín Vicuña tampoco habló de la modelo frente a cámaras. Luego de que la pareja compartiese una breve -¿y romántica?- estadía en el centro invernal de Pucón, a orillas del lago Villarrica, el diario La Cuarta volvió a la carga. Siempre con su peculiar estilo, escribió en letra de molde: "Gritones juran que tórtolos derritieron la mitad de la nieve en el centro invernal".

Benjamín Vicuña no habla de su intimidad. Conoció a <i>Pampita</i> alentado por su amigo Gonzalo Valenzuela, cuyas fotos con la modelo dispararon la primera crisis matrimonial de ella con Martín Barrantes.

Benjamín Vicuña no habla de su intimidad. Conoció a Pampita alentado por su amigo Gonzalo Valenzuela, cuyas fotos con la modelo dispararon la primera crisis matrimonial de ella con Martín Barrantes.

Una foto que es todo un testimonio: Pampita y Vicuña, el viernes 1º de julio, cuando fueron juntos a ver el show de <i>De La Guarda</i> en Buenos Aires. Un mes más tarde, la modelo admitiría su separación de Martín Barrantes.

Una foto que es todo un testimonio: Pampita y Vicuña, el viernes 1º de julio, cuando fueron juntos a ver el show de De La Guarda en Buenos Aires. Un mes más tarde, la modelo admitiría su separación de Martín Barrantes.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig