«Nunca tuve un hombre de una sola noche» – GENTE Online
 

"Nunca tuve un hombre de una sola noche"

Actualidad
Actualidad

Luciana Salazar está sola y espera. Un príncipe azul, parece. Tiene uno en la mira: un tal Frederich von Brown, noble de la corona de Austria. Por el momento sólo chatean. “Sería un golazo”, se relame la rubia.

–¿Golazo?
–Un bombón, una excelente persona, un hombre culto…

–Vislumbro una boda real. Imagine los títulos de los diarios: “La reina de Viña del Mar contrae enlace con el príncipe de Austria”.
–(Ríe) ¿Te imaginás? Llego a Austria con un escote hasta el ombligo y él le dice a su madre condesa: “Mamá, te presento a mi novia”.

CORAZON CLANDESTINO. La entrevista sucede en el comedor diario, sobre la frontera entre el living y la cocina de sus tres ambientes, un piso 19, con vista al río en Núñez. “Cuando me mudé, pensaba: ¡qué linda casa para compartir con un novio! Pero hoy priorizo mi carrera. Fueron pocos los que durmieron en mi cama…”, jura.

–De los privilegiados que despertaron a su lado, ¿todos quisieron volver?
–Nunca tuve un hombre de una sola noche. Ni uno. Soy una chica que sabe elegir su compañía, tengo paladar. Ahora estoy sola. No tengo ningún novio oficial.

–¿Alguna simpatía, quizás?
–¡Si estoy sola ocho meses me muero! Tengo dos candidatos potenciales. Yo los prefiero extranjeros porque me da miedo que alguien que me conoce se me acerque para tener su minuto de fama.

–¿Cuánto tiempo puede soportar la soledad?
–Pasé mucho tiempo sola, sin siquiera una caricia. Pero no sufro porque estoy concentrada en el trabajo. Llego a la noche muy cansada... ¿Cuándo puedo dedicarle un poco de tiempo a un novio?

–En Semana Santa, quizás.
–¿Semana Santa?

–Dicen que en Semana Santa viajó a Miami para encontrarse con el polista millonario Chris Gannon, ex de Sofía Zamolo…
–Viajé a Miami. Pero no voy a hablar de Gannon ni de nadie. Estuve de vacaciones, con amigos. Fuimos a una fiesta que hacía la firma Nasdaq en Fisher Island. En el medio de la noche apareció Shaquille O’Neal (N. de la R.: estrella máxima de la NBA) y le dijo a mi amigo Lautaro que me quería conocer. ¿Qué pasó? Nada. Me moría de ganas de saludarlo, pero me dio mucha vergüenza.

–Son más de dos metros de hombre. Alrededor de 150 kilos...
–¡Me agarra el negro y me mata! ¡Ni loca!

–Insisto: ¿es cierto que le robó el novio a Sofía Zamolo?
–Yo no le robo el novio a nadie, no voy destruyendo parejas. Soy respetuosa de los demás.

–¿Qué pasó con el músico brasileño que la sedujo en Punta del Este durante el último verano?
–Es una historia muy graciosa. Primero descubrí que me mintió con la edad, era mucho más chico de lo que decía. Un día me invitó a la presentación de su último disco en Brasil. Cuando estaba lista para viajar, me dijo que había suspendido el show. Después supe que el recital se hizo, pero él estaba aterrado de verme en la platea. Ahora me chateo con el hermano. Y, a través de él, conocí al príncipe Frederich.

–Usted se reconoce experta en el chat. ¿Y en el sexo virtual?
–Nunca sé qué pasa del otro lado (ríe). Prefiero en vivo y en directo.

Es un escandalo. La guerra de las plumas está que arde. Luciana Salazar está en boca de todas. Sabrina Rojas, Jessica Cirio, María Eugenia Ritó… Pero de un tiempo a esta parte, las polémicas se encienden en televisión y se apagan en Tribunales.

–¿Ha iniciado muchas causas judiciales, Luciana?
–Acá, con unas pocas chicas que me difaman gratuitamente. Prefiero no dar nombres: son las que aparecen en las revistas hablando mal de mí. Yo no me peleo con nadie, para eso está mi abogada. Además tengo un juicio importante en Chile con un cabaret muy conocido que se promocionó con mi imagen.

–¿Por qué aparece siempre el fantasma de la prostitución alrededor de las chicas exuberantes que reflejan en televisión?
–No lo sé, pero es una realidad. En este mundo debe haber quienes ejerzan la prostitución… Pero no es justo que nos pongan a todas en la misma bolsa. Hace poco alguien dijo en televisión que las argentinas que van a Chile van a prostituirse. ¡Una barbaridad! A mí nadie me dice: “Tengo tanta plata para que pases una noche conmigo”.

–¿Se reconoce una mujer escandalosa?
–Yo no soy una chica escandalosa. Los escándalos llegan a mí sin que los provoque. Primero me presentaron como la oveja negra de la familia Ortega. Después pasó lo del destape en los MTV, una propuesta muy tentadora… ¿No te parece cool mostrar el escote en la entrega de los premios MTV?

–Por lo menos es un poco más lógico que si lo hubiera mostrado en la entrega de los premios Carlos Gardel, imagino.
–Yo no lo dije (ríe). Yo soy espontánea, no estudio la forma de generar un escándalo. Puedo ser más desinhibida, pero no escandalosa.

–Hace poco anunciaron un nuevo escándalo que no llegó a concretarse: un video porno protagonizado por Luciana Salazar.
–Olvidate. Deben haber copiado la idea del video que le robaron a Pamela Anderson… Nunca actué en cosa semejante.

–¿Ni siquiera como un juego de novios?
–Mi ex novio es un pan de Dios.

–Lo tiene archivado en su videoteca personal, entonces.
–Si existe, debe estar borrado.

–¿Cuáles son sus límites?
–Me gusta jugar con los límites, pero no me animo a ir más allá. Nunca me vas a ver desnuda. Ni siquiera un topless. Siempre mantengo algo oculto. Yo sé lo que quiere el hombre y juego con su cabeza. Puedo ser una chica ingenua y una mujer fatal. Tengo la capacidad de descubrir la debilidad de cada hombre.

UN BOOM. El fenómeno Luciana Salazar es real, existe. Calienta el rating en la pantalla de ShowMatch y vende entradas cada vez que pasa por un escenario. Lleva sello for export: cruzó los Andes, hizo eco en Chile, desembarcó en Perú, y pronto volará a Ecuador… De tanto en tanto mete algún chispazo en Estados Unidos: le ofrecieron ser tapa de la revista Ocean Drive de Miami y hay varios agentes norteamericanos que hicieron sus acercamientos. La clave de su éxito es un misterio que hoy merece el análisis de periodistas y libre pensadores. Los más simplistas coinciden en su silueta: escote generoso y cola perfecta. “Ultimamente hablan más de mi cola. Mejor: yo me hice las lolas porque estaba cansada de que los hombre me piropeasen tanto la cola. Quise emparejar”, asegura la rubia.

–A propósito, ¿se maquilla la cola, Luciana?
–Con alguna crema, nada más.

–¿Le ofrecieron asegurar sus nalgas como hizo Jennifer López?
–Jamás. Tampoco entiendo mucho cómo es eso.

–¿Cómo es la electroestimulación que se hace cada semana?
–Uf… Hice famosa a mi esteticista: ¡ahora le van todas! Natalia Fassi, Luisana Lopilato, Camila Bordonaba, Felipe Colombo… Pero el único secreto está en el gimnasio y en tener una buena genética. La electroestimulación son electrodos que contraen los músculos a través de descargas. Yo me compré un equipo japonés que uso todas las noches. No hace milagros pero ayuda.

–Hay analistas de pantalla chica que la definen como un producto vulgar de la televisión. ¿Alguna reflexión al respecto?
–La mayoría son personas que jamás vinieron a verme actuar. Yo sé que muchos creen que no sé hacer nada, pero no tienen en cuenta que en sólo dos años y medio trabajé con Tinelli, Francella, Gianola, Guinzburg y Gasalla. Hice papeles en Costumbres Argentinas y Los Roldán… Trabajé en tevé, hice comedia y revista en teatro, desfilé como modelo… Algún mérito debo tener, ¿no?

–Por último, ¿qué escribe junto al ítem “profesión” cada vez que se registra en un hotel?
–Multifunción (ríe). Siempre escribo “artista”.

por Jorge Martínez Carricart y Pablo Procopio
fotos: Santiago Turienzo. Asistente: Gustavo Sancricca
producción: Estefanía Allende (Maquilló Mauricio Cataraín. Peinaron Alejo y Juan Manuel Cativa. Agradecimientos: Dios los cría, Natalia Antolín, Ricky Sarkany, Jeans Makers, Miss Sixty, Paw y “MyM” remises y servicios empresarios)

Luciana tiene 24 años y mide generosos 95–59–90. Se reconoce modelo, vedette, actriz, bailarina, y vislumbra una carrera como cantante. “<i>Soy artista</i>”, define.

Luciana tiene 24 años y mide generosos 95–59–90. Se reconoce modelo, vedette, actriz, bailarina, y vislumbra una carrera como cantante. “Soy artista”, define.

“<i>Hoy chateo<br />
con un<br />
heredero de<br />
la corona<br />
de Austria.<br />
 Seria un golazo: es un bombon, una excelente persona, un hombre culto… El candidato ideal. ¿Te imaginas? Llego a Austria con un escote hasta el ombligo y el joven heredero le dice a su madre condesa: ‘Mama, te presento a mi novia’</i>”<br />

Hoy chateo
con un
heredero de
la corona
de Austria.
Seria un golazo: es un bombon, una excelente persona, un hombre culto… El candidato ideal. ¿Te imaginas? Llego a Austria con un escote hasta el ombligo y el joven heredero le dice a su madre condesa: ‘Mama, te presento a mi novia’

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig