Guía para evitar caer en estafas emocionales en Tinder según una especialista – GENTE Online
 

Guía para evitar caer en estafas emocionales en Tinder según una especialista

Hoy en día, nadie está exento de ser víctima de hecho así, basta solamente con un click en una aplicación para caer en las garras de una persona manipuladora. Por eso, Daniela de Lucia, la coach estratégica y autora del libro: "Estás para más", ayuda a detectar estos tipo de engaños afectivos.
Opinión
Opinión

Parece ser que los robos y las estafas emocionales vinieron para quedarse este año, ya se trata solamente de una serie o documental, como el caso del "Estafador de Tinder" o "Inventando a Anna" en Netflix. Hoy en día, nadie está exento de ser víctima de un estafador emocional, basta solamente con un click en una aplicación para caer en las garras de una persona manipuladora.

Por eso, Daniela De Lucia, la coach estratégica y autora del libro: "Estás para más", ayuda a detectar estos tipo de estafadores que parecen ser más comunes de lo que se cree en la realidad. De hecho, según las palabras de la escritora, "hoy en día hay muchos adultos que no se animan a decir que han sido estafados emocionalmente".

Cómo evitar caen en las estafas emocionales…

El primer punto es dejar de creer fantasías por necesidad. Compramos verdades hermosas, princesas y príncipes perfectos de historias que hacen que nos la tenemos que creer.

No importa lo fantasiosas que sean, aunque nos hablen de asesinatos o de secuestros o cosas que no pasan en el día a día de repente nos vemos en una relación en donde nos dieron todo a medida.
Si es demasiado bueno para ser verdad… es porque es demasiado bueno para ser verdad.

La película perfecta al inicio muchas veces tiene este tipo de sorpresa. En el caso de Simón Leviev, ese tipo de personajes vienen a decirle a uno lo que necesitas escuchar. Se encuentran con alguien que necesita escuchar algo especial, una ilusión en su vida que ellos se la dan.

De hecho, cualquiera puede caer en esto, no es que sean tontos. Todos tenemos alguna ilusión o algo que nos falta en la vida y ellos lo detectan y lo usan para manipular. El manipulador que es en estos casos, sabe detectar muy bien que necesita el otro para dárselo.

Por eso hay que dejar de ir por la vida buscando que alguien nos complete y empezar a tener un concepto de amor que es como: estoy completo voy bien por la vida y no me hace falta nada. Porque cuando aparece alguien no debe ser algo como ‘me mejora la vida y me da la alegría que yo no consigo’, debe ser una persona más.

Cuando uno está plantando desde la vida y con él autoestima como corresponde, cuando viene un estafador emocional enseguida reconoces la mentira, porque no necesitas creer lo que te dice, estás plantado en tu realidad feliz y contento, ves y decís… ¿de donde sale este delirio? Uno pone en tela de juicio lo que dice el otro, porque no necesita creer.

¿Se trata solamente de empatizar?

Los intercambios de escuchar al otro, generar un vínculo como sucede en el programa de televisión ‘catfish’ hace que muestren relaciones virtuales donde a veces la estafa tiene que ver con lo económico y otras veces son relaciones en donde el otro no se muestra tal cual es y la estafa se da con que es otro tipo de persona.

No solo se trata de empatía, porque sino seríamos una ONG o una fundación. Porque si es por cuestión de empatía muchos estaríamos ayudando a todos porque si. La manipulación funciona como un tipo de extensión emocional.

En el caso de la Estafadora de Tinder de Argentina puede ser por una situación como la que inventaba de una supuesta amenaza de muerte que sufría. Entonces el otro en esa extorsión entrega algo más allá de su voluntad, para ayudarla pero siendo estafado.

¿Se puede seguir enamorado de los estafadores emocionales?

Hay veces que el amor no tiene nada de racional y que la cabeza entiende que te estafaron pero quedaste enganchado con esa relación denominada ‘toxica’ donde sabes que eso te hace mal o que tuvo la intención de dañarte pero sentis que no podes quitar a esa persona del corazón.

Eso es muy común y tiene que ver con las co-dependencias emocionales, donde no importa cuánto mal te haga la persona, uno prefiere tenerlo que no tenerlo. Ahí es cuando se vuelve algo adictivo y donde se extraña incluso hasta el maltrato.

Las faltas que tenemos luego las queremos completar con un otro y ahí es donde hacemos agua en lo emocional, porque buscamos lo que nos falta, el amor aún en lugares donde claramente son de desamor.

A muchos adultos les puede suceder que le están sucediendo esto, no solo con el estafador de Tinder. De hecho en el caso del joven de Chubut, se trata de un chico de 25 años, pero hay muchos otros adultos más, que no se animan a decir que han sido estafados emocionalmente.

Este es el caso que nos enteramos, pero esto debe haber sucedido y no solo le puede suceder a un chico sin experiencia, le puede pasar a cualquiera sin importar edad, género o experiencia.

¿Consideras que el estafador puede llegar a enamorarse?

El estafador tiene una distancia y una frialdad como para calcular su misión, dudo que el estafador se pueda enamorar, puede llegar a tener un sentimiento, al ser un ser humano, puede haber personas que tengan igual una conexión con el otro.

Por lo general estos casos igual es más fuerte la mentira, el engaño y la estafa. Entonces claramente una persona enamorada no busca dañarte ni busca esto. La falsa esperanza de la víctima en cambio es esperar que se enamore y cambie. Algo mejor llamado, esperanza de cotillón.

¿La estafa emocional puede ser solamente por dinero o por acceder a un puesto de trabajo u otro tipo de ventaja?

No todo es dinero y puede ser para acceder a algún espacio, círculo social, contacto o trabajo. Pero siempre tiene que ver con un objetivo propio del estafador. La claridad es poder y si hay alguien que tiene claridad es el que busca estafar al otro.

El objetivo puede ser cualquiera, lo tiene claro que va a hacer todo lo que necesite hacer para que el otro crea en el. Generando un vínculo de confianza para que el otro le dé acceso a eso que busca.

Lo logra a partir de confianza y de instalar duda. Ya que la falta de claridad por parte del otro se da todos los días. Viviendo lo que puede ser una ‘neblina’ que es algo el otro no sabe bien qué pasa del otro lado, ya que la persona dice una cosa y hace otra.

Una vez dado este juego, empieza la comunicación sucia, donde el estafador empieza a ser poco claro para generar la falta de claridad. Así la otra persona tiene muy poca información a la hora de tomar decisiones.

Cuando lo lleva a tomar decisiones es solamente para extorsionarlo. Se puede decir que todo lo bueno que se da al otro, si no se lo retribuye, el estafador se lo quita. Sin decírselo de esa manera.
Eso se lo puede llamar como una amenaza solapada.

Los estafadores son expertos en la comunicación estratégica a la máxima potencia. Porque lleva a que el otro no entienda que está pasando y en el peor de los casos hace que la otra persona llegue a perder su identidad. Como caso extremo de manipulación en donde el otro no puede tomar decisiones porque siente que no sabe qué quiere y quien es. Ese sería el límite.

Entonces son mucho más comunes las estafadores emocionales de lo que pensamos…

El estafador emocional claramente es alguien que traiciona la confianza del otro, distinto es una persona que sabe lo que quiere y que puede ir construyendo ese camino con confianza. El estafador tiene malicia e intención de sacarle al otro algo sin su consentimiento.

Tiene que ver más con la manipulación, ya que luego no se lo puede culpar, porque en definitiva el manipulado puede decir ‘yo no lo obligue’. La persona actúa favoreciendo al estafador con su propia voluntad. Entonces, para que haya estafa, es necesario que haya claramente un perjuicio para el otro.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig