“Ojalá que Marcelo se anime al beso… ¡Un piquito no se le niega a nadie!” – GENTE Online
 

“Ojalá que Marcelo se anime al beso... ¡Un piquito no se le niega a nadie!”

Actualidad
Actualidad

Si ya cantó para tres millones y medio de personas –los 33 puntos de rating– en su inesperada irrupción en ShowMatch, menos de tres semanas atrás, el megaevento de Playboy en el Conrad Casino & Resort, en Punta del Este, sonaba a pan comido para ella.

“Otra buena para Coki”, pensó la cordobesa, ahijada artística de Fabio La Mole Moli. Y con el seguidor de luz blanca apuntando a su sensual figura en el escenario del ballroom, esta mujer de palabra desafiante hizo su desembarco internacional como cantante. Interpretó cuatro temas: Abrázame, Lágrimas negras, Beso a beso y Remedios pa’l corazón. Al callar su voz, claro, todo fueron aplausos.

Desde que conquistó una vertiginosa fama en Bailando por un sueño con su juego de seducción al oído de Marcelo Tinelli, defendiendo su candidatura como “novia” del conductor, Coki Ramírez (30) no deja de restregarse los ojos. Pero no, no está soñando. “Es que no puedo creer lo que estoy viviendo. Son muchos años de lucha para llegar a esto, a que la gente me elija y se emocione con mi voz”, reconoce, tras el mini recital que brindó en el lujoso resort esteño.

Aquí cabe una salvedad, porque Coki tiene entrenamiento en espectáculos de alta escala: fue corista del cantautor chileno Alberto Plaza y acompañó a Julio Iglesias, Ricardo Montaner y Fito Páez en algunas presentaciones. Sin embargo, allí “los famosos” eran los otros y no ella.

Por eso, toda esta adrenalina tiene sabor a nuevo. “Canté para diez mil personas en Viña del Mar, pero es muy distinto estar allí completamente sola, con mi voz y mi música”, se recupera Coki, todavía nerviosa, y aguardando su próximo pantallazo en televisión.

“Esta semana le voy a cantar a Marce Somos novios... Vamos a ver qué pasa. Ahora es el turno de él de hacer algo, ¿no te parece?”, dice, redoblando la apuesta al conductor de Bailando por un sueño, cuya producción aseguró la presencia de la cordobesa por unas cuantas galas más. Ya con la luz del día bañando la playa esteña, el mar de fondo y los pies descalzos, la morocha comparte las primeras impresiones de su debut como solista internacional.

–¿Qué es lo mejor y lo peor de tu sorpresiva fama? –Me llevo bárbaro con todo lo que me pasa. No hay nada más lindo que el reconocimiento de la gente. Se me acercan chiquitos, abuelas, parejas... Me dicen que soy divina, talentosa. ¡Y me piden el pico a Marcelo a full!

–¿Y los hombres se quedan mudos?
–Noooo. Ellos son más atrevidos. Me dicen que “si Marcelo no te da bola, es un bolú...”. Ya tengo mis fanáticos.

–En cualquier momento te llaman para posar desnuda en Playboy.
–¡Ya me llamaron! Pero no me animo. No da con mi perfil. Soy muy pudorosa, aunque no parezco. Prefiero mostrar hombros y piernas que hacer un desnudo total.

–Pregunta incómoda: ¿ya estás ganando buen dinero?
–Todavía no vi nada, ja ja. Pero algunas marcas ofrecieron vestirme.

–Descubriste el canje.
–Sí, pero a mí me encanta comprarme, así que prefiero gastar mi propia plata y quedarme con la ropa.

–¿Ya soñás con un Luna Park lleno aclamando tu nombre?
–Sueño con un recital multitudinario en el Gran Rex, el Luna y todos los teatros que sean... Y ojo, que algo se está armando. Vamos a hacer un show a dúo con Alberto Plaza en octubre. Y el 27 viajo a grabar su nuevo DVD, ya no como corista, sino como artista invitada. Así que el sueño está cerca.

–¿Con quién compararías tu estilo musical?
–Tengo mucha influencia de Alberto Plaza, que sabe ser tan romántico como alegre. Y entre las mujeres me identifico con Thalía. Yo me planto en el escenario con la misma fuerza que ella.

–Algunos dicen que, como el sketch de Sebastián Almada, tendrías que interpretar el famoso “Gracias, gracias Marcelo”.
–¡Sí, ja ja! Más que una canción, le voy a dedicar mi nuevo disco, que ya está en desarrollo. El sonido y producción se está trabajando en Miami, y va a tener el nivel de las primeras estrellas. Hay gente del ambiente que me debe odiar, pero yo siempre respondo con buena onda. Todo lo que uno desea para el otro, vuelve para uno.

–¿No tenés miedo de que se esfume tu popularidad de un día para el otro?
–Para nada. Y que se enteren todos: Coki llegó para quedarse. Yo tenía muy claro lo que quería de mi vida; sólo me faltaba el cómo. Algunos dijeron que tengo fecha de vencimiento, pero te aseguro que no: hace más de ocho años que estoy trabajando y tengo –fácil– para quince años más en la música. Yo no vivo de Marcelo: fue un pie para subir un escalón en mi carrera como cantante. El mago que me tocó con la varita.

–Por ahora, nadie te mueve del piso de ShowMatch.
–¡Y por un buen tiempo! Te doy una primicia: esta semana reemplazo a Sabrina Rojas, que tiene un problema familiar, y debuto en el Bailando. Me voy a sentir rara sin cantar, pero estoy tranquila. Si me toca ir al teléfono, sé que la gente me apoya, seguro.

–Respondele a Doña Rosa, entonces: ¿es cierto tu romance con Marcelo?
–Todo cierto. Dentro de la pantalla la realidad superó a la ficción. Y mi instinto de mujer me dice que si se deja llevar, Marce puede ser muy feliz conmigo. Pero debe ser difícil para él asumir esta atracción. Ojalá que se anime al beso... ¡Un piquito no se le niega a nadie!

Patricia Coki Ramírez llegó a Punta del Este. En apenas dos semanas saltó al estrellato y ya brinda shows internacionales, como el que dio el viernes pasado en el Conrad.

Patricia Coki Ramírez llegó a Punta del Este. En apenas dos semanas saltó al estrellato y ya brinda shows internacionales, como el que dio el viernes pasado en el Conrad.

Hasta hace muy poco, la cordobesa sólo se presentaba en pequeños pubs de su ciudad, y entonaba el himno en fiestas del club Instituto. Por estos días firma autógrafos a su paso, en la Argentina y en el Uruguay. Más allá de los histeriqueos con Marcelo Tinelli, Coki ya está trabajando en la grabación de nuevos temas con Jorge Rojas y con el Negro Videla para su próximo disco. Su álbum debut fue Presente, editado en 2007, que tuvo un relanzamiento en toda Córdoba tras su estallido mediático en ShowMatch.

Hasta hace muy poco, la cordobesa sólo se presentaba en pequeños pubs de su ciudad, y entonaba el himno en fiestas del club Instituto. Por estos días firma autógrafos a su paso, en la Argentina y en el Uruguay. Más allá de los histeriqueos con Marcelo Tinelli, Coki ya está trabajando en la grabación de nuevos temas con Jorge Rojas y con el Negro Videla para su próximo disco. Su álbum debut fue Presente, editado en 2007, que tuvo un relanzamiento en toda Córdoba tras su estallido mediático en ShowMatch.

“Musicalmente me identifico con Thalía. Yo me planto en el escenario con la misma fuerza que ella”.

“Musicalmente me identifico con Thalía. Yo me planto en el escenario con la misma fuerza que ella”.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig