“Nosotras seducimos con la naturalidad” – GENTE Online
 

“Nosotras seducimos con la naturalidad”

Actualidad
Actualidad

Ella es mi versión mejorada”, afirma enfática Dolores (33) recorriendo a Bernardita (16) con sus ojos. “Mirála nomás…, mirála”, agrega poniéndose de pie y avanzando sobre sus largas piernas, ésas que amenazará con medirse vía centímetro luego de culminada la nota. “Andan en el metro treinta. Después te lo confirmo exacto”, arriesga con respecto a su hermana menor. Entonces el periodista dudará, de igual manera que probablemente duda la babysitter de Pampita, que a once metros de distancia le da la mamadera a Bautista, el pequeño hijo de Carolina Ardohain y Benjamín Vicuña, alojados, como las Barreiro, en el complejo Casa Chic de José Ignacio, donde transcurre la primera nota de las dos hermanas juntas.

¿De qué duda hablamos? De quién es, en verdad, la versión mejorada de quién. Incluso, desafiamos a ambas. A ver, ¿altura de cada una? “1,78”, contesta Dolores. “Yo, 1,78”, responde Bernardita. ¿Medidas? “85-60-90”, informa Dolores. “85-60-90”, asiente Bernardita. ¿Color de cabello? “Castaño claro”, señala Dolores. “Castaño claro”, repite Bernardita. ¿Lo peor de sus físicos? “Me encanta mi cuerpo”, lanza Dolores. “Adoro mi cuerpo”, continúa Bernardita. ¿Intercambiarían alguna zona entre ustedes? “Ninguna”, “Ninguna”, se superponen.

¿Comprende de qué duda hablamos, lector? Seguro. Ergo, no hay otra solución que abrir el grabador y dejarlas que lo expliquen o que lo decidan ellas.

Bernardita: No existe nadie como Doli. De chiquita me maravillaba viéndola, desde abajo, caminar imponente la pasarela. Parecía una gigante cargada de elegancia. “Ahí va mi hermana”, pensaba orgullosa.
Dolores: Yo quizá tomé real conciencia del enoooorme parecido, ayer, cuando Santiago (Turienzo), nos mostró en la playa las fotos que acababa de tomarnos. Quedé impactada. Se nota que compartimos los mismos genes.

–Entonces, ¿ustedes creen que el único merecedor de los méritos se llama Dios, vive en el Cielo y atiende en la Tierra?
Dolores: –Dios, lógico, y agreganos a mamá y papá, Silvia (55, licenciada en Letras) y Horacio (63, militar retirado). Ojo, y los genes se trasladan a nuestros hermanos María Milagros (30), María Guadalupe (29), María Trinidad (28) y… –Stop, María…
Bernardita: Horacio Cristóbal (23). Bendito es Horacio entre todas las mujeres.

–¿Bendito? Proviene de un padre militar y un hermano varón. Guardaespaldas al menos no le faltan, imaginamos.
Bernardita: Sí, parece que papá le dio la escopeta a Horacito.
Dolores: Horacio, es quien se lleva a Ber cuando sale con sus amigos. Así la marca de cerca. Coincidimos en que por ahora nada de novios, aunque hay varios candidatos sobrevolando el nido, ¿cierto?
Bernardita: Cierto, nunca tuve novio (lanza una carcajada). Ya llegará el momento oportuno. Lo mismo que la hora de dejar la casita de los viejos.
Dolores: Tranquila, chiquita.

–Eludamos peleas. Volvamos al gen Barreiro. ¿Qué más incluye el ADN familiar?
Dolores: Poder comer a gusto, sin culpas. La gente te ve en un restaurante dándole duro a las milanesas y las papas fritas, y no puede creerlo. “Se los voy a contar a mis amigos”, mandan sorprendidos. Ahora confesáte vos, Bernuch.
Bernardita: Bueno, ¡tampoco me obligues a revelar mis abundantes incursiones a Mc Donald’s, che! Dolores: Soy la mayor, puedo obligarte.

–A propósito, la menor heredó prontito de la mayor su tentadora ocupación. ¿Cómo sucedió?
Dolores: Aclaremos, de entrada, que las mayores de la familia siempre sufrimos peor. A los menores los dejan, los malcrían, suelen rodearlos un séquito de adoradores embobados entre, obvio, los que me incluyo... Perdón, sucede que necesitaba explayarme un cachito en el tema.
Bernardita: Perdonada (risas). Retomo. Me crié observando a Dolores en desfiles, gráficas, revistas. Conozco a Pancho (Dotto) desde los ¡dos años!
Dolores: Calculá qué pasa por mi corazón al verla posando si cuando la acunaba, yo andaba en los 17, y a los 18 arranqué en la carrera. Aparte, y La Nena jamás te lo mencionará, brilla, transmite un ángel especial.

–¿Rasgo típico también del gen Barreiro?
Dolores: Quizá. Los gestos. La espontaneidad. Nosotras seducimos con la naturalidad.
Bernardita: Disculpá el cambio de tema, pero ¿jamás te pregunté si de chica soñabas dedicarte al modelaje o apuntabas en una dirección distinta?
Dolores: Te recuerdo eligiendo los Playmobil, en lugar de jugar a desfilar o vestir Barbies.
Bernardita: ¡Qué memoria! Genia.
Dolores: Gracias. En cuanto a lo mío, se dio. Pensaba estudiar Psicología, o sumarme al curso de azafata y el de traductora de inglés –asistí apenas a dos clases–, para poder viajar por el mundo. Cuando me aparecieron laburos piolas de modelo, no me daban los tiempos y abandoné. Lo que no significó que dejara de viajar por el mundo, je je.
Bernardita: Yo voy a intentarlo. Por eso cuando termine la secundaria en 2009 (este año cursará quinto en un colegio privado de Belgrano R) y me tiro a Diseño industrial. Y en cuanto a mi carrera de modelo, quiero ir a Nueva York para triunfar.
Dolores: Trabajar y estudiar se torna complicado. Ojalá lo consigas.

–Menciona la palabra “complicado”. ¿En su época la falta de estatura limitaba el acceso al fashion?
Dolores: En realidad, empezaba el furor de las pulposas. Siento que a partir de los 90 y tantos se dividió el asunto entre “las modelos de alta costura” y las “modelos de productos”. Tal vez yo encajé en ambos, me adapté. De la misma manera que, siento, me adapté a que me acompañe un poco de popularidad.
Bernardita: ¿Te costó lo de la popularidad?

–Gracias por la mano…
Bernardita: De nada.
Dolores: Aprendí a tomarme las cosas de manera serena, evitar estallar, bajar solita la adrenalina, cultivar la paciencia.

–Ejemplo, ¿cuándo iniciaba alguna relación personal y los medios de prensa intentamos obtener la primicia?
Bernardita: Eso a vos no te pasó, Dolo.
Dolores: Sí, acordáte, nena.

–¿Perdón?
Dolores: Nada, un comentario de hermanas.

–¿Cuál considera, a la fecha, Bernardita, la gran recomendación que le acercó justamente su hermana?
Bernardita: Que no trate de inventarme un personaje, que el secreto reside en mostrarme tal cual soy, libre, despojada, yo.
Dolores: Comprendí eso cuando, a los 19 pirulos, caí de conductora en El rayo. El día que relajé y me propuse aparecer pura, simple, le encontré la rosca. No obstante, amén las interminable sugerencias que uno pueda trasladarle respecto de la profesión, pienso que ella sabrá tomar las decisiones correctas. De titubear, en fin, acá estaremos para ayudarla, tenderle una mano. Lo sabe clarito.
Bernardita: Al margen de seguir abasteciéndome de ropa.
Dolores: ¿Trajiste la que te llevaste ayer?
Bernardita: Me la olvidé.
Dolores: ¡Lindo! Menos mal que calzás un número menos.
Bernardita: Esperá que te alcance, y me llevo algunos de los espectaculares pares de zapatos que guardás.
Dolores: Comprátelos vos con la platita que ganaste. Contá en qué gastaste tus primeros pesos de noviembre… Contá.
Bernardita: Ropa, igual que vos.
Dolores: No te digo que sos la versión mejorada de mí. “Tiene un potencial increíble”, arriesga Dolores. “Me crié observándote a vos en desfiles, gráficas y revistas”, devuelve el halago Bernardita.

“Tiene un potencial increíble”, arriesga Dolores. “Me crié observándote a vos en desfiles, gráficas y revistas”, devuelve el halago Bernardita.

“¿Querés conocer el gran consejo que me dio Dolores?  Que no trate de inventarme un personaje, que me muestre tal cual soy, libre, despojada, yo”. (Bernardita)

“¿Querés conocer el gran consejo que me dio Dolores? Que no trate de inventarme un personaje, que me muestre tal cual soy, libre, despojada, yo”. (Bernardita)

“Amén las interminables  sugerencias que uno pueda trasladarle respecto de la profesión, pienso que ella sabrá tomar las decisiones correctas. De titubear,  acá estaremos para tenderle una mano. Lo sabe clarito”. (Dolores)

“Amén las interminables sugerencias que uno pueda trasladarle respecto de la profesión, pienso que ella sabrá tomar las decisiones correctas. De titubear, acá estaremos para tenderle una mano. Lo sabe clarito”. (Dolores)

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig