Nuestras profesiones tienen mucho en común", aseguran." /> «Nos conocimos en Buenos Aires y nos enamoramos en París» – GENTE Online
 

"Nos conocimos en Buenos Aires y nos enamoramos en París"

Actualidad
Actualidad

Ignacio Corleto tiene 26 años. Pesa 93 kilos y mide 1,85. Vive en París, en
la zona de Boulogne. Es jugador de rugby, quizá uno de los más destacados de la
Argentina. Integró el plantel de Los Pumas que protagonizó la gesta histórica
del mundial de Gales 99. Y pronto emigró al rugby profesional europeo. Hoy es
toda una celebridad en el deporte francés: se consagró dos veces campeón con el
Stade Français y su popularidad entre los hinchas lo llevó hasta la tapa de un
calendario… de desnudos. Aquí su historia: "Empecé a jugar al rugby cuando tenía
seis años, siempre en CUBA. Yo quería ser como mi hermano Nicolás, que me lleva
once años y por ese entonces ya jugaba en Menores de 19. Arranqué bien porque
nunca me costó físicamente, y decían que corría rápido. Así pasé por todas las
categorías hasta que cuando cumplí 17 años dejé de jugar seis meses. Estaba un
poco cansado, en crisis con el deporte… Entonces me llamó Nicolás y me invitó a
jugar en Primera. Volví y no paré nunca más. No fue fácil porque estaba en plena
adolescencia y tuve que dejar muchas cosas de lado. Pero una de las mayores
satisfacciones que tengo es que llegué a jugar en Primera con mis dos hermanos,
Nicolás y Federico. A los 18 años me convocaron por primera vez para jugar en
Los Pumas. Y después me fui: me llegaron ofertas desde el exterior y me pareció
que era el momento justo. El tren pasa una sola vez, dicen. Y yo no me lo quise
perder. Tuve que largar mis estudios en Administración de Empresas… Mi primer
destino como profesional fue Narbonne, una ciudad al sur de Francia con 50 mil
habitantes. Llegué pesando 85 kilos y gané ocho de masa muscular. Y si bien ya
pasaron cuatro años desde que cobré mi primer sueldo como tal, todavía me cuesta
decir que trabajo como jugador. Jamás dije: '
Me voy a laburar'… No sé cuánto me
puede durar todo esto, aunque yo pretendo jugar hasta los 30. ¿Después? No tengo
ni idea. Hoy sólo pienso en el deporte, en ganar campeonatos e intentar siempre
ser el mejor del mundo. Mis primeros meses en Europa no fueron fáciles. Los
inviernos son duros y la nostalgia te mata. Extraño todo: los amigos, la
familia, el caos tan particular de Buenos Aires, las milanesas de mamá… En París
me siento muy cómodo. Estoy con Agustín Pichot y Juan Martín Hernández, dos
amigos. Y desde
hace siete meses que estoy de novio con una argentina, que también
vive en París…".

Jazmín Alcorta tiene 23 años. Sus curvas reflejan medidas contundentes:
88-61-90. Mide 1,73 metro de altura y pesa 51 kilos. Vive en París, a metros de
La Bastilla. Y brilla en el mundo del fashion. Hoy protagoniza la última campaña
de Nivea, que luce en las capitales más importantes de Europa. Aquí su historia:
"Siempre soñé con ser modelo. De chica era tan rellenita que mi sueño parecía
inalcanzable. Mis hermanos me decían:
'No tenés chance, gorda', y yo lloraba
como loca. Después, a los quince, me estilicé. En esa época mi hermana Sol hacía
comerciales y la llamaron para un casting. Como no pudo ir, me mandó a mí, quedé
seleccionada e hice mi primer comercial. Empecé a trabajar en la agencia
Ford,
mientras cursaba el secundario en el Lenguas Vivas. Después entré en Dotto
Models, y a los 18 hice mi primer viaje de laburo. ¿El destino? Japón. Volví y
me anoté en Psicología. Cursé dos años y medio, hasta que me fui de vacaciones a
Barcelona y ya no volví. Después me ofrecieron trabajo en Londres, me fui para
allá y perdí definitivamente el tren del estudio. Hice un buen grupo de amigas,
entre ellas Julieta Spina, con quien hoy comparto el departamento en París.
Viajo seguido a Buenos Aires. Con Irupé Morinigo y su hermana Jazmín abrimos un
local en Acassuso. Se llama Jazirana y es un multimarcas, aunque pronto vamos a
diseñar nuestra propia ropa. La vida en París es espectacular, allá me siento
muy cómoda. Estoy con amigos y lo tengo a Nani en la misma ciudad, así que no
tengo motivos para volver. París es tan romántica…".

Jazmín Alcorta y Nani Corleto posan ahora frente a cámaras. En Buenos Aires, por
supuesto. Llevan sus torsos desnudos. Luego del último flash, desgranan el
último capítulo de sus historias.

-¿Cómo se conocieron?
Nani:
En Tequila, Buenos Aires. Apenas
si nos vimos, fue un "hola y chau". 
Después nos encontramos en París en el cumpleaños de un amigo en común. Yo no
estaba pasando un buen momento y Jazmín me ayudó mucho. Empezamos muy despacio,
pero ya hace siete meses
que estamos juntos.
Jazmín: Nos conocimos en Buenos Aires y nos enamoramos en París.

-¿Fantasean con vivir juntos?
Jazmín:
No tenemos apuro, aunque tampoco lo veo como algo muy lejano. Como
vivimos en la misma ciudad, pasamos mucho tiempo juntos.

-¿Cómo definiría la conexión entre rugbier y modelo?
Nani:
La vida de los jugadores
de rugby y las modelos tienen puntos en común. Vivimos en el exterior, nos
fuimos
de nuestras casas muy jóvenes,
viajamos mucho…
Jazmín: Nani se va de París cada quince días, cuando juega de visitante. Y yo
trabajo en distintos puntos de Europa. Pero aprovechamos cada minuto juntos para
no extrañarnos mucho.

-Jazmín, defina la performace como modelo de su novio.
Nani:
(ríe) ¿Modelo? Yo hice una campaña para Tascani. Me sedujo la idea por su
originalidad: hasta el momento ningún otro rugbier había hecho una campaña de
moda. Pero no es lo que pretendo para mí, además sé muy bien que no me da…
Jazmín: ¿La verdad? Es un bombón…

por Jorge Martínez Carricart
fotos: Santiago Turienzo
producción: Fini Bencardini
(Agradecimientos: Susila Tantrik, 47 Street, Nike y Natalia Antolín para Jazirana. Maquilló: María Orozco para Buenos Aires Make Up. Peinó Javier Luna con productos L'Oréal Professionel. www.javierluna.com.ar)

Cuando nos vimos por primera vez, en Tequila, casi ni hablamos", jura Nani. "Por suerte nos volvimos a encontrar algunos meses después en París. Ahí arrancó nuestra historia. Y ya nunca nos separamos", continúa Jazmín.">

"Cuando nos vimos por primera vez, en Tequila, casi ni hablamos", jura Nani. "Por suerte nos volvimos a encontrar algunos meses después en París. Ahí arrancó nuestra historia. Y ya nunca nos separamos", continúa Jazmín.

Jazmín Alcorta grabó su primer comercial cuando tenía quince años. A los veinte viajó a Europa y ya no paró de trabajar. Vivió en Barcelona, Londres, hasta que finalmente recaló en París. Es la protagonista de la última campaña de Nivea y su cara se refleja en las principales revistas europeas. Hace un mes abrió un local de ropa en Acassuso, al que bautizó Jazirana. Sin embargo, aún no piensa volver a la Argentina.

Jazmín Alcorta grabó su primer comercial cuando tenía quince años. A los veinte viajó a Europa y ya no paró de trabajar. Vivió en Barcelona, Londres, hasta que finalmente recaló en París. Es la protagonista de la última campaña de Nivea y su cara se refleja en las principales revistas europeas. Hace un mes abrió un local de ropa en Acassuso, al que bautizó Jazirana. Sin embargo, aún no piensa volver a la Argentina.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig