La importancia de la experiencia en la edad de oro para las noticias – GENTE Online
 

La importancia de la experiencia en la edad de oro para las noticias

Frances Cairncross
La ex redactora en jefe del diario The Economist Frances Cairncross analiza esta época en la que abunda el acceso gratuito a la información y como hace la diferencia contar con una redacción llena de profesionales
Opinión
Opinión

¿Sigues comprado el periódico a diario? ¿O quizás solo lo haces los domingos? Si alguno de estos es tu caso, probablemente tendrás más de 40 años y te encontrarás entre una minoría cada vez más reducida de ciudadanos, dondequiera que vivas en el mundo. Es posible que veas las noticias en tu móvil, mientras consultas los fragmentos de información que Google News te ofrece gratuitamente. Quizás seas de quienes siguen las noticias en la tele o las escuchan por la radio. Sea cual sea tu caso, las posibilidades de que pagues por las noticias son muy bajas si te comparas con tus padres, no digamos ya con tus abuelos.

En cierto sentido, nos encontramos en una edad de oro para las noticias. Twitter, TikTok, YouTube y, por supuesto, Google ofrecen todos ellos historias de noticias. Facebook anima a grupos de amigos y familiares a hablar y a intercambiar notas sobre las noticias locales más destacadas. ¿Qué sentido tiene pagar dinero por comprar un periódico o apuntarse a una suscripción cuando puedes obtener un resumen de las noticias principales de forma totalmente gratuita?

La respuesta más obvia es que ninguno de estos sitios contrata a periodistas profesionales, grandes conocedores de cómo captar la esencia de una historia y presentarla a una gran audiencia. Pensemos en el apabullante éxito que lograron Robert Moore y su equipo de la cadena de televisión británica ITV el 6 de enero de 2021 cuando, anticipándose a los posibles problemas que podría haber antes de la inauguración de Joe Biden, y bajo la sospecha de que el Capitolio estaría implicado, se adentró en el edificio acompañado de un cámara y un productor, convirtiéndose así en el único grupo de periodistas capaz de cruzar el perímetro. O recordemos la demoledora primicia de dos periodistas del Financial Times, cuando en octubre de 2021 sorprendieron al Servicio de Inteligencia de EE. UU. con la historia de que China había probado un nuevo misil supersónico con una capacidad espacial devastadora. Las dos piezas de noticias venían de la mano de experimentados periodistas con dedicación plena, provistos, por un lado, de grandes dotes expertas y, por otro, de un manojo de buena suerte.

Las noticias de televisión sobreviven gracias a la publicidad, y las inmensas cantidades que antes permitían pagar gran parte del coste de la recopilación informativa ahora han migrado a Google y a otros sitios en línea. Periódicos como el Financial Times dependen ahora tanto de clientes de pago como de la publicidad. Muchos periódicos digitales son gratuitos, aun cuando cobren por su versión en papel; sin embargo, esta estrategia empresarial no puede mantenerse en el tiempo. En 2019 dirigí la edición de un informe para el Gobierno británico sobre el futuro sostenible del periodismo en el que se examinaba de cerca tanto la difícil situación del sector de la información como sus posibles expectativas de futuro. 

El informe describía que, si bien no estaba justificado que el gobierno diera ayudas generales al sector de la información, ciertamente había cierta clase de noticias que se consideraban particularmente importantes para preservar la honestidad del Gobierno y garantizar un buen estado de información entre los ciudadanos. El informe las etiquetó como «noticias de interés público», y destacó su especial importancia a nivel local. Un buen gobierno —sobre todo, un buen gobierno local— necesita reporteros experimentados que puedan cubrir no ya solo las decisiones a escala local en torno a los fondos públicos, sino también la gestión de colegios y hospitales y los veredictos judiciales. A falta de esta cobertura, nos vemos abocados a que estas funciones de la administración local puedan sufrir una gestión deficiente y tomen decisiones injustas o despilfarren los fondos públicos.

Se hace necesario diseñar con especial cuidado un mecanismo de provisión de ayuda financiera al sector de la información. Sin embargo, el mejor tipo de ayuda financiera es el pago que hace el ciudadano de forma voluntaria cuando se suscribe a una fuente de noticias en línea (o, incluso, a una física). Las suscripciones a noticias de calidad en línea están en alza, pongamos el caso, por ejemplo, de The Economist y The Guardian, dos periódicos que están experimentado un gran auge entre sus lectores internacionales. En el otro lado de la moneda tenemos otras fuentes de noticias más populistas, como los diarios británicos The Mail o The Sun, que aún se muestran reticentes a pedir a sus lectores en línea una suscripción, a pesar de que sí cobran por sus versiones en papel. Una división que se torna preocupante, teniendo en cuenta que publicaciones como The Sun o The Mail tienden a deslizar con cierta destreza noticias serias junto con otras con un toque más provocador. Han sido fuentes importantes para impulsar la alfabetización mediática. Y los periódicos locales, con el paso de los años, se han convertido en el elemento que mantiene unidas a las comunidades. La supervivencia de estas fuentes de noticias es aún más necesaria de cara a la consecución de un buen gobierno o como medio para alertar a los ciudadanos, que el futuro de una prensa dirigida a lectores pudientes. 

Por Frances Cairncross

Sobre la autora

La Dama del Imperio Británico Frances Cairncross es una economista, periodista y académica británica. Es autora de «The Cairncross Review»: A Sustainable Future for Journalism». Anteriormente fue redactora jefa en The Economist y columnista en la sección de Economía del The Guardian.

Es miembro ejecutivo de la Escuela de Política Pública de la UCLA y expresidenta del Comité Ejecutivo del Instituto Británico de Estudios Fiscales. Entre los años 2004 y 2014 fue rectora del Exeter College, en Oxford.

El Día Mundial de las Noticias, organizado por el Foro Mundial de Editores de la Asociación Mundial de Editores de Noticias (WAN-IFRA) en colaboración con la Fundación Canadiense de Periodismo, es una campaña periodística mundial para poner de relieve el valor del periodismo.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig