«Para pagar la deuda, algo que nadie cuestiona, la única manera es crecer» – GENTE Online
 

"Para pagar la deuda, algo que nadie cuestiona, la única manera es crecer"

Actualidad
Actualidad

Quería hacer una diplomacia anfitriona, y no pude… La Argentina queda muy
lejos. Pero logramos tener "subproductos" en los viajes… Por ejemplo, ahora que
fui a visitar al Papa y estuve en España, me quedé un par de días más, y
aproveché para discutir con los embajadores las vigas maestras de nuestra
política exterior. Y a escucharlos, claro… Hay que aprovechar bien cada minuto,
porque el presupuesto de la Cancillería es pequeño, el 0,43 del total… Hay
países comparables a nosotros que tienen diez veces más…

-Ah, lo copia a su hermano Marcelo, que se reúne con los jugadores de la
selección en Europa…
-(ríe)… Pero como la AFA es privada, puede hacer algo que a mí no me lo
perdonarían: ¡Imagínese si trajera a los embajadores para reunirnos acá...!

-¿Por eso están vendiendo sedes diplomáticas…?
-No es así. La Argentina luchaba por dar una imagen en el exterior sobre la base
de inmuebles, sobre todo los alquilados. Y por otro lado, durante 30 años Brasil
nos cedió un terreno para construir nuestra sede en Brasilia, y no lo hicimos.
Por ejemplo, nuestra sede ante el Vaticano es el Palacio Patrizzi, del siglo
XVII, que alquilamos desde el 59 y por el que pagamos 33 mil euros mensuales.
Está ubicado frente al Senado romano, a una cuadra de Piazza Navona. La
residencia es magnífica, pero no es razonable mantenerla. De hecho, alquilamos
otra en 12 mil euros, lo que produce un ahorro brutal.

-¿Cuánto piensan ahorrar con esta reestructuración?
-Hay doce puntos que debemos revisar. Por ejemplo, Moscú o nuestra residencia
ante la ONU, cerca del Central Park y que visitó Woody Allen para comprarla…

-¿Y se la van a vender?
-No sé, pero si yo fuera Allen la compraría, es un lugar muy bonito. Pero le
decía que esa reestructuración total va a permitir un ahorro de 5 ó 6 millones
de dólares anuales. Después, estamos haciendo planes de reducción de costo en el
presupuesto. Nuestra estrategia es gastar mejor lo que tenemos, poder
cuantificar la incidencia de la Secretaría de Relaciones Económicas
Internacionales en el movimiento de las exportaciones. Y si este año exportamos
37 mil millones de dólares y podemos demostrar que esa dependencia incidió en
ese aumento, pedir un mayor presupuesto por la productividad de nuestra
organización.

-Hablemos del acuerdo alcanzado con Brasil, donde se destacó que el superávit
fiscal debe servir para crecer. ¿Cómo lograron que firmaran algo, como la
inclusión de la palabra y el concepto de "superávit fiscal", que no estaba en
los planes de ellos?
-No es tan así. La génesis de esto tiene dos fases: una visible, que son las
charlas políticas de los dos jefes de Estado. Y luego, las dos Cancillerías
están trabajando para bajar esas charlas y acuerdos a la letra chica. Y, según
la situación relativa de cada país, hay expresiones que son más fáciles de
pronunciar en un país que en otro. Por ejemplo, en la Argentina de 1998 no se
podía decir "hay que modificar la paridad…". Bueno, para algunos sectores del
gobierno brasileño la expresión "superávit fiscal primario" tiene un valor
ritual. Pero en definitiva, se diga como se diga, hay un entendimiento y una
convicción entre ambos países, que para poder honrar la deuda -algo que nadie
cuestiona- la única manera es crecer.

-A partir de ese documento, varios países que antes retaceaban su apoyo, como
Italia o Suecia, respaldaron a la Argentina frente al FMI, que hoy aprobó el
acuerdo. ¿Qué cambió?
-No podría decir qué cosa cambió. Pero, veamos, al proyecto de economía
argentina hay que entenderlo. Y no es fácil explicarlo en el extranjero. Porque
por la política de derechos humanos, algunos sectores calificarían al Presidente
como progresista, pero es peronista; entonces otros lo calificarían como
distribucionista, y al mismo tiempo, en materia económica es calvinista.
Entonces, lleva un tiempo explicarlo. Y éste fue un aporte que hemos hecho en la
Cancillería: hicimos reuniones con embajadores extranjeros con el secretario de
Finanzas Guillermo Nielsen para explicar la situación; enviamos a nuestros
embajadores un texto para que lo presentaran ante los organismos locales y, por
supuesto, me reuní con otros cancilleres… Le tiramos de la sábana al fantasma.
Lo que hacemos es correcto, y los números de la economía están creciendo.

-Si seguimos en la senda de crecimiento nos exigirán pagar por la deuda más que
el 3 por ciento de superávit. ¿Cómo sostener esa presión?
-Ese es el corazón de la disputa. Existirá la tentación de que si la Argentina
crece más de lo esperado, pague más de lo esperado. Y yo diría que si la
Argentina crece, por esa misma condición pagará más de lo esperado. Porque el 3
por ciento de un PBI de 150 mil millones de dólares es menor que uno de 180 mil.
El sólo hecho de crecer implica pagar más.

-¿Con Anne Krueger al frente del FMI la relación es más difícil que con Horst
Köhler?
-Al margen de que exalta el comportamiento económico de la gestión de Menem, su
papel como directora gerente interina ha sido profesional. No detectamos que
constituya un obstáculo. Si continúa así, no habrá ningún problema.

-Estuvo en España justo después del atentado en Atocha. ¿Cuál será nuestra
posición frente al terrorismo después de ese desastre?
-No cambiará. Por lo pronto, todos los días suceden en el mundo hechos que hacen
extremar la seguridad. Ayer mataron a un líder de Hamas, y hoy la reacción era
atentar contra objetivos israelíes fuera de los territorios. Eso siempre genera
una preocupación y una necesidad de tomar medidas. La Argentina ha sufrido dos
atentados de naturaleza semejante al de Atocha. Cuando llegamos al Gobierno
dijimos que AMIA no era un Holocausto respecto de una religión, sino que era un
Holocausto respecto de ciudadanos argentinos. Y eso no va a cambiar porque es
una política de gobierno.

-¿Qué cambiará en la relación bilateral con España a partir del triunfo de José
Luis Rodríguez Zapatero y el regreso del socialismo?
-Cuando cambian las administraciones en los países desarrollados, los cambios no
son inmediatos. Porque tienen una carga muy importante de políticas de Estado
que modifican muy poco. Eso, independientemente de la simpatía que el presidente
Kirchner tenga con Rodríguez Zapatero, a quien vi en Atocha. Me ubiqué detrás de
él en el acto anterior a las elecciones, le toqué el hombro para saludarlo, se
dio vuelta y le di las condolencias del Gobierno por el atentado, y me
respondió: "Espero que usted me dé suerte…". Bueno, ahora espero que él recuerde
que se la di (sonríe). Claramente, nuestro Gobierno tiene más sintonía con el
PSOE que con el Partido Popular, pero debo decir que con mi colega del gobierno
de Aznar, Ana Palacio, tuve una relación inmejorable.

-Tras su reunión con el Papa, señaló que el Gobierno no tenía intenciones de
despenalizar el aborto. Al mismo tiempo, apoyan para la Corte Suprema a Carmen
Argibay, quien se manifestó a favor. ¿No hay un doble discurso en este tema, un
quedar bien allá y acá…?

-Primero, la doctora Argibay es más que su posición frente al aborto. Y en la
Corte se discuten muchas cosas además del aborto. Y el Gobierno no se planteó
nunca despenalizar el aborto, jamás. Una cosa es un registro de conciencia de un
miembro del Gobierno. Seguramente, no todos pensamos lo mismo.

-¿Usted qué piensa?
-Yo no quisiera que una mujer que lleve un hijo mío en su vientre abortara.
Ahora, para el resto de la humanidad, estoy dispuesto a escuchar sus argumentos.
El respeto por la vida que tiene uno, a medida que se vuelve viejo, es mucho
mayor. Pero uno no puede dejar de mirar, y esto lo hablamos con Monseñor Sandri
y el Cardenal Sodano, que en la Argentina la penalización del aborto recaiga
siempre sobre personas de bajos recursos. Y eso es injusto. Por eso, el Gobierno
tiene un Plan de Salud Reproductiva.

-En la década del 70 usted fue detenido-desaparecido por unos meses. ¿Qué opina
del proyecto del Presidente sobre el destino de la ESMA?
-Para ser franco, nunca tuve rencor. Esa experiencia, aunque resulte
contradictoria, me enriqueció. Yo salí mejor individuo del período de detención.
Pero es algo muy personal.

-¿Por qué dice "mejor individuo"…?
-Porque me tuve que medir con mis límites. Si te están torturando, como me
sucedió mucho tiempo, y no delatás, te encontrás con un individuo que no sabías
que eras. Hasta que no pasás por la experiencia, nunca se sabe. Y quizá por eso,
decía, nunca tuve rencor. Pero creo que en un país donde las verdades siempre
fueron parciales, donde la vida institucional está llena de quiebres, el
pensamiento de que sólo es posible reconstruir la convivencia sobre la base de
la verdad es sano. Y esto no tiene nada que ver con la venganza, ni con la
victoria ni con la derrota. Es verdad o mentira. Y la decisión del Presidente se
basa en esa cuestión: sólo la verdad hace libre. La ESMA era un sinónimo de
horror, y a lo mejor deja de serlo.

El papel de Anne Krueger como directora interina del FMI ha sido muy profesional. Si ella continúa al frente de ese organismo, no habrá ningún problema para la Argentina".">

"El papel de Anne Krueger como directora interina del FMI ha sido muy profesional. Si ella continúa al frente de ese organismo, no habrá ningún problema para la Argentina".

Bielsa y su mujer, Andrea de Arza, junto a Juan Pablo II, en Roma. Hablaron del aborto. El Canciller aclaró su posición personal frente al tema: ".">

Bielsa y su mujer, Andrea de Arza, junto a Juan Pablo II, en Roma. Hablaron del aborto. El Canciller aclaró su posición personal frente al tema: "".

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig