Operación Pumas – GENTE Online
 

Operación Pumas

Actualidad
Actualidad

Amanecieron antes que el sol, a las cinco de la madrugada. Toque de diana mediante,
de acuerdo con las costumbres castrenses. Aún recordaban los conceptos
básicos de su breve instrucción militar que incorporaron durante
la tarde anterior, en su primera jornada en Agrupación de Comandos Anfibios.
Ya uniformados, los Pumas recibieron la orden de abordar el buque Hércules.
El mar Argentino los recibió manso, tranquilo. Sin mareos –ni náuseas,
por supuesto–, Lisandro Arbizu –el capitán en las canchas, pero
un soldado más en Puerto Belgrano– aprovechó su tiempo libre
en cubierta para retratarse bajo un cañón de 105 milímetros.
Se encontraban a más de cinco mil metros de la costa cuando la voz de mando
a bordo gruñó la primera orden del día:

–¡Abajo todo el mundo!

Entonces comenzó la odisea Puma en Puerto Belgrano. Cada una de las seis
patrullas –de seis Pumas cada una– abordó su bote inflable Futura
Comando. Todos remaron, salvo el tucumano José María Núñez
Piossek, quien acusó una lesión y se convirtió así
en el único pasajero “de lujo”. A dos mil metros de la costa,
los rugbiers fueron sorprendidos por la marea baja y debieron cargar sus botes
hasta la costa. Llegaron a tierra firme exhaustos, sin reparar en que su
instrucción recién comenzaba…

La concentración Puma en la base naval Puerto Belgrano duró cuatro
días exactos (desde el martes 18 hasta el viernes 21, con jornadas de 16
horas). Incluyó evaluaciones de liderazgo y conducción grupal, simulacros
de combate, ejercicios de navegación terrestre y anfibia, interminables
sesiones en la pista de combate, sufridas caminatas, trabajos con peso y natación
utilitaria en una pileta. “El trabajo físico y mental que hicimos
junto los marinos es mucho más duro y desgastante que cualquier entrenamiento
,
aseguró a GENTE Agustín Pichot, ya de regreso en Buenos Aires. Cada
una de las pruebas fue evaluada por oficiales de la Armada Argentina. Y el equipo
de Diego Albanese, Ignacio Corleto, Martín Scelzo, Lucas Ostiglia, Martín
Gaitán y Federico Cortopasso resultó ganador.

Además de alcanzar sus objetivos originales (“Luego de estos días
de trabajo, y de pasar por experiencias extremas, surgió entre los jugadores
el espíritu de grupo que buscamos”
, sentenciaría luego
el técnico Marcelo Loffreda), la experiencia en Puerto Belgrano escribió
un nuevo capítulo en el anecdotario Puma. Por la destreza demostrada en
la pista de combate y sus actitudes castrenses, el pilar Mauricio Reggiardo fue
distinguido por sus compañeros con nuevo apodo: simplemente Rambo. Santiago
Phelan se pretendía el émulo criollo de Chuck Norris cuando se lanzó
desde lo alto de una roldana sin reparar en que en ese preciso momento estaba
colgando sobre una roca
. ¿El resultado? Lesión en su tobillo
derecho, aunque Tati se negó a abandonar la competencia. Sin embargo,
el momento de mayor tensión llegó durante los ejercicios de natación
utilitaria en la piscina cuando los 36 Pumas debían mantenerse a flote
15 minutos con una roca de cinco kilos en sus brazos. Entonces, Mauricio –ya
Rambo– Reggiardo pronto hizo agua y se fue a pique. Tímido,
se negó a ser asistido con respiración “boca a boca”.

por Jorge Martínez Carricart
fotos: UAR.com.arAgustín Pichot se destacó en las pruebas de liderazgo y conducción grupal.

Agustín Pichot se destacó en las pruebas de liderazgo y conducción grupal. "La experiencia es sumamente positiva y nos puso a prueba como equipo en situaciones límite", resumiría luego la estrella Puma y figura del Bristol inglés. Sin embargo, su equipo fue vencido por la patrulla encabezada por Nani Corletto y Diego Albanese.

Todos los equipos debieron cargar un tronco de 60 kilos durante seis kilómetros. Para mimetizarse, los integrantes de la patrulla de Lisandro Arbizu decidieron pintarse la cara.

Todos los equipos debieron cargar un tronco de 60 kilos durante seis kilómetros. Para mimetizarse, los integrantes de la patrulla de Lisandro Arbizu decidieron pintarse la cara.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig