«Nos encanta histeriquear y tirarnos los galgos todo el tiempo» – GENTE Online
 

"Nos encanta histeriquear y tirarnos los galgos todo el tiempo"

Actualidad
Actualidad

Ella llega. El la saluda con un beso seco en la boca. Se miran fijo a los ojos. Sonríen cómplices. Y entonces, nadie entiende nada. 

-Después no anden diciendo por ahí que la prensa les inventa romances. Paso el aviso.

Juan Cruz Bordeu (que acusa tener 16 años cuando está con ella) se encoge de hombros. 
Leticia Brédice (que jura tener sólo 12 cuando está con él) responde con una carcajada.


-Leticia, ¿me equivoco o una vez contaste que habías debutado sexualmente con Juan Cruz?
Bordeu:
-...¡¿Cómo?! Nunca me lo dijiste…

Brédice:
-¡Ay, Juan! ¿Cómo que no te lo dije? Bueno, no en el momento. Pero después sí te lo conté.

Bordeu:
-¿Fue en Años rebeldes, la primera película que filmamos juntos?

Brédice:
-¡Claro!

Bordeu:
-Sí, sí, recuerdo: me dijiste que eras virgen. Pasa que yo nunca te creí (risas).

Brédice:
-Qué malo sos. Ya me estás peleando de nuevo…

¿Sabés nadar?, el primer largometraje (dura 89 minutos) de Diego Kaplan, es la excusa que hoy tienen para verse una vez más. Promocionar la película, vender la historia que filmaron en Mar del Plata en 1998, hablar de Dolores (el personaje de Leticia) y de Facundo (el de Juan Cruz), elogiar la letra y música que le pusieron Andrés Calamaro, Daniel Melero y Gillespie es el nuevo pretexto para compartir un café en el pub
Concepto, recordar viejas anécdotas y reírse hasta no dar más.

Brédice: -A m me gustaría empezar la nota contando las excentricidades hollywoodenses de nuestro director.

Bordeu:
-(Lanza la primera carcajada). Cierto. Contale, dale.

Brédice:
-Para los momentos más tensos y difíciles de filmación, como una vez que una de las actrices se peleó con el novio y estaba deprimida, u otra en que el mar estaba congelado y los que hacían de surfers se tenían que meter con las tablas, Diego Kaplan te ponía en clima usando... Juan, contale vos.

Bordeu:
-Bueno, para esos momentos tensos Kaplan usaba un osito. ¿Viste como el de los bebés? Así: un oso todo bien peludito con cierre adelante, en la panza, y unas manoplas en las manos. Y así vestido, te hablaba de la escena que quería filmar.

Brédice:
-(Riendo). Fueron como unas vacaciones.

Bordeu:
-La pasamos genial de verdad. Rodamos con plata ganada en el Casino, fue re timbera esta película. Además, estuvimos de locales: yo me crié en Mar del Plata, prácticamente, porque mi viejo es marplatense.

Brédice:
-Y yo pase ahí todos los febreros de mi vida.

Bordeu:
-Sí, Leti tuvo una sobredosis de Havanna a los 12, ¿no es cierto?

Brédice:
-Por favor, Juan, no cuentes eso.

Bordeu:
-Se comió veinti… ¿Cuántos eran?

Brédice:
-23, dejé uno porque era de fruta.

Bordeu:
-La internaron y todo: Era flaquita así (muestra su dedo meñique) y tenía una panza. ¿Te acordás cuando te fui a ver que estabas como embarazada?

Brédice:
-(Tentada, pero en tono de súplica). ¡Basta, Juan, basta!


-Leticia, brevemente contá cómo es el personaje que hace Juan Cruz.
Brédice:
-Facundo es un chico, porteño él, que se pelea con la novia y se va con su moto a Mar del Plata. Llega y encuentra un mundo totalmente distinto: más tranquilo, una ciudad que lleva una vida como siestera. Y en un bar, conoce a una chica, mesera ella, a quien le propone hacer cine, la convence de que va a ser una estrella, que tiene una cara perfecta para una película que está por filmar... Y todo para conquistarla, obviamente.

Bordeu:
-Dolores se tienta con la idea. Porque además, está juntando plata con el novio (que es Damián Dreizik) porque se van a casar y quieren irse de luna de miel a Camboriú. La propuesta le parece una muy buena oportunidad para hacerse de ese dinero.... Ya verán, pero es una película llena de mentiras y de traición. 

Brédice:
-Una radiografía de la vida misma…

Bordeu:
-Es genial, yo la disfruté muchísimo. Esta película para mí fue muy especial por todo. Por mi amistad de años con Leti.


-Ahí pará, contá: ¿cuándo se conocieron?
Bordeu:
-Cuando nos conocimos, nos adoptamos. Amo a esta mujer. Hubo una época en que nos sentíamos muy solos y llorábamos todo el tiempo, ¿te acordás? 

Brédice:
-¡Cómo lloramos juntos! Era muy emocional todo lo que nos pasaba, nos sentíamos muy solos en este medio. ¿Te acordás cuando soñábamos con hacer una película...? ¿Ves que los sueños con la energía se cumplen? Yo te lo decía.


-Pido otra vez: fecha y lugar del primer encuentro.
Brédice:
-Y... hará diez años. Fue en Uno más uno, un programa de Rodolfo Ledo. A mí Juan me encantaba, siempre me gustó. Pero yo pensaba que como era el hijo de Graciela Borges debía ser un creído.... ¿Sabés lo primero que me dijo? "Te voy a mostrar cómo saludan los actores en televisión". Y pasó corriendo, pero saludando con las dos manos: "Hola, hola, hola, hola....". Ahí mismo me conquistó. 

Bordeu:
-Quedamos deslumbrados los dos, pero nunca pudimos noviar. A partir de ese día quedamos como hermanados.

-Tal vez, sólo era cuestión de tirarle los galgos...
Bordeu:
-Confesémoslo de una vez: estamos enamorados y llevamos diez años en pareja. (Risas). Hablando en serio: yo todo el tiempo le tiro los galgos, pero nos gana la sangre. Real, real.

Brédice:
-Nos encanta histeriquear: nos tiramos los galgos todo el tiempo, es cierto. Pero también es verdad que nunca pasó nada.

-Cuesta creerles. Juan, tu cadena (lleva una al cuello, en plata, que dice SEX) te define como a una persona muy apasionada. Y vos, Leticia, tenés fama de chica erótica, caliente...
Bordeu:
-Yo estoy profundamente enamorado de ella. Pero nos calentamos desde otro lugar. Nos apasiona delirar con imágenes, con escenas. Por ahí escuchamos un tema o leemos un libro, y tanto esa música como esa literatura nos erotiza de la misma manera. ¿Se entiende?

Brédice:
-Tenemos una locura en común. Nos miramos y ya nos reímos.

Bordeu:
-Creo que nuestro punto en común es que somos tan, pero tan, bol… cuando estamos juntos… Es la pavada total, no podemos hablar en serio. Hacemos el culto a la tontería. Somos insoportables. Estamos todo el tiempo: Uju, uju, uju. 

Brédice:
-(Se tienta) Uju, uju, uju...

Bordeu:
-(Tentadísimo) Uju, uju, uju.

por Mariana Montini
fotos: Christian Beliera
peinó: Sergio Lamensa. Maquilló:Betina Frumboli

Así se definen Juan Cruz y Leticia. Llevan diez años tratando de hablar en serio y no lo logran. Dicen que están unidos por la pavada y la risa fácil.

Así se definen Juan Cruz y Leticia. Llevan diez años tratando de hablar en serio y no lo logran. Dicen que están unidos por la pavada y la risa fácil.

Cuando nos conocimos, quedamos deslumbrados los dos. Todo el tiempo le tiro los galgos a Leticia, pero nos gana la sangre. Nunca pudimos noviar, estamos como hermanados" (Bordeu)">

"Cuando nos conocimos, quedamos deslumbrados los dos. Todo el tiempo le tiro los galgos a Leticia, pero nos gana la sangre. Nunca pudimos noviar, estamos como hermanados" (Bordeu)

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig