«No voy a parar hasta convertirme en el número uno del mundo» – GENTE Online
 

"No voy a parar hasta convertirme en el número uno del mundo"

Actualidad
Actualidad

Como si se tratara del guión de una película de Hollywood, el
chico que hace 21 años fue bautizado con el nombre del tenista más
glorioso de la Argentina, hoy tritura rivales y asombra al mundo como lo hizo
el gran Willy en los setenta: “Compararme con Vilas es una locura...”,
dice Coria, y después de pensar unos segundos, completa la frase: “Estaría
pidiendo demasiado si te digo que mi sueño es ganar por lo menos un treinta
por ciento de lo que él consiguió. Aunque sé que para un
mortal, esa es una meta imposible de conseguir”
. Así, el chico
de Venado Tuerto del que hablan todos, trata de permanecer con los pies sobre
la tierra aunque cada vez que pisa el polvo de ladrillo parecería que
vuela. Y esta última semana fue la arcilla colorada de Sopot, Polonia,
la que vibró con su magia y le dio al argentino su tercer título
consecutivo, el quinto de su carrera. Como si te tratara de una máquina
imparable, el Mago no sólo gana prestigio y engruesa su cuenta bancaria
(esta vez se quedó con un cheque de 50 mil euros), ahora el sueño
de cualquier rival es, aunque más no sea, poder ganarle un set.

UN ROMPERRECORD. Lleva 15 partidos ganados de manera consecutiva sin
relegar puntos. En esta temporada jugó 58 partidos de los cuales ganó
47, y de los 15 torneos que disputó, en cuatro oportunidades se quedó
con la copa (el Master Series de Hamburgo y los ATP de Stuttgart, Kitzbuhel
y Sopot). Rompió una racha de veinte años sin que un tenista argentino
se coronara en tres torneos seguidos, el último había sido José
Luis Clerc en 1983. Y su nivel sigue en aumento con la misma velocidad con la
que escala posiciones en el ranking, donde hoy está sexto, y tercero
en la carrera de campeones.
Desde Canadá, a pocas horas de enfrentar al español Feliciano
López en el Masters Series, habló con GENTE de su gran momento.

–Los tres títulos y los 15 partidos ganados de forma consecutiva
dan la sensación de que sos imbatible en polvo de ladrillo…

–Estoy muy seguro, pero en ningún momento pienso que soy imbatible.
Esta es una racha positiva que tengo que aprovechar, pero tampoco hay que relajarse
mucho. Continuamente estoy frente a verdaderos monstruos y en cualquier momento
esto se puede terminar. Pero me siento muy fuerte en la parte mental y creo
que este es el punto clave para encontrarle una explicación a mi rendimiento.
Y un plus: estoy diez puntos físicamente, aunque para este torneo voy
a llegar con una carga de partidos muy importante.

–Llama la atención que en los últimos encuentros el público
se volcó hacia vos como normalmente lo hace con Agassi. ¿A qué
se debe este romance?

–Es algo que al principio a mí también me sorprendió.
Por ahí estaba en Alemania y veía que festejaban mis puntos como
si se tratara de un jugador local. Creo que todo se debe al momento que estoy
pasando y a mi manera de jugar. Eso hace que la gente se sienta identificada
y me dé su respaldo. Yo salgo a la cancha y por los aplausos siento que
estoy jugando en la Argentina.

–Ya sos jugador puesto en el partido ante España por Copa Davis,
tu participación en el Masters de Houston está casi asegurada,
¿qué meta te queda en este año?

–Bueno, Gustavo Luza todavía no dio el equipo (risas), aunque sé
que con estos resultados tengo más chances de estar. Ojalá pueda
cumplir ese sueño. Con respecto al masters, sé que me faltan muy
pocos puntos para asegurarme un lugar, pero no me quiero dormir. Hoy mi meta
principal es poder entrar en esos torneos y después la máxima:
ganar la Davis con mi país.

–¿Hasta dónde podés llegar al final del 2003?
–No voy a parar hasta convertirme en el número uno del mundo. Sé
que para eso es necesario que mantenga este nivel, pero jugando de esta manera
tengo muchas posibilidades. Ahora se viene la temporada de cemento y hay que
seguir sumando para alcanzar ese gran objetivo. Me estoy matando para cumplir
este sueño que está pendiente desde que tengo una raqueta.

por Sergio Oviedo
fotos: AFP
(agradecimiento: Rafael Groppo, IMG)
<i>.">

"Jamás pensé que iba a ganar este torneo. Llegué a Polonia con una carga de partidos muy importante y tuve que dar el máximo para poder hacer el triplete" .

Toda la técnica para devolver de revés una de las arremetidas del español David Ferrer, a quien venció 7-5 y 6-1 en el partido final.

Toda la técnica para devolver de revés una de las arremetidas del español David Ferrer, a quien venció 7-5 y 6-1 en el partido final.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig