«Nunca dije que iba a ser candidato» – GENTE Online
 

"Nunca dije que iba a ser candidato"

Actualidad
Actualidad

Días atrás, Carlos Alberto Reutemann se sinceraba con un viejo amigo: "No me resulta fácil decidir si me presento o no. Voy a tener que poner todo para cambiar el rumbo de este país. Pero a veces veo alguna gente que se mete en política por dinero, otros por fama, y otros porque creen que se volverán seducto
res. Yo no lo hago por ninguna de las tres cosas. Entonces, no sé…
".

Ser o no ser precandidato justicialista a la Presidencia. Esa es la cuestión para el gobernador santafesino por estas horas. Encerrado en su campo de Los Aromos hasta el domingo, meditaba -más que dudaba- la decisión más importante de su vida política.


EN SOLEDAD.
El misterio rodea las 1.500 hectáreas ubicadas a 52 kilómetros de la capital provincial. La soja, principal recurso del establecimiento, ya ha sido prolijamente cosechada. Un grueso candado impide el acceso. Y en la tranquera hay tres perros labradores, un ovejero alemán y un rottweiler con cara de pocos amigos. Pero ni noticias de su propietario. Enclaustrado, el sábado por la mañana dicen que recibió a Eduardo Menem y que luego habló varias veces por teléfono con José Manuel de la Sota, uno de quienes más lo apuran -junto al presidente Duhalde- para que se defina.

El fin de semana, en la ciudad de Santa Fe, los allegados a Lole brillaron por su ausencia. Quien sí permaneció -engripado, además- fue Enrique, su hermano mayor y padre de Verónica, la secretaria privada de Reutemann. Se encoge de hombros cuando se le piden precisiones sobre la decisión que tiene en vilo a buena parte del país: "En la Argentina todo puede cambiar en 24 horas. Es brava esta, porque hay que ir a una interna con Menem, un hombre que maneja la política como nadie. Y otra cosa: hay que caminar La Matanza, Lomas de Zamora, Berazategui, todo el conurbano. Otro mundo. Le cambiaría la vida, tendría que andar con custodia…".

No es un punto menor. Reutemann ama su libertad. Solo, con dos hijas que viven en Europa (una recién casada), dejó su casa del barrio Guadalupe desde hace un tiempo y se instaló full time en el campo. Según su hermano, porque "como andaba por la calle, la gente lo volvía loco. Una persona pública termina abollada"

Su rutina es así. Se levanta a las cinco, maneja los 52 kilómetros en su Chevrolet
Vectra
, y a las 6:30 ya está en la Casa Gris, sede del gobierno. Trabaja hasta las 3 de la tarde y regresa a Los Aromos para manejar los asuntos desde allá. Ya no más
footing por la costanera ni charlas de bar con amigos. Para colmo, dice Enrique, anda con molestias en un talón, producto de un accidente que sufrió en la década de los 60 en Silverstone, cuando aún manejaba un Fórmula 2, a raíz del cual debieron colocarle un clavo. "Por ahí lo tienen que volver a operar", concluye el hermano.

AUSTERIDAD
. El domingo por la tarde comenzaron a regresar los funcionarios. Juan Carlos Mercier (59), dicen, es uno de los cerebros del gobierno santafesino, además de su Ministro de Economía. Sobre la indefinición de su jefe, acotaba: "Es un hombre que siempre trata de achicar los márgenes de error. Toma las decisiones cuando agota todos los análisis, pero eso no significa que esté dudando. Está viendo que hará si gana la interna".

Mercier hace hincapié en otra de las características del gobernador: su austeridad. Según se sabe, el helicóptero que utiliza para sus viajes oficiales, de fabricación brasileña, lo compró de su bolsillo hace 2 años, él mismo realiza sus compras y no le interesa demasiado la ropa. Comentan que, en la etapa de su primera gobernación, los choferes oficiales estaban molestos porque perdían viáticos, ya que
Lole manejaba su auto adonde lo llevara su función. "No solo en lo personal es austero. También lo es con las cuentas públicas. Su lema es no gastar lo que no se tiene. A pesar de las dificultades, mantuvimos la misma deuda que heredamos de la gestión anterior, unos 1.350 millones, la mitad en pesos y la otra mitad en dólares. Manejamos un presupuesto de 2.700 millones de pesos y el 40% del mismo se destina a Educación. Nosotros no emitimos bonos, porque esa es la peor política. El problema es que parte de la coparticipación la recibimos en lecops". Así y todo, los empleados provinciales cobran el 80% de su salario en pesos, y el resto en bonos nacionales.


EL DILEMA.
Un tema que desvela a Reutemann, y que incide en su decisión final, es cómo lograr despegarse de la imagen del presidente Duhalde, uno de los impulsores de su candidatura. El diputado Jorge Giorgetti (54) -amigo y uno de sus principales operadores políticos- confiesa: "A veces le digo que yo tomo ciertas decisiones con el corazón.
'Yo no, las pienso y las razono', me dice. Está analizando muy bien si se lanza o no. Todo lo que hace le sale bien. En el campo, la mejor soja y el mejor rinde son los de él. No improvisa nada. Por eso, este tiempo es necesario. Si tiene la mínima duda, va a dejar a otro. Es joven, y puede tener otra posibilidad. Si dice que sí, será para ganar. Eso sí, cuando está cerca de tomar una decisión, cierra los teléfonos. Las respuestas las tiene él".

Y el lunes 8 de julio, a las 7:02 de una mañana oscura y helada, Carlos Reutemann comenzó a dar esas respuestas. En la Casa Gris -sede del gobierno santafesino- habló en exclusiva con GENTE tras un fin de semana de absoluto silencio y miles de especulaciones.


-Deme la primicia, ¿será o no precandidato?

-No le puedo contestar nada. Me pusieron en una situación que nunca busqué. Aparecí como un supuesto candidato, y nunca dije que lo sería.

-¿Aún no tomó una decisión?

-Para nada.


-¿Se siente presionado por Duhalde y De la Sota?

-(Se detiene un instante). Lo único que le puedo decir es que estamos hablando de algo que nunca busqué. Nunca dije que iba a ser candidato.

-No lo dijo, ¿pero existe una posibilidad?

-Muy, muy remota.

-Pero usted ha dicho que se animaba a competir hasta con el diablo….

-Eso es otra cosa, soy competitivo, pero ahora estamos hablando de otra cosa. Además, siempre hay que partir de la base de que yo nunca dije que sería candidato.


-Se lo pregunto de otra manera, ¿qué probabilidades hay de que lo sea?

-Hay altísimas probabilidades de que no sea candidato. Pero no veo la razón de la incertidumbre. Hay cosas muchísimo más importantes en la Argentina como para pensar en un candidato.


-Precisamente: es importante saber quién es el candidato justicialista, porque tiene grandes chances de convertirse en el próximo presidente.

-(Sonríe). Ojalá nos gobierne bien. 


-Vuelvo a la carga: ¿podría ser usted?

-No, no lo creo. Le digo lo que siento. No puedo negar que hay un montón de gente que hace esfuerzos para que lo sea. Si usted busca declaraciones mías, verá que jamás dije lo que se me atribuye sobre mi candidatura.


-¿Habló con Eduardo Menem el sábado en su campo?

-No, para nada.


-Pero si vino alguien desde La Rioja para verlo.

-(Sonríe). Le repito. No hablé con Eduardo Menem. (Según Ambito
Financiero
, Reutemann mantuvo una reunión con Eduardo Lule Menem, sobrino del legislador y actual secretario general de la gobernación riojana).


-¿Con De la Sota sí?

-Pero fue el jueves y tocamos temas de las provincias, no de candidaturas. 


-¿Su indefinición tiene que ver con que no desea competir con Menem?

-No. En el momento de competir en el justicialismo se hace lealmente. Muchas veces dos compañeros que venían trabajando en conjunto, en determinado momento pueden competir, pero después, usted sabe: para un compañero no hay nada mejor que otro compañero.


-Una más: De la Sota dijo que si usted no se presentaba, él sería precandidato.

-Es probable, muy probable. De la Sota me parecería un buen candidato.

por Hugo Martin
fotos: Julio Ruiz y gentileza La Capital de Rosario

El gobernador de Santa Fe maneja sus contactos políticos desde su campo. Juan Carlos Mercier, su ministro de Economía y hombre de confianza, afirma: Reutemann es un hombre que siempre trata de achicar los márgenes de error". Por su parte, Lole confiesa: "Hay altísimas probabilidades de que no sea candidato a presidente".">

El gobernador de Santa Fe maneja sus contactos políticos desde su campo. Juan Carlos Mercier, su ministro de Economía y hombre de confianza, afirma: "Reutemann es un hombre que siempre trata de achicar los márgenes de error". Por su parte, Lole confiesa: "Hay altísimas probabilidades de que no sea candidato a presidente".

Reutemann en su chacra del Gran Santa Fe, rodeado por sus perros. Arriba, al centro, en la gobernación, durante la charla exclusiva con GENTE, el lunes 8 de julio a las 7 de la mañana.

Reutemann en su chacra del Gran Santa Fe, rodeado por sus perros. Arriba, al centro, en la gobernación, durante la charla exclusiva con GENTE, el lunes 8 de julio a las 7 de la mañana.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig