“Nunca vamos a competir” – GENTE Online
 

“Nunca vamos a competir”

Actualidad
Actualidad

Catherine Amanda Fulop García es el nombre que aparece en el casillero “Madre” de la partida de nacimiento de Oriana Gabriela Sabatini, del 19 de abril de 1996, la mayor de sus hijas con Ova, padre también de Tiziana, de 9 años. Camaleónica en lo profesional (Fulop es actriz, conductora y modelo) en 2008 enterneció con su perfil maternal en Talento argentino. Al verla con su hija mayor –más tímida, pero igual de cálida– despliega ese don tan latino que la hace única y, a la vez, parecida a toda mujer.

SALUDO EN LA PASARELA. El martes pasado fue un día especial para ambas. Oriana fue la protagonista y su mamá, el público más entusiasta. ¿En qué escenario? En el desfile de Mabby Autino, en Buenos Aires Alta Moda. Con un manojo de globos negros en sus manos, la mayor de las Sabatini caminó como una top por la pasarela. Y sus papás, Cahty y Ova, se levantaron para aplaudirla. “¡Mira qué bella!”, repetía, olvidando por completo su reciente corona de Reina de Viña del Mar y su éxito en los desfiles que realizó en Chile, de donde llegó ese mismo día a las apuradas, para ver a su nena. Después vino el abrazo.

Oriana: ¡Sabía que ibas a llegar!
Cathy: ¡Qué pena que no pude desfilar contigo! Pero te llamé para desearte suerte apenas bajé del avión. Estuviste hermosa, mi niña.

–¿Cuando saliste a la pasarela buscabas a tu mamá?
Cathy: ¡Yo creo que más le importaba que estuvieran sus amigas! (risas)
Oriana: Las dos cosas. Antes de salir vi mucha gente y dudé, pero después dejé los nervios de lado.

–¿Se viene Fulop segunda generación?
Oriana: Más o menos. Por ahora lo tomo como un juego.

–¿Qué dijo Ova?
Cathy: (Con picardía) Estaba bien… Tranquilo, digamos.
Oriana: Lo único que me dice es que haga pocos desfiles, y que me dedique más a la música, que es lo que me gusta.
Cathy: Desde hace dos años estudia canto y piano. ¡Mira cuando la vean con su micrófono y su teclado!

LA MAMA DE UNA TEEN. Para Fulop “la familia es lo primero”. Por eso cuida cada palabra al hablar delante de Oriana. Nada, sin embargo, es más normal que escuchar a la madre de una adolescente diciendo “no puedo hablar con ella”, “me critica todo”, “ya no sé qué hacer”. Pero se sabe que esa rebeldía es necesaria para que su hija crezca.

–¿Oriana es una típica adolescente?
Cathy: Tiene una personalidad increíble; es súper inteligente. Jamás contesta mal. Siempre fue muy madura. A los nueve meses ya armaba oraciones completas: “Afuera llueve, el agua moja todo”. Nos dejaba con la boca abierta. A los cinco años escribió un cuento y lo pegaron en la cartelera del jardín.

–Pero eso fue hace mucho tiempo…
Cathy: Es cierto… No es fácil aceptar que los hijos crecen. Estoy aprendiendo a dejarle sus espacios.
Oriana: Cuando era más chica me molestaba que la reconocieran, que saliera con poca ropa en la tele o en las revistas. Después entendí que es su trabajo y que la hace feliz. Pero fácil no es...

–¿Se cuentan todo?
Cathy: A veces nos vamos a pasear con nuestros bebés, dos dogos de Burdeos divinos, y charlamos de todo. Pero no soy “su amiga”. Ella sabe que puede contar conmigo, y es suficiente. ¿Lo sientes así, no?
Oriana: Sí. Podemos hablar de los chicos también.
Cathy: Sobre todo, quiénes son los más guapos… Lo hablamos desde un lugar natural. Cuando ella está con sus amigas y yo estoy presente, no se callan; pienso que hay confianza.
Oriana: A mis amigas les digo siempre que con mi mamá no hay rollo.
Cathy: Eso sí: soy tumba, mantengo la boca cerrada. También habrá cosas que no sabré nunca, y está bien, porque soy su mamá.

BELLAS POR SIEMPRE. El miércoles 25 de marzo, Cathy fue a buscar a Oriana a la escuela, para llevarla a su primera visita a la Clínica de Estética Rubén Mühlberger, donde la actriz está siguiendo un tratamiento ortomolecular que consiste en “regenerar el colágeno y los tejidos sin necesidad de llegar al bisturí”. Antes se entretienen con las vidrieras de la calle Arenales. Ya en la clínica, cada una con su botella de agua –“es importantísimo para que la piel esté hidratada”, dice la mamá de minifalda– y ciruelas en la cartera, hojean una revista en la sala de espera.

–¿Es necesario empezar con tratamientos estéticos a los doce años?
Cathy: A su edad, las hormonas están en pleno alboroto, y está bueno recurrir a una medicina más natural, que la ayude a tener el pelo más brillante, evitar que se le caiga, a que no le salgan granos en la cara y que su piel tenga vitaminas y no se resquebraje.
Oriana: Me da fiaca, pero sé que es una manera de cuidarme. Y está bueno verse linda.

–¿Cómo armás la dieta de una hija adolescente?
Cathy: ¡Nada de dietas! Me interesa que se alimente bien y con productos naturales, pero que los platos le gusten, que no le parezcan aburridos.
Oriana: Lo que me preparan en mi casa me gusta mucho, pero mi comida preferida son las milanesas. También el sushi, aunque a mis amigas no les gusta.

QUE SI, QUE NO. Pocos días atrás, Cathy la llevó a la galería Bond Street a cumplir un sueño: un piercing en la oreja derecha.

Oriana: Hace un montón que queríamos hacerlo con mis amigas Camila y Julia. Papá se negaba de una, pero mamá lo convenció. ¡Armamos un alboroto...!
Cathy: Si me pedía algo muy agresivo, en la ceja o la nariz, no la hubiera apañado, pero en la oreja sí; es como un arito.

–¿Es difícil pasar de niña a mujer con una mamá tan linda y joven?
Oriana: Ahora me parece re divertido que mi mamá sea famosa. En lo personal siento que estoy descubriendo las cosas que me gustan, como el piano, cantar y actuar. Soy fan de Demi Lovato.

–¿Cómo manejan los límites?
Cathy: ¡Ensayos, errores y aciertos! Oriana: En mi barrio tengo un montón de amigos, y me dejan salir hasta la una y media. También me dan permiso para ir a algunas fiestas.

–¿Elegís sola la ropa o hay censura?
Oriana: Las dos cosas. A veces me dice qué cosas no combinan, me da sugerencias. Pero de su ropa me presta algunas cosas y otras no.

–¿Y el maquillaje?
Oriana: Te cuento sin que escuche: antes de salir nos juntamos en la casa de una amiga y me maquilla ella, así que mi mamá no me ve…

CRECER CON CAMARA. No sabe si lo elegirá como profesión, pero Oriana es modelo. Aunque nunca más se suba a una pasarela, su metro setenta y uno avanzando la delata por cualquier calle porteña.

–¿Podría picarles el bichito de la competencia?
Cathy: La competencia nunca tendrá lugar entre nosotras. Además de que es mi hija, creo que apunta a otro camino.
Oriana: Me imagino estudiando en el exterior.
Cathy: Después de terminar la escuela, eh.

–¿Te preocupa que el ambiente la haga sufrir?
Cathy: No quiero que la atosiguen y le pregunten cosas que no corresponden para sus doce años. Sé que ella entiende que yo la estoy acompañando y ayudando. Quiero que cumpla todos sus sueños, y si éstos incluyen al mundo del espectáculo, que así sea.
Oriana: Hay cosas que tengo que aprender por mi cuenta, mamá… No me vas a poder proteger todo el tiempo. Y no te preocupes: no tengo miedo. Por la tardecita salen a pasear sus dogos de Burdeos por Pacheco, muy cerca del barrio cerrado donde viven. “Buscamos este espacio para hablar de todo. Pero no soy ‘su amiga’: soy su mamá. Ella sabe que puede contar conmigo, y es suficiente”, dice Cathy.

Por la tardecita salen a pasear sus dogos de Burdeos por Pacheco, muy cerca del barrio cerrado donde viven. “Buscamos este espacio para hablar de todo. Pero no soy ‘su amiga’: soy su mamá. Ella sabe que puede contar conmigo, y es suficiente”, dice Cathy.

“Cuando ella está con sus amigas y estoy yo presente, no se callan: pienso que hay confianza. También habrá cosas que no sabré nunca, y está bien, porque soy su mamá” (Cathy)

“Cuando ella está con sus amigas y estoy yo presente, no se callan: pienso que hay confianza. También habrá cosas que no sabré nunca, y está bien, porque soy su mamá” (Cathy)

El 25 de marzo la pasó a buscar por el colegio. Miraron vidrieras y después llegó el momento esperado: la primera visita a un centro de estética.

El 25 de marzo la pasó a buscar por el colegio. Miraron vidrieras y después llegó el momento esperado: la primera visita a un centro de estética.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig