«Nunca dormí fuera de la casa de mis viejos» – GENTE Online
 

"Nunca dormí fuera de la casa de mis viejos"

Actualidad
Actualidad

"Soy una abeja ebria de su propia miel". (Celeste Cid).

No durmió en su casa. María ("Si te va, evitá escribir el nombre de pila") Celeste ("Iban a bautizarme Luz y decidieron cambiarlo apenas nací") Cid ("¿Derivará del Cid Campeador?"), esta noche no durmió en su casa. "Ni en mi casa ni en ninguna. Simplemente no dormí -reacciona tras sus anteojos de cristal naranja-. Comí, me puse a escuchar discos y como tenía que levantarme al alba para la producción de GENTE, preferí seguir de largo", explica.

-Anécdota al margen, ¿es dama de dormir fuera de casa?
-¡Epa! Dejame acomodarme. ¿Ya empezás a buscar título?

-Se sabe que al que madruga, Dios lo ayuda.
-Se sabe que no por mucho madrugar amanecés más temprano.

-¿Entonces?
-Jamás, salvo algunas vacaciones con amigas, dormí fuera de la casa de mis viejos.

-Entonces -redondeo-, ¿sus novios han sido bien recibidos?
-Pará. No te equivoques. Nunca un novio mío pasó o pasará la noche en lo de mis padres.

-¿Nunca o nunca diga nunca, jamás?
-Prefiero respuesta en mano que cien suposiciones volando.

Protagonista de la reciente novela de Osvaldo Laport y de la próxima novela de Pablo Echarri, novia del galán 2002 Nicolás Cabré, ganadora en Miami del premio INTE (Industria de la Televisión en Español) como Revelación/talento juvenil; la mujer del año ("Yo no me hago cargo de semejante rótulo", aclara sin rodeos la propia mujer del año) pulveriza uno tras otro los distintos preconceptos del periodista. Enhorabuena: pregunta casi tanto como lo que contesta, escucha más de lo que habla, acude a citas literarias y populares más que a lugares comunes, mastica más de lo que su silueta delata y mira a los ojos del entrevistador más que a su propio reflejo en el espejo que la enfrenta. Lectores de GENTE, Celeste Cid, la muchacha que huele a flan de vainilla ("Mi perfume secreto") y a cigarrillo Marlboro ("Mi vicio público") no aparenta ser una chica de 18 (nacida el 19 de enero de 1984 en la Clínica Otamendi). Terminantemente, no. Cuestión de actitud, que se le llama. Si hasta arribó a la producción sola y solita -o, en rigor, con su papá, Aníbal, y su representante, Jorge Galli, pero sin coiffeur ni make up ni nada que suene así de raro).

-Disculpe nuestra mala costumbre, Cid, pero la mujer del año no puede llegar sin un séquito que la respalde y la haga descubrirse bella aún cuando no lo está. ¿Dónde lo dejó?
-Repito que no me hago cargo de semejante rótulo. Y segundo, me maquillo, me corto el pelo con una afeitadora y me peino sin ayuda. Como lo hice ahora, que me rebané la cola de caballo para las fotos. Nadie más que yo puede conocer qué me queda mejor y qué me queda peor.

Sí, cuestión de actitud se llama el aura que rodea a la capricorniana de 45 kilos, 1,62 metro, 35 de calzado, cabello castaño natural, tez blanca y tres medidas que enmarcan su busto, cadera y cintura y elige negarse a develar. "Desconozco, en realidad", jura. Y de repente sorprende: "Me encantan mis ojos, me desencantan mis manos". Ojos color caramelo que emulan a los de Juliette Binoche e intentan esquivar el cercano monitor de 24 pulgadas donde surge, con el volumen bajo, un programa de chimentos. Manos de gran tamaño que atacan sin remordimiento dos milanesas de carne rodeadas por sendas montañas de puré. "Lo del agua mineral es para no engordar", se adelanta al chiste. "¿Querés un trago? -consulta, nos negamos, le agradecemos y remata-: Vos te lo perdés".

-Perdón, ¿no se supone que la mujer del año debería cuidarse al menos un cachito? ¿Y la ensalada? ¿Y el yogur?
-¡Dale con la mujer del año! Tu mujer del año come lo que le causa placer, no lo que le adelgaza. Está más cerca del helado que de la barra de cereales.

-Y a usted parece que le gustó lo de Mujer del año.
-En realidad, me gusta ser mujer. Existe demasiado machismo y discriminación alrededor de nosotras. Los tipos quizá no distingan. "El paisaje siempre es el mismo, lo que cambia es la mirada". Atahualpa Yupanqui.

-¿Siempre? "La mujer, en el paraíso, mordió la manzana 10 minutos antes que el hombre; y siempre ha mantenido esos 10 minutos de ventaja". Alphonse Karr.

-"Cuando se habla de la liberación de la mujer, el hombre dice sí con la cabeza y no con el corazón". Nuria Espert.

-"Cuando discutimos con una mujer bonita no sentimos estar equivocados, sino que lamentamos tener razón". Marcel Achard.
-¿Viste que confirmás mi opinión?

De Cabré pedirá no hablar la hija de Nora (50) y del ya citado Aníbal (52, gráfico). "De mí, lo que desees", desafiará la hermana de Lucas (26) y Sebastián (17). Vale. Avancemos a su paso. Comencemos por el ayer: "Familia laburante -arranca-. Zona, Lanús Oeste. Linda infancia. Normal. Admiradora de Juana de Arco. Hincha de River. Estudios iniciales completos y estudios secundarios incompletos. Y en el medio, el casting para Chiquititas. Dos temporadas allí, dos con Verano del 98, una en En Amor Arte, otra con Franco Buenaventura, el profe y, guau, se nos superpusieron las fechas". Continuemos por el hoy: "Nos mudamos a Almagro -acelera-. Adoro cantar, y canto. Soy soprano. También compongo. Escribí un tema, Adónde va. No me convence salir a bailar. Prefiero alquilar películas de Julio Medem y Arturo Ripstein, clavar Canal (á), investigar palabras del Diccionario Etimológico y charlar en mi cuarto con amigas. ¡Mi cuarto! Un lugar en el mundo. Hay imágenes que saqué con mi Minolta, una compu -La chinita-, velas, sahumerios, ropa adquirida en ferias americanas, un póster de tango, decenas de libros y compactos y…"

-Paaaare la música. ¿No hallamos un póster de don Nico?
-¿Póster? ¿Para qué? Si a él lo puedo tener en persona dentro de mi habitación.

-¿Aunque de día?
-Cierto. No estoy criada a la antigua pero conservo valores de respeto. Los que a veces pecan de guardabosques son los machos de mi hogar. Al cuete, me considero de fiar. He tenido pocos novios. El primero y anteúltimo a los 15 -busca la reacción del redactor, distraído a propósito.

-Comprendemos a sus machos, los cuervos disfrazados de candidatos seguro no le dan tregua.
-Mirá que me veo cabeza dura y caprichosa.

-¿Sexy se ve?
-Eeeh… ¿La verdad? No sé. Me definiría como una mujer pasional y fiel, con espíritu de niña. También tímida , confiada y poco celosa. Ni loca me le mandaría de frente a un caballero.

-¿Ni loca tampoco se lanzaría a una cirugía estética?
-Olvidate. Ni loca, no; "ni en pedo" Acepto mi cuerpo tal cual es.

Vaya vaya, las estrellas están de nuestro lado porque en aquel cercano monitor de 24 pulgadas observa azorada la imagen de su novio sobre el impreso: "Cabré al rojo vivo". Cid refunfuña. "¿Qué le habrán inventado ahora?". Intentamos aprovechar la volada y acercarle la duda del millón.

-¿Cómo resolvieron arreglarse luego de la ruptura? ¿En serio se encontraron casualmente después de…?
-¿Prometés que me sincero y la acabás con Nicolás? -nos corta la inspiración.

-Prometido.
-"Todo encuentro casual ya era una cita". Jorge Luis Borges.

por Leonardo Ibáñez
fotos: Santiago Turienzo
asistente: Diego García
producción: Sofía Delger
peinó: Juan Manuel, para Roberto Giordano
agradecemos a María Vázquez, Wanama, Luna Garzón, Class Life, Ricky Sarkany y Cabañas Minahasa, de Tigre

Suele cortarse el pelo y maquillarse sola. No usa cadenitas, medallas ni anillos. Aros, únicamente durante las fotografías. Tampoco piensa en función del futuro. El término que menos la representa:

Suele cortarse el pelo y maquillarse sola. No usa cadenitas, medallas ni anillos. Aros, únicamente durante las fotografías. Tampoco piensa en función del futuro. El término que menos la representa: "ingenua".

Como lo que me causa placer, no lo que me adelgaza. Estoy más cerca del helado que de la barra de cereales. Acepto mi cuerpo tal cual es"">

"Como lo que me causa placer, no lo que me adelgaza. Estoy más cerca del helado que de la barra de cereales. Acepto mi cuerpo tal cual es"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig