Ahora leyendo
“Ojalá todos juntos podamos despertar a la Argentina”

“Ojalá todos juntos podamos despertar a la Argentina”

Redacción Gente

Iban 20 minutos del segundo tiempo y él miraba todo desde el banco de suplentes. La Bombonera se sacudía mientras Hungría y la Argentina se cruzaban en un amistoso de cara al Mundial que se aproximaba.
Va por Luque. Entre y haga lo que sabe”. Las palabras de César Luis Menotti le cruzaron el alma y las piernas le temblaron como nunca en su vida, como le tiemblan todavía cada vez que recuerda aquel 27 de febrero de 1977, el día que Diego Maradona, un chico de 16 años con todos los sueños por estrenar, se sacó el buzo y entró por primera vez a una cancha con la camiseta de la selección dibujada sobre el lomo.

Pasaron veinticinco años y el Diez confiesa: “Te juro que todavía me tiemblan las piernas cuando pienso en aquel día, te juro que me
tiemblan
“. Veinticinco años en los que Diego le regaló a la historia un destino de gloria que incluyó 91 partidos, 34 goles y una Copa del Mundo. Siempre con la Argentina, desde luego.
Ahora otro Mundial está cerca y la fiebre se hace sentir. “Queremos que Diego sea nuestra imagen para el
Mundial”
, comenzaron a llover los pedidos. Ropa deportiva, tarjetas de crédito, supermercados, canales de TV, radios, revistas, diarios de todo el mundo… todos querían la cara de Diego en sus productos.
En diciembre firmamos un precontrato con Mastercard -explica Guillermo Cóppola-.
El aviso era Diego entrando a una cancha con Pelé. Primero se miraban mal, pero después se abrazaban y decían: ‘fair play’.
Era una buena idea pero quizás el señor Guillermo Basiniani, representante de Pelé en la Argentina, no hizo la fuerza suficiente para que saliera todo
bien
“.

Diego Maradona no jugará en el Mundial Corea-Japón pero, ¿quién puede negar que el Diez forma parte de la selección argentina? Porque Diego, el Diego, está en los corazones de los argentinos, la empresa de televisión satelital
DirecTV lo convocó para que protagonice un campaña publicitaria para el Mundial. 

Diego no dudó cuando su amigo y manager Guillermo Cóppola le acercó la propuesta. El comercial se verá dentro de poco y costó alrededor de 300.000 pesos. El guión estuvo a cargo de la agencia Agulla y Baccetti y, según sus creadores, es de
suspenso y emoción”. La historia de Duende tuvo como disparador el horario de las transmisiones de los partidos y sucede en una calle de Buenos Aires.

“Maradona se ocupa de despertar al pueblo argentino para que vean el Mundial”,
contó Alejandro Zunda Cornell, director de Marketing y Programación
de DirecTV Argentina. Maradona solo exigió una pelota para jugar
con sus guardaespaldas y ropa de colores oscuros. La producción le instaló
un motorhome equipado con living, baño, cocina y un dormitorio para que
pudiera descansar entre toma y toma. El rodaje terminó a las cinco de la
mañana. Diego desayunó en su motorhome pizza y jugo de frutas. Luego
brindó con champagne y sugirió: “Ojalá todos juntos
podamos despertar a la Argentina”
.

Hoy Diego ya conmueve a todos
solo con su voz en el aviso de Quilmes. Además, promocionará
el certamen para la televisión mexicana (Televisa y TV Azteca)
y también escribirá en La Reforma, un diario del mismo país.
Será columnista del diario suizo Blick (2 millones de ejemplares los domingos)
y trabajará para un medio Noruego. “Yo no quería estar en
todos lados, por eso elegí sólo algunas empresas”
, asegura
el mejor del siglo que volvió a Buenos Aires para estar en el cumpleaños
de su hija Giannina (el 16 de mayo) y porque debía responder –según
él mismo dice, “en horario y rigurosamente”– a todos
sus compromisos comerciales.

Diego, el Diego, que una tarde del año
77 selló su destino y el de todo un país donde el fútbol
late como en ningún otro rincón de la Tierra, hoy es figura y emblema,
la máxima figura, el más hondo emblema en la historia de este deporte.

informe:
Soledad Ferrari
fotos: Gabriel Piko/DirecTV

Te juro que todavía me tiemblan las piernas cuando pienso en aquel día, te juro que me tiemblan“, recuerda el Diego de cuando entró por primera vez a una cancha.”>

Te juro que todavía me tiemblan las piernas cuando pienso en aquel día, te juro que me tiemblan“, recuerda el Diego de cuando entró por primera vez a una cancha.

Puede interesarte

Diego durante la filmación de Duende, el aviso que grabó para DirecTV -y que dirigió Ramiro Agulla- en el que despierta a los argentinos para que vean los partidos de la selección.

Diego durante la filmación de Duende, el aviso que grabó para DirecTV -y que dirigió Ramiro Agulla- en el que despierta a los argentinos para que vean los partidos de la selección.

Ir Arriba