en el infierno" y prometió luchar contra sus "miedos y tentaciones" para poner orden en su vida. Mientras que Luis Pavesio -la pareja de Castro- aseguró: "Esto no tiene nada que ver con las drogas"." /> «Nunca es tarde para pedir ayuda» – GENTE Online
 

"Nunca es tarde para pedir ayuda"

Actualidad
Actualidad

Once días después de su internación, Juan Castro volvió al aire de Kaos en la
ciudad
. Y, aunque con metáforas, confesó ante cámaras su propio calvario…

"Si yo no fuese una persona conocida, esto lo hablaría con un amigo en un bar,
tomando una cerveza, un café, un champagne, un clericó... Mejor un café en este
momento. ¿Qué pasó? Entro en el Otamendi un domingo por la noche. Estoy con un
shock de estrés. Como a muchas personas que se enamoran de su laburo y se
apasionan por su trabajo, yo me apasiono con Kaos en la ciudad. Pero mi
apasionamiento por el trabajo no es el único problema que tengo. Bromeando sobre
Ser urbano, en este programa alguna vez dije que nosotros ni te la mostramos ni
la vivimos, que la realidad la sufrimos con vos. Y hubo un momento en que yo
empecé a sufrir. Hay una frase de Joni Mitchell que cité en algún reportaje y
que dice:
'Estuve dando un par de vueltas por el infierno, me pareció
interesante'. Yo estuve dando vueltas por el infierno y pensaba que podía salir
de ahí cuando quería. Sin embargo, muchas veces me descubrí a mí mismo
nuevamente envuelto en las llamas. Esta vez, el problema también lo tengo yo. En
estos 14 días en los que estuve solito, acompañado por mi familia, por mi
pareja, por mis amigos, por la familia de Kaos… me di cuenta de que nunca es
tarde para pedir ayuda y que las historias no tienen por qué terminar todas
igual. Me quedo con la frase que usé alguna vez en este programa cuando decía:
'
Seamos realistas, pidamos lo imposible'. Entonces, Juan, que es amigo de
ustedes aunque no estemos en un bar tomando un café, les pide que todos los
jueves de acá a fin de año vean cómo una persona, con la ayuda de todo este
equipo titular, puede enfrentar sus miedos, sus tentaciones y ser quien tiene
que ser. Porque nunca es tarde para pedir ayuda y un poco de orden en mi vida le
va a hacer bien a este programa
".

Juan Castro llegó al Sanatorio Otamendi en la madrugada del lunes 28 de julio.
Ingresó por Sala de Guardia y pronto fue derivado a la Unidad Coronaria. Durante
su internación, los profesionales que lo atendieron no emitieron jamás un parte
médico. Mientras tanto, distintos programas de televisión intentaron develar "la
verdadera historia de una misteriosa internación"
. Hablaron de excesos y de una
dolorosa ruptura sentimental. Tan sólo Luis Pavesio -la pareja de Juan Castro-
enfrentó las cámaras y acusó a un extraño problema vascular, mal congénito en la
familia de Castro. "Esto no tiene nada que ver con las drogas", concluyó.

El
jueves 24, el excéntrico Ronnie Arias condujo Kaos en la ciudad. Una semana
después, Castro regresó al aire y desgranó su propia historia. A través de sus
voceros de prensa, declinó toda entrevista. "Primero necesito ordenar mi vida…",
se excusó. Hoy vive recluido, lejos de las llamas del infierno aunque envuelto
en el calor de quienes llama su "equipo titular". De frente a sus tentaciones,
con un objetivo único: cambiar el final de esta historia para volver a ser quien
quiere ser.

Con el consentimiento de sus médicos, el jueves 7 Juan Castro dejó el Sanatorio Otamendi para volver a conducir Kaos en la ciudad. Un poco de orden en mi vida le va a hacer bien a este programa", confesó ante cámaras el día de su regreso. Hoy, disminuyó su ritmo de trabajo y continúa con un tratamiento médico ambulatorio.">

Con el consentimiento de sus médicos, el jueves 7 Juan Castro dejó el Sanatorio Otamendi para volver a conducir Kaos en la ciudad. "Un poco de orden en mi vida le va a hacer bien a este programa", confesó ante cámaras el día de su regreso. Hoy, disminuyó su ritmo de trabajo y continúa con un tratamiento médico ambulatorio.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig