Nuevo escándalo en la corona británica: la razón por la que un primo de la reina Isabel II podría ir a la cárcel – GENTE Online
 

Nuevo escándalo en la corona británica: la razón por la que un primo de la reina Isabel II podría ir a la cárcel

Simon Bowes-Lyon, conde de Strathmore y Kinghorne, enfrenta una grave causa en la Justicia.  
Actualidad
Actualidad

La realeza británica se enfrenta a un grave episodio que ocurrió en el castillo de Glamis, donde nació la princesa Margarita. Según consignan medios como The Telegraph y Times, un primo tercero de la reina Isabel II admitió haber acosado sexualmente a una mujer en la residencia de la familia Bowes-Lyon en Escocia.

Simon Bowes-Lyon (34) compareció ayer ante un tribunal escocés y se enfrenta ahora a una pena de hasta cinco años de prisión. Un verdadero escándalo que avergüenza a la corona británica.

Simon Bowes-Lyon, primo de la reina Isabel II, acusado de acosar sexualmente a una mujer en el Castillo de Glamis, en Escocia.

El aristócrata fue acusado de irrumpir en el dormitorio de una invitada de 28 años mientras dormía, tras una celebración en el castillo. El ataque sexual ocurrió en febrero pasado, cuando Bowes-Lyon atacó a su víctima durante 20 minutos. La mujer denunció que, tras ingerir grandes cantidades de alcohol, le levantó el camisón, la empujó contra una pared y la toqueteó.

“Estaba dormida cuando alguien llamó a la puerta y se despertó. ‘Soy Sam. Déjame pasar, es importante', relató ayer la fiscal Lynne Mannion. Cuando ella lo rechazó, "el primo depredador de la reina", como lo llaman los medios ingleses, la insultó calificándola como "persona grosera, mala y horrible". Además, el conde le dijo que él podía hacer lo que quisiera en su propia casa.

El escándalo real en The Telegraph.

La víctima logró expulsarlo de la habitación y envió mensajes de socorro a otros invitados. Uno de ellos acudió en ayuda de la mujer cuando el aristócrata regresó al lugar del hecho para tratar de entrar nuevamente al dormitorio.

Otro testigo explicó que había visto "muy afectada" a la víctima tras el grave incidente. A la mañana siguiente, la joven partió del castillo y denunció el hecho ante la policía.

El agresor, a los 15 años, a la derecha y de gafas, en el cortejo fúnebre de la Reina Madre. Desfiló detrás de William y Harry.

Tras haber admitido el cargo de agresión sexual, el conde recibió la libertad bajo fianza y espera la sentencia. Su abogado, John Scott QC, contó que su cliente "está realmente arrepentido, por lo que acepta que fue una conducta vergonzosa y que el alcohol no es excusa".

Bowes-Lyon ya había tenido problemas previos con la Justicia. En 2010 se le retiró la licencia de conducir por nueve meses debido a exceso de velocidad, y en junio del 2020 la policía lo multó por incumplimiento de las restricciones de circulación impuestas para mitigar la propagación del Covid-19.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig