“Ojalá esto sea un granito de arena para que mejoren” – GENTE Online
 

“Ojalá esto sea un granito de arena para que mejoren”

Actualidad
Actualidad

Si crees que sí/ vuelve a intentar/ y no te rindas ni por casualidad”, cantó Martina Stoessel (17) a capela, mientras una multitud de chicos formaron un improvisado coro. La canción Veo Veo, de la tira Violetta, que habla de una adolescente enamorada que no se decide a expresar sus sentimientos, este domingo nublado y de lluvia cobró otro sentido.

En el piso 0, pabellón A, donde se encuentran los pacientes oncológicos del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, la frase “no rendirse nunca” tiene otro valor, otro significado. Y más si llega de la mano de la propia Tini, que por segundo año consecutivo se sumó a la Caravana y Mega Festival Solidario que la Asociación Mutual Conductores de Automotores (AMCA) realiza en el Día Internacional del Taxista, para recolectar fondos y donaciones a beneficio del hospital.

La esperaban sonrientes y luciendo el merchandising de Violetta que recibieron de regalo antes de la visita de la ídola teen. Así, cuando ella llegó a la sala, acompañada por sus padres, Mariana Muslera y Alejandro Stoessel, y su novio, Peter Lanzani (23), –que también se puso el barbijo y los guantes de rigor para visitar a los chiquitos–, cada uno tenía algo de Violetta para que la artista le firmara. “Visitar a estos chicos me llena el alma. Es un orgullo que me convoquen y confíen en que yo puedo ayudarlos desde mi lugar. Lo hago de corazón y me emociono. Imposible no querer a estos chicos desde el momento que los ves. Ojalá que esto sea un granito de arena para que se pongan mejor. Compartir una tarde en este lugar es una forma de devolver tanto cariño”, contó Martina emocionada.

Tini recorrió las habitaciones y saludó a cada niño que la esperaba ansioso. “¡Hoy viene Violetta!”, repetían los médicos desde temprano y cada familia se preparó con alegría para una tarde especial. Mamás y papás compraron remeras, piyamas, diarios, revistas... ¡Cualquier cosa que tuviera la cara de Tini! Cuando llegó el momento, su ídola les habló, los acarició, se hizo fotos con todos y les dejó su firma y el dibujo de un corazón, que de alguna forma resumía el mensaje de amor que les quería dar.

Después, llegó el momento del show, en el que cientos de chicos acompañados por sus papás se acercaron a colaborar con dinero en efectivo, pañales, leche en polvo y libros infantiles para la biblioteca interactiva del hospital. Más de mil personas pudieron disfrutar de las canciones de la chica que hace apenas unas semana convocó a 380 mil almas en los bosques de Palermo en su “juntada tinista”. Aunque esta vez su voz y el show fueron secundarios. Lo importante fue el tiempo y el cariño que le brindó a cada chico. La frase de Martina, sobre el final, resume los sentimientos de un domingo distinto: “Los médicos dicen que una parte importante en el tratamiento de los chicos que son pacientes oncológicos, es el estado de ánimo. Verlos felices y contentos, con algo tan simple como una visita, es una gran alegría”.

Martina conversa con uno de los chicos que realizan un tratamiento de quimioterapia en el hospital. A su lado su mamá, Mariana, y su papá, Alejandro, escuchan atentos.

Martina conversa con uno de los chicos que realizan un tratamiento de quimioterapia en el hospital. A su lado su mamá, Mariana, y su papá, Alejandro, escuchan atentos.

Acompañada por sus papás y por Peter Lanzani, su novio, recorrió todas las salas. “Los médicos dicen que es muy importante el estado anímico cuando los chicos se someten a la quimioterapia. Es un orgullo poder ayudarlos”, contó Tini emocionada.

Acompañada por sus papás y por Peter Lanzani, su novio, recorrió todas las salas. “Los médicos dicen que es muy importante el estado anímico cuando los chicos se someten a la quimioterapia. Es un orgullo poder ayudarlos”, contó Tini emocionada.

Martina visitó a los pacientes oncológicos del Hospital de Niños y se llevó el cariño y el amor de los chicos que durante todo el día esperaron la llegada de su ídola. Además, brindó un show para los nenes y papás que pagaron su entrada para verla. Todo lo recaudado fue a la cooperadora del Hospital de Niños.

Martina visitó a los pacientes oncológicos del Hospital de Niños y se llevó el cariño y el amor de los chicos que durante todo el día esperaron la llegada de su ídola. Además, brindó un show para los nenes y papás que pagaron su entrada para verla. Todo lo recaudado fue a la cooperadora del Hospital de Niños.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig