«Nunca me hice problema por si tengo un rollito de más» – GENTE Online
 

"Nunca me hice problema por si tengo un rollito de más"

Actualidad
Actualidad

Sus curvas dejan una huella en la arena y su mirada se confunde con el mar. Sin pudores, Silvina posa frente a la cámara. "Me encanta jugar a seducir, pero muchos hombres que se hacen los ratones conmigo piensan que soy una chica rápida, y se equivocan. Soy una mujer muy dulce, y no me gusta provocar, yo no soy una provocadora como otras vedettes".

En dos horas va a sacarse el corpiño, va a volver a ponérselo, va a seducir, a jugar, será una femme fatale, una niñita inocente, tantas otras será hasta que todas se disuelvan cuando termine la producción y vuelva a ser Silvina Luna, es decir, ella misma.

-¿En la intimidad también jugás a ser otras?
-Sí, me gusta probar cosas nuevas con mi pareja. Soy una chica muy juguetona y demostrativa.

-¿Y me podés contar cuál es tu juego preferido?
-No tengo uno preferido, siempre me gusta cambiar. Además, con mi novio me animo a cumplir todas mis fantasías. Alguna vez lo sorprendí y me disfracé. Otras veces le cociné, y después…

-Después…
-Mejor no sigo porque soy muy pudorosa, y me pongo colorada si te cuento cosas tan íntimas.

-¿Tiene miedo de que la traten de gordita?
-No. Tiempo atrás, cuando había salido de la casa de Gran Hermano, había engordado diez kilos, y me gané la simpatía de la gente porque, sin proponérmelo, les di un mensaje de libertad, de no someterse a la dictadura de la dieta. Hay mujeres y hombres que hoy sufren enfermedades como la bulimia y la anorexia, y yo creo que se puede triunfar y ser feliz aunque una persona tenga un rollito de más.

-Pero igual se puso a dieta…
-Sí, después me quise ver mejor y logré bajar los kilos que había aumentado . En la casa de Gran Hermano me había traicionado la ansiedad que me generaba la competencia, entonces, postre que veía, postre que comía. Hoy me cuido, hago Pilates y salgo a correr con Claudio Borges, mi personal trainer, pero no soy obsesiva con mi cuerpo.

-¿Cómo te llaman tus amigos?
-Cariñosamente, me dicen Gordi. Aparte, yo nunca fui flaca como un espárrago, tenía lolas normales, pero quise aumentarlas para que estuvieran más acordes con mi cuerpo y para cumplir mi sueño como vedette. Este año voy a encabezar y ser la primera vedette de Gerardo Sofovich en el teatro, y en televisión me dedicaré a la ficción. Voy a trabajar en Los Roldán y hay un proyecto para que haga un reality sobre vedettes para Ideas del Sur con otras dos chicas famosas.

-Aunque ahora trabajás en un teatro de revistas, ¿por qué creés que nunca protagonizaste una pelea con otras vedettes?
-Yo soy una persona muy tranquila, y no me gustan los escándalos. Mi signo es Géminis, y soy una mujer luchadora, pero no peleadora; soy sincera, extravertida, consciente de mis defectos y virtudes, y no temo demostrarlos. Además, me pongo objetivos y trato de cumplirlos.

-Con tantos proyectos, ¿no tenés miedo de que la ansiedad te haga volver a los dulces?
-No, igual nunca me hice problema por si tengo un rollito de más ni vivo pendiente de lo que como o de cuánto ejercicio hago. Antes era una gordita de alma, y la gimnasia me aburría. Ahora como menos dulces, aunque las tortas y los helados siguen siendo mi debilidad.

-Igual, con tantas curvas, los rollitos pueden pasar más inadvertidos.
-Sí, por ahora el físico se conserva bien, y por tener espalda chica parezco que tengo más lolas.

-¿Cuál es la parte de tu cuerpo que más te piropean?
-A muchos hombres les gustan mis lolas, pero a mí lo que más me gusta son mis ojos.

-¿Cuál es la fórmula para conquistar tu corazón?
-Mi corazón está ocupado, porque después de un impasse, volví con Mati (Matías Mantilla, su novio, ex jugador de Huracán). Soy una chica muy romántica y demostrativa, y el chico que quiera estar a mi lado tiene que tener buen humor, ser sensible y buena persona. No me banco a los histéricos.

-¿Y a usted no le sale a veces un poquito la histérica?
-No, más bien me sale la apasionada y soñadora.

-¿Y cuáles son esos sueños?
-En lo profesional, quisiera hacer comedias, y quizás algún día hasta intentaría interpretar un drama. Este año voy a hacer un alto y dejar la peluquería. Pero por ahora no voy a dejar de ser modelo, porque me sirve por una cuestión económica, aunque siempre soñé con ser una gran actriz.

-¿Y en lo personal?
-Sueño con ser madre y tener muchos hijos. Pero aún no, aún no.

por Pablo Procopio
fotos: Christian Beliera
maquillaje: Javier Peloni
(agradecemos a: Class Life, Ricky Sarkany y accesorios XT)

Silvina en las aguas de Mar del Plata, donde concurre con frecuencia y, sin pudores, muestra sus curvas.

Silvina en las aguas de Mar del Plata, donde concurre con frecuencia y, sin pudores, muestra sus curvas.

Aumenté mis lolas para que estuvieran acordes con mi cuerpo y para cumplir mi sueño de ser vedette"">

"Aumenté mis lolas para que estuvieran acordes con mi cuerpo y para cumplir mi sueño de ser vedette"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig