«Nunca me animé a hacer un desnudo. Hoy, a los 40, lo pensaría…» – GENTE Online
 

"Nunca me animé a hacer un desnudo. Hoy, a los 40, lo pensaría..."

Actualidad
Actualidad

Se apoya en un pequeño bote… y la platea masculina se hiperventila. Deja caer su pelo a un costado… y comienza la taquicardia. Juega con sus brazos hasta que encuentra la pose ideal, donde clava su mirada en la lente de la cámara… y ahí se producen infartos al por mayor. Desde donde se la mire es una diosa. “Nunca imaginé que estaría tan bueno llegar a los 40. Es toda una renovación espiritual y mental”, explica Flavia Palmiero, que en marzo volverá a la televisión junto a Marcelo Tinelli en Bailando por un sueño 4.

Cuando Ana y Néstor tuvieron a su pequeña de 3,750 kilos en la Clínica Bazterrica, nunca imaginaron que, 17 años más tarde, la beba interpretaría a Evita en el cine. Tampoco pensaron que le nena llegaría a ser símbolo de la tevé en los años 80 y 90 (con La ola verde, La ola está de fiesta, Flavia está de fiesta, Corazón de tiza o Mamá por dos). Sin contar su paso como actriz de telenovela en Rosse junto a Linda Cristal y Gustavo Bermúdez. Aunque los indicios estaban a la vista: “A los ocho años inventé una cámara de televisión. Era un secador de pelo de peluquería que tenía una caja de cartón en la parte de arriba. La lente era un rollo de papel higiénico...Yo ‘conducía’ un programa infantil con una sección de cartas que me mandaba mi público imaginario. Ahí decía: ‘Este dibujo lo mandó Fulanito’. Después imitaba a cantantes: Valeria Lynch, Barbra Streisand, Raffaella Carrá, Anni-Frid Lyngstad, la morocha de ABBA…”.

En 1988, Flavia se casó con el empresario textil Marco Batellini, tuvo dos hijos –Giuliana (17) y Gianni (12)–, y se separó sin escándalos durante el invierno de 1997. Luego, vivió un par de noviazgos públicos: con el empresario Franco Macri (75), primero, y con el músico Joe Fernández (31) después. Pero ni uno ni otro fueron el amor definitivo. Hoy, a los 40, no tiene hombre cerca ni a la vista. Dice que aprendió a estar sola y que lo disfruta, que su total entrega es hacia sus chicos y el trabajo. Nada más…

–Se te nota muy segura hoy…
–Lo estoy. Tengo una seguridad de la que carecía antes. Me siento vulnerable, como toda mujer, pero los cuarenta me hicieron recuperar la esperanza. No es algo que pueda intelectualizar demasiado... Es experiencia, sabiduría… Tengo más cosas a favor que en contra.

–Y encima no tenés que envidiarles el cuerpo a las de 20…
–(Risas) Me siento muy bien, sí. No sé si mejor que a los veinte, ¡pero sí mejor de lo que imaginé!

–¿Estás sola por elección o…?
–Hoy busco estar sola. Es la primera vez que me pasa. Muchas veces, para evitar la soledad, elegí mal. Y aprendí. Por eso, si no encuentro a ese hombre del cual realmente me enamore, prefiero estar así. Es más sano. Uno tiene que estar solo para poder estar con alguien. Si es por el físico… nadie te va a querer más por tener un rollito menos. Todas las mujeres soñamos con un hombre que nos quiera de verdad, más allá del cuerpo. Ojalá apareciera la semana que viene. ¡Hace años que no me pasa!

–Pero sos Flavia…
–¿Vos decís que los hombres me tienen miedo? Nooo…

–Al contrario, deben existir miles de candidatos y el teléfono no debe parar de sonar…
–No, ahora cada uno está en su mundo: trabajo, amigos. Todos tenemos una estructura armada y cuesta engancharse en la del otro. Quisiera encontrar a alguien con quien pueda formar un equipo. Un alma gemela. No soy exigente: lo mío es más real, es ver a futuro. Cuando digo que no me gusta estar sola es porque no está bueno. No hay nada más lindo que estar enamorado. Cuando estás sola, tenés la esperanza de encontrar tu otra mitad.

–¿Vivirías un touch and go?
–¡Nooo! (risas). A mí no me gusta. Alguna vez me habrá pasado de hablar y después salir… Yo soy más a la antigua: me enamoro. El tiempo que sea, pero tengo que estar enganchada. No soy histérica… No ando coqueteando. Creo en la espontaneidad: si tiene que ser, es, y si no, no. Mi presente y futuro tienen que ver con otras sensaciones, con sentirme plena. Quisiera recuperar la confianza. Creo en el amor, pero la verdad es que me gustaría confiar en alguien.

–Igual, ahora estás a full con el desafío que se viene: nada menos que ¡Bailando por un sueño 4..!
–Sí, lo del baile es muy especial. Pero te aclaro: cumplí 40, y a los pocos días me agarró una crisis de replanteos, incluso mi carrera. Fueron un par de meses sin salir a ningún lado. Necesitaba pensar qué quería para mi vida y me daba fobia la exposición. Pero ahora deseo enfrentar ese desafío de bailar. Me gusta el efecto que produce en el público, la unión que provoca. Además, es una forma de ayudar a alguien que lo necesita con la solidaridad del público y de los artistas.

–¿Te animarías a un desnudo?
–Nunca lo hice. Hoy, a los 40, lo pensaría… Creo que en cine, sí. Cuando era chica me lo ofrecieron, pero no acepté. En el teatro, no sé… ¡hay que tener coraje! (risas)… Igual, depende de lo que haya que hacer, y del momento, claro. Como te dije al principio: hoy siento una seguridad que no tenía antes. Me animo a mucho más.

Más sexy que a los 20, Flavia reconoce que se ve espléndida. “<I>Siento una seguridad que no tenía antes</I>”. Y, sin inhibiciones, luce sus perfectos 90-62-90.

Más sexy que a los 20, Flavia reconoce que se ve espléndida. “Siento una seguridad que no tenía antes”. Y, sin inhibiciones, luce sus perfectos 90-62-90.

“<i>Nadie te va a querer más por tener un rollito menos. Todas las mujeres soñamos con un hombre que nos quiera de verdad, más allá del cuerpo</i>”

Nadie te va a querer más por tener un rollito menos. Todas las mujeres soñamos con un hombre que nos quiera de verdad, más allá del cuerpo

“<i>Muchas veces, para evitar la soledad, elegí mal. Y aprendí. Por eso,  si no encuentro al hombre del cual realmente me enamore, prefiero estar así</i>”

Muchas veces, para evitar la soledad, elegí mal. Y aprendí. Por eso, si no encuentro al hombre del cual realmente me enamore, prefiero estar así

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig