Países Bajos: el inicio de una monarquía inclusiva, la hija de Máxima podrá ser reina aún casándose con una mujer – GENTE Online
 

Países Bajos: el inicio de una monarquía inclusiva, la hija de Máxima podrá ser reina aún casándose con una mujer

Recientemente en el congreso del país neerlandés se debatió si la princesa Amalia podría o no asumir el trono en el caso que decida casarse con un mujer. El motivo de las preguntas parlamentarias se origina tras la publicación del libro “Amalia, el deber te llama”, texto que hace referencia a los requisitos de sucesión en la monarquía de los Países Bajos.
Actualidad
Actualidad

En los Países Bajos si un heredero al trono quiere ser jefe de Estado, debe casarse con una pareja que fuera de distinto sexo, sin embargo, en pleno siglo XXI en el que las políticas públicas están cada vez más enfocadas en promover la inclusión y la diversidad, se generó el debate social con el supuesto de:  ¿Qué ocurre si la princesa Amalia quiere contraer matrimonio con una mujer?

En este sentido, un diputado oficialista del partido liberal (VVD), del primer ministro, Mark Rutte, trasladó el debate al congreso de los Países Bajos, e instó a aclarar si la princesa Amalia tendría que renunciar al trono en caso de querer casarse con alguien del mismo sexo.

Si bien, la Constitución neerlandesa se basa en la idea de la sucesión hereditaria, la forma en la que se organiza hoy en día el derecho de familia moderno no asume automáticamente como “hijos” solo a aquellos que descienden biológicamente de los padres que los conciben.

En ese sentido, el primer ministro señaló que “el propósito de las disposiciones constitucionales sobre la sucesión es determinar sobre bases objetivas e inequívocas a quién pasará la monarquía y así lograr la certeza políticamente deseada con respecto a la sucesión”.

En este marco, expresó que es "inevitable que no se genere tensiones con el sistema de sucesión", ya que es el parámetro para determinar quienes pueden aplicar a la sucesión del trono, quienes no y finalmente determinar quien será el próximo rey o reina de los Países Bajos.

Qué decisión tomaría el Gobierno y las dos cámaras en los Países Bajos

En el 2001, fue la última vez que se tocó el tema de la homosexualidad dentro de la monarquía, el entonces secretario de Estado de Justicia, Job Cohen, razonó que la monarquía es una institución hereditaria y debido a que dos mujeres o dos hombres no pueden tener hijos biológicos de su propio matrimonio, se perdería ese carácter hereditario de la realeza.

Aunque, la princesa Amalia (17), no se ha pronunciado hasta ahora sobre la idea de casarse con alguien, y mucho menos ha hablado públicamente de su sexualidad, el motivo de las preguntas parlamentarias se origina tras la publicación del libro “Amalia, el deber te llama”, en el que se señalan los requisitos de sucesión al trono.

Sin embargo, el Gobierno garantizó que será aceptada como reina, para dar fin al debate. Aunque, tanto para Amalia como con cualquier heredero, "depende demasiado de los hechos y circunstancias del caso específico, que, como también se puede ver con respecto al derecho de familia, puede cambiar con el tiempo”, concluyó el primer ministro Rutte.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig