“No tengo tiempo de pensar en el miedo”: el dramático testimonio de la infectóloga que atendió al primer paciente de Covid-19 en Argentina – GENTE Online
 

“No tengo tiempo de pensar en el miedo”: el dramático testimonio de la infectóloga que atendió al primer paciente de Covid-19 en Argentina

Actualidad
Actualidad

Gabriela Vidiella es coordinadora del área de Infectología en el centro médico al que ingresó –el domingo 1º de marzo– el denominado Caso Cero de nuestro país. El paciente, Claudio Ariel P. de 43 años, había viajado a Italia por asuntos laborales.

El martes 3 de marzo, la doctora Gabriela Vidiella, médica infectóloga de Swiss Medical Group, se encontraba reunida con el jefe de la Guardia de la institución cuando éste recibió por teléfono la confirmación del Malbrán de que el paciente ingresado el domingo 1º de marzo tenía coronavirus. “Asombro, incertidumbre, ansiedad…”, responde la especialista a la pregunta de cuáles fueron las sensaciones de ese momento. Y no es para menos… ¡Se trataba del primer caso de Covid-19 en el país!

“Asombro, incertidumbre, ansiedad…”, fueron sus primeras sensaciones.


–¿Qué fue lo primero que hicieron?
–Les comunicamos el resultado a los directores médicos y se decidió conjuntamente la derivación al Sanatorio Agote.
–¿Por qué tomaron esa decisión?
–Porque la Guardia del Centro Médico tiene habitaciones individuales muy pequeñas, como para que los pacientes permanezcan pocas horas, no para internación. Es decir, son lugares de tránsito. Además, en el caso de que hubiera complicaciones, en el Agote podría haber recibido otro tipo de atención, ya que cuenta con una Unidad de Terapia Intensiva.
–¿Cómo estaba el paciente al ingresar a la Guardia?
–Llegó con un cuadro gripal sin complejidad alguna. Tenía muy pocos síntomas y por eso estuvo muy bien desde el inicio. Lo recibió el equipo de médicos clínicos que atiende en la Guardia.
–¿Estaba preparada la Guardia para recibir un caso positivo?
–Sí. La misma dispone de un sistema de triage: un método de selección y clasificación, que evalúa prioridades y detecta la necesidad de evaluar con algunos recaudos a determinados pacientes que podrían llegar a tener infecciones transmisibles. Ya habíamos previsto todas las estrategias recomendadas para este tipo de situaciones de pandemia: capacitaciones al personal de salud, prevención de los recursos necesarios de protección y suspensión de las cirugías programadas. También habíamos marcado áreas de atención y circuitos necesarios para la atención adecuada de estas personas, separadas de quienes vinieran por otras consultas clínicas.
–¿Sintió miedo en algún momento?
–Todos los médicos, en diferente medida, tenemos miedo. Personalmente ya había evaluado a otros casos sospechosos, pero que finalmente no se habían confirmado. Este paciente se encontró muy bien clínicamente, desde su ingreso hasta el alta. Está dentro del 80 por ciento de casos con buena evolución. Era joven y sano. Es decir, sin antecedentes patológicos.

Claudio Ariel P. fue el primer paciente con coronavirus en Argentina.


La doctora Vidiella también se desempeña como infectóloga en los Centros Doctor Stamboulian y es miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI). Cuenta que el paciente fue aislado y se mantuvo en una habitación individual de la Guardia del Centro Swiss Medical Group desde el domingo 1º a la mañana hasta el martes 3 a las 19 horas. “La derivación tardó. Yo terminé mi trabajo y me fui a mi casa, porque era el cumpleaños de mi hija. Al rato me llamó la doctora Adriana Gamba, directora del Sanatorio Agote, porque el paciente estaba por llegar allí y quería que yo acompañara todo el proceso de internación. El personal del Agote contaba con el entrenamiento del personal y los equipos de protección adecuados”, relata la infectóloga. Y agrega: “A los diez días se le dio el alta, para completar el aislamiento en domicilio que determina el Ministerio de Salud. Estaba en excelente estado. El aislamiento en total es de 21 días desde el comienzo de los síntomas. Como dije, era un paciente joven y sano, que estuvo muy bien desde el inicio. Tenía muy pocos síntomas. Por eso hasta realizó ejercicio dentro de la habitación”.

"Por otro lado, estamos convencidos de que el equipo de protección personal recomendado garantiza una protección adecuada"

–¿Cuántos casos hay hoy en el Centro Médico donde atiende usted?
–Luego de este primer paciente, el Sanatorio Agote se transformó en un centro de derivación de Swiss Medical Group. Al domingo 29 teníamos 39 pacientes, entre casos confirmados y probables.
–¿Le da temor exponerse todos los días al virus?
–¡Estoy tan ocupada que no tengo mucho tiempo de pensar en el miedo! Por otro lado, estamos convencidos de que el equipo de protección personal recomendado, retirado cuidadosamente –ése es el momento donde pueden cometerse errores, como tocarse la cara–, garantiza una protección adecuada. No quiere decir que no haya miedo, pero no es un temor que no nos permita seguir adelante.
–¿Y en su casa, con su familia, qué recaudos toma?
–Cuando llego, me saco toda la ropa y me voy a bañar.

Fotos: Gentileza Dra. Gabriela Vidiella y Claudio Ariel P.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig