“Nuestra película puede convertirnos en divos de cine” – GENTE Online
 

“Nuestra película puede convertirnos en divos de cine”

Actualidad
Actualidad

Llegan al hotel Plaza a bordo de un Cadillac presidencial de 1963, el mismo modelo de auto que solía transportar a John F. Kennedy. Los protagonistas de esta producción son viejos conocidos de la escuela televisiva fundada por Marcelo Tinelli: José María Listorti (41), el número dos de Ideas del Sur, según recalca el conductor cada vez que puede, y el productor devenido galán y estrella de cine, Pedro Peter Alfonso (34). El debut actoral se hará oficial el próximo 17 de julio, cuando se estrene en todos los cines Socios por accidente, una película de Fabián Forte y Nicanor Loreti. “Nos estamos comiendo las uñas. Todo fue tan rápido... En junio le hice la propuesta a Peter, en julio, agosto y septiembre fueron los ensayos, y en octubre y noviembre filmamos toda la peli, entre Buenos Aires y Misiones”, cuenta Josema con ansiedad. Peter mantiene la calma que lo caracteriza. Sus comentarios son cortos y ácidos. “Yo no quiero verme. Me da miedo ir al cine y encontrar a alguno durmiendo en la butaca… Reírse se van a reír, seguro”. La película mezclará la acción y la emoción, con el humor propio de una dupla que promete una segunda parte.

–¿Qué aprendieron?
Josema: Me encontré con un lenguaje totalmente distinto. Yo pensaba que era lo mismo que hacer un sketch de televisión, pero más largo. ¡Una burrada!

–¿Cuánto se prepararon?
Josema: Tuvimos tres meses de ensayo y otros dos de rodaje. Me acuerdo que a la primera línea que leí del guión, el director me cortó en seco: “No, así no. Esto es cine. Si vos hacés todo eso grande, la gente en la sala va a terminar mareada. Tenés que hacer todo más chiquito”. Y al final me dijo una frase que me marcó: “En cine tenés que hacer reír con la mirada”. Espero haberlo aprendido.

–¿Tuviste que aprender ruso?
Josema: Sí, unas líneas. Mi personaje es un intérprete de ruso que se cruza con un detective.
Peter: Bueno, si él aprendió ruso, yo aprendí a disparar. Tenía dos coaches que me enseñaron la técnica. Lo básico es empuñar y sacar el seguro. Si no sabés cómo agarrar el arma, se te puede caer de la mano. Al principio me asusté: el revólver se me movía para cualquier lado y los cartuchos de la bala me pasaban cerca.

–¿Les recriminaron algo los directores?
Peter: Nos cortaron mucho el humor. Nosotros somos gente de televisión, de lo inmediato. Estábamos acostumbrados a otra cosa, pero esto también fue un desafío para seguir creciendo. Como compañeros de tanto tiempo, nos conocemos de memoria, manejamos el mismo código de humor.

–Vos lo elegiste a Peter como tu socio para el cine. ¿Fue por accidente?
Josema: En este caso, no. Lo elegí, en primer lugar porque lo quiero mucho y segundo, porque es un gran actor. Peter todavía era asistente de producción, y a mí me gustaba cómo tiraba chistes que iban muy bien para los sketches. Entonces, cuando empecé a intentar escribir una película, lo llamé para que me diera ideas. Ahí quedó. Cuatro años después me dio el gusto.
Peter: Me acuerdo que me citó en un bar, sin adelantarme nada. Llegué a pensar que me iba a confesar su amor por Paula... Pero no... Me llevó el guión y me dijo que me preparara para debutar en cine.

–¿Se puede decir que descubriste a Peter?
Josema: No, para nada. Odio a la gente que descubre gente. Cada uno tiene su talento; además, en 2010 le había pedido que la escribiera, no que fuera el protagonista.

–¿Están ansiosos por ver la película?
Peter: Ya la vimos, pero en cine apenas un trailer. A mí me da mucha vergüenza, me muero. Si pudiera elegir, preferiría faltar a la avant première. Verme en el monitor siempre me dio pudor; ahora agregale una pantalla gigante... No sé qué voy a hacer. Tengo miedo de girar la cabeza y ver a uno babeando en la butaca.

–¿Se inspiraron en alguien para sus personajes?
Peter: El mío se llama Rody y es un detective que se las sabe todas. Se hace un poco el duro, pero en algún momento de la película puede llegar a quebrarse. Traté de estudiar varias pelis de James Bond; cuando lo vi dos minutos a Daniel Craig, apagué. Decí que la campera de cuero me cubre bien el cuerpo...

–¿Qué es lo más difícil de trabajar con José María?
Peter: Como te decía, mi personaje es un tipo recio, que siempre tiene que mantener la seriedad. Con Josema y sus morisquetas se me complicaba. La verdad que por momentos la paso mal, es insalubre para la actuación. Hubo una escena corta que estuvimos como 40 minutos para filmarla. Estaba tan tentado que no podía parar de reírme. Decí que los directores tuvieron paciencia...
Josema: Yo creo que el humor es la mejor manera de generar un buen clima en los ámbitos de trabajo. Al final de la película terminamos todos bromeando y con muy buen ritmo. Creo que eso habla bien de lo que hicimos.

–¿Vos en quién te inspiraste?
Josema: A mí me gustan mucho los antihéroes. El tipo que se cree un banana y es un boludo. Bueno, mi personaje es así: se cree valiente y es un cagón, se piensa que es un galán y es un gomazo. Me divierte mucho esa personalidad y creo que es lo que mejor exploto con Matías, el traductor ruso.

–¿Tuvieron complicaciones?
Peter: Yo me operé los ligamentos y los meniscos dos meses antes de la filmación. Al principio rengueaba tanto que tuvimos que inventar una escena donde me disparaban en la pierna, para que tuviese lógica mi manera de caminar. La magia del cine, ¿no?

–¿Qué esperan de todo esto?
Peter: Es imposible saberlo. Si tuviésemos esa fórmula ya estaríamos salvados, y creo que los dos tenemos ganas de seguir trabajando. Esta película puede llegar a ser nuestra consagración en el cine, hacernos estrellas... Nunca se sabe. Si va bien, vamos con la segunda parte.

–¿Qué dijo Marcelo Tinelli al respecto?
Josema: A mí me sorprendió su apoyo. El no tiene nada que ver con la película y sin embargo la vende todo el tiempo, ya sea al aire o por Twitter. Se la voy a llevar para que la vea una vez que termine el Mundial.
Peter: Marcelo no hace nada por compromiso. Yo creo que debe estar muy contento y sentirse orgulloso de lo que estamos haciendo.

–Si hay segunda parte tiene que aparecer...
Josema: Vamos a ver. No sé si habrá algún papel para él. No vamos a modificar toda la estructura por Marcelo Tinelli, ¿no? O, bueno... tal vez sí.

Así llegaron al Plaza Hotel, bromeando sobre su suerte a horas del gran debut cinematográfico. Una  nueva veta laboral para dos actores que le imprimen su propio sello al género cómico.

Así llegaron al Plaza Hotel, bromeando sobre su suerte a horas del gran debut cinematográfico. Una nueva veta laboral para dos actores que le imprimen su propio sello al género cómico.

“Me tocó actuar de antihéroe, un tipo que se cree un banana y es un gomazo. Me divierte mucho esa personalidad y creo que es lo que mejor exploto con Matías, el traductor ruso que interpreto” (Josema)

“Me tocó actuar de antihéroe, un tipo que se cree un banana y es un gomazo. Me divierte mucho esa personalidad y creo que es lo que mejor exploto con Matías, el traductor ruso que interpreto” (Josema)

“Verme en el monitor siempre me dio pudor. Agregale una pantalla gigante... No sé qué voy a hacer. Tengo miedo de ver a uno dormido y babeando en la butaca” (Peter)

“Verme en el monitor siempre me dio pudor. Agregale una pantalla gigante... No sé qué voy a hacer. Tengo miedo de ver a uno dormido y babeando en la butaca” (Peter)

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig